¿Quién es quién en Nuevo Curso?

Versión para impresión
AdjuntoTamaño
Icono PDF quien_es_quien_en_nuevo_curso.pdf178.03 KB

El proletariado solo podrá liberar a la humanidad de las cadenas cada vez más asfixiantes del capitalismo mundial si su lucha es inspirada y fertilizada por la continuidad histórica crítica de sus organizaciones comunistas, ese hilo histórico que va desde la Liga de los Comunistas en 1848 hasta las organizaciones actuales que se reivindican de la Izquierda Comunista. Privado de esa brújula sus reacciones contra la barbarie y la miseria que impone el capitalismo se verán condenadas a una acción ciega, desesperada, lo que puede conducirlo a una cadena de derrotas definitiva.

El blog Nuevo Curso pretende hacer pasar como “Izquierda Comunista” la obra de Munis que nunca logró romper realmente con el planteamiento y las orientaciones erróneas de la Oposición de Izquierda que degeneraría en el trotskismo, una corriente que desde los años 40 se ha situado claramente en la defensa del capitalismo, junto a sus hermanos mayores, el estalinismo y la socialdemocracia.

Respondimos a esta pretensión con el artículo Nuevo Curso y una "Izquierda Comunista Española" ¿De dónde viene la Izquierda Comunista?[1] donde expusimos de forma argumentada que “el futuro partido mundial de la revolución comunista, para que pueda contribuir realmente a ella, no podrá asumir el legado de la Oposición de Izquierda. Tendrá que basar necesariamente su programa y sus métodos de acción en la experiencia de la izquierda comunista. (…) hay una herencia común de la izquierda comunista que la distingue de las otras corrientes de izquierda que han surgido de la Internacional Comunista. Por lo tanto, cualquiera que afirme pertenecer a la Izquierda Comunista tiene la responsabilidad de esforzarse por conocer y dar a conocer la historia de este componente del movimiento obrero, sus orígenes en reacción a la degeneración de los partidos de la Internacional Comunista, los diferentes grupos que están vinculados a esta tradición por haber participado en su lucha, las diferentes ramas políticas que la componen (la Izquierda Italiana, la Izquierda Holandesa-alemana, etc.). En particular, es importante aclarar los contornos históricos de la izquierda comunista y las diferencias que la distinguen de otras corrientes de izquierda, en particular la trotskista

Este artículo escrito en agosto de 2019 ha sido totalmente ignorado por Nuevo Curso. El sonido de su silencio ha resonado ruidosamente en los oídos de todos los que defendemos la herencia y la continuidad crítica de la Izquierda Comunista. Esto resulta aún más chocante cuando Nuevo Curso publica cada día un nuevo artículo donde se abordan todos los temas imaginables desde Netflix, el mensaje navideño del Rey español hasta el origen de la fiesta de la Navidad. Sin embargo, no ha creído necesario dedicar nada a algo tan vital como la justificación argumentada de su pretensión de hacer pasar como Izquierda Comunista la continuidad más o menos crítica de Munis con la Oposición de Izquierdas que dio lugar al trotskismo.

Nuestro artículo se planteaba finalmente “Quizá pudiera tratarse de un culto sentimental a un antiguo combatiente obrero [Munis]. Si ese es el caso debemos decir que el resultado será una mayor confusión, pues sus tesis, convertidas en dogmas, no harán sino destilar lo peor de sus errores. (…) Otra explicación posible es que se pretenda combatir la auténtica Izquierda Comunista con una “doctrina” spam (…) utilizando los materiales de aquel gran revolucionario. Si tal es el caso es obligación de los revolucionarios combatir con la máxima energía semejante impostura”.

Lo peor de la derrota de la oleada revolucionaria mundial de 1917-23 es que se hizo pasar como “comunismo”, “marxismo” y “principios proletarios” la gigantesca adulteración que perpetró el estalinismo. Las organizaciones revolucionarias actuales no pueden permitir que todo el patrimonio duramente desarrollado durante casi un siglo por la Izquierda Comunista sea reemplazado por una doctrina spam basada en la confusión y la gangrena oportunista que significó la Oposición de Izquierda.  Ello supondría un golpe brutal a la perspectiva de la revolución proletaria mundial.

Los orígenes de Nuevo Curso

En septiembre de 2017 descubrimos por primera vez la página web (blog) de Nuevo Curso[2], que inicialmente se presentaba como interesado en las posiciones de la Izquierda Comunista y abierto a la discusión. Eso es lo que decían al menos en la respuesta a la primera correspondencia que les enviamos:

«…no nos vemos como un grupo político, como un proto-partido o algo así… Al revés, como vemos nuestro trabajo es casi como algo «formativo», ayudando a la discusión en centros de trabajo, entre jóvenes, etc. y una vez clarificados unos mínimos, sirviendo de puente a esas nuevas personas que descubren el marxismo con las organizaciones internacionalistas (básicamente TCI y vosotros) que, tal como lo vemos nosotros, deberíais ser los aglutinantes naturales del partido futuro, aunque estéis muy débiles ahora (como toda la clase, claro).»[3]

Este planteamiento desapareció unos meses después, sin mediar una explicación detallada y convincente, se declaraban la continuación de una supuesta Izquierda Comunista española cuyos orígenes serían Munis y su grupo el FOR[4]. Ya hemos puesto de manifiesto que esa pretendida filiación significa una confusión entre la Izquierda Comunista y el trotskismo, y que, desde el punto de vista de la continuidad de los principios políticos, las posiciones de Nuevo Curso no siguen las de la Izquierda Comunista, sino las del trotskismo, o en el mejor de los casos, de las tentativas de ruptura con él[5]. No hay pues una continuidad programática de Nuevo Curso con la Izquierda Comunista.

Pero ¿Qué hay de la continuidad orgánica? Lo que originariamente decían ellos mismos es:

«Debajo del blog y de la «Escuela de Marxismo» estamos un pequeño grupo de cinco personas que trabajamos y vivimos juntas desde hace quince años en una cooperativa de trabajo que funciona como una comunidad de bienes. Fue nuestra forma de resistir a la precarización y ganarnos la vida. También de mantener un modo de vida donde pudiéramos discutir, aprender y ser útiles a nuestras familias y amigos en una época difícil» (ídem)

Y según reconocen igualmente, su actividad principal estaba lejos de ser la crítica marxista; más bien consistía genéricamente –a falta de una mayor concreción- en dedicar sus esfuerzos «a la posibilidad de que el trabajo se organizara de manera productiva (un nuevo movimiento cooperativo o comunitarista que hiciera evidente la posibilidad tecnológica de una sociedad des -mercantilizada, es decir comunista)»[6] (ídem)

Por otra parte, además de este núcleo central, y al parecer procedentes de dinámicas diferentes de reflexión y discusión, han convergido diferentes grupos de jóvenes en varias ciudades[7].

Con esos mimbres, lo que resulta sorprendente es el bagaje político y las referencias a las posiciones de la Izquierda Comunista que la página web de Nuevo Curso ha exhibido desde el principio. Y uno de los elementos que contribuyen a ello lo explican también en su carta:

«Uno de nosotros –se refiere al núcleo cooperativista, NdR-, Gaizka[8], fue un antiguo contacto vuestro en los noventa y como él dice, la cabeza se le amuebló y aprendió marxismo con vosotros. Contar con él y con la biblioteca que aportó, ha sido una parte importante en nuestro proceso. » (Ídem)

Efectivamente, este “miembro cooperativista” se presentó en diciembre de 2017 en nuestra Reunión Pública en Madrid sobre el centenario de la Revolución rusa, y resultó ser un viejo conocido, de sobrenombre Gaizka, que en los años 90 mantuvo una discusión programática con la CCI. Al terminar la reunión nos informó de que estaba en contacto con un grupo de jóvenes, “proporcionándoles formación marxista”, y nos animó a que retomáramos el contacto.

Nuestra respuesta a su propuesta de retomar el contacto fue que antes debería aclarar ciertos comportamientos políticos que en los años 90 fue incapaz de explicar, y que lo involucraban en actitudes carreristas y en una relación mantenida con el PSOE[9] al mismo tiempo que se reivindicaba de las posiciones de la Izquierda Comunista[10].

No respondió en Diciembre (2017), ni tampoco después, a las 4 cartas que le hemos enviado en el mismo sentido. Por eso, siguiendo la tradición proletaria de llegar a una claridad sobre este tipo de episodios inciertos que permanecen oscuros, continuamos pidiéndole explicaciones ahora. Y es que, a falta de esas explicaciones, el seguimiento de su actividad política[11] desde que lo conocimos muestra una vinculación mantenida principalmente con el PSOE.

La trayectoria de Gaizka

1992-1994, contacto con la CCI y huida

En 1992, Gaizka contacta con la CCI y se presenta como miembro de un grupo llamado “Unión Espartaquista”, que pretende defender las posiciones de la Izquierda comunista alemana (que hoy parece que ya no le hacen tanta gracia). En realidad, se trata básicamente de él y su pareja[12]; y su conocimiento de las posiciones y las tradiciones de la Izquierda Comunista es más una aspiración.

Desde el principio muestra un interés por integrarse rápidamente en nuestra organización y se incomoda cuando las discusiones se alargan por falta de clarificación, o cuando se cuestionan algunos de sus comportamientos –en particular respecto a otro elemento que se suma a un círculo de discusiones en Madrid, en el que participó también puntualmente una delegación de Battaglia Communista.

También plantea problemas la discusión sobre su trayectoria política. Aunque nos había informado de que estuvo en contacto con las juventudes socialistas, mostraba una especie de fascinación hacia la experiencia de los Kibutz[13], y un discurso que a veces parecía vincularlo con Borrell[14] y el lobby pro- judío socialista[15]. Tampoco aclaró nunca su relación orgánica con el PSOE ni su ruptura[16].

En 1994 en la CCI se desarrollaban debates sobre el problema del peso del espíritu de círculo en el Movimiento obrero desde 1968 y el afinitarismo bajo la cobertura de proyectos de vida “comunitaristas”. En el curso de las discusiones sobre nuestros principios de organización, habíamos presentado nuestras posiciones sobre todo esto a Gaizka. Y es posible que fuera por eso que, cuando le pedimos explicaciones directamente sobre los aspectos que nos parecían poco aclarados de su trayectoria[17], en primer lugar, no se sintió en absoluto extrañado, a pesar de que le planteamos una confrontación que incluía una grabación (nunca antes habíamos grabado una discusión con él). Y, en segundo lugar, simplemente no dio ninguna explicación y desapareció del mundo de la Izquierda Comunista…

¡Hasta ahora!

Una vinculación mantenida con el PSOE…

Lo que plantea cuestiones en la trayectoria política de Gaizka no es que, en algún momento, fuera simpatizante o militante de las juventudes socialistas y que no lo hubiera planteado claramente; lo que merece una explicación es que, a pesar de su pretendida convicción en las posiciones de la Izquierda Comunista, su trascurso vital está lleno de trazos que muestran una relación política con personajes que son o han sido, altos mandatarios del PSOE.

En 1998-99, participa como “asesor”, sin que nunca se aclare lo que eso significa, en la campaña de Borrell para las primarias del PSOE, como así consta en algunas de sus propias reseñas en la web. Uno de nuestros militantes lo ve en TV en las oficinas del candidato[18]. Gaizka ha intentado quitarle hierro al asunto presentándose a sí mismo poco menos que como “el chico de los recados” de la campaña, en el que Borrell ni siquiera reparaba. Pero lo cierto es que algunos dirigentes del PSOE, como Miquel Iceta[19] por ejemplo, dicen públicamente que conocieron a Gaizka en esta campaña. Y no parece que tenga mucho sentido que los mandos del PSOE fueran a pedirle a Borrell que les presentara al botones.

Pero es que, además, durante los mismos años, Gaizka participa en una “Misión humanitaria” del Consejo Europeo de Acción Humanitaria y Cooperación de la UE[20] en Kosovo junto a David Balsa, actual presidente de la Conferencia Eurocentroamericana y entonces presidente del Consejo Europeo de Acción Humanitaria y Cooperación, ex líder de las Juventudes socialistas y ex miembro de la ejecutiva del Partido Socialista de Galicia. En un escrito al Partido Radical Italiano, Gaizka se refiere a él como «el chico que fue en mi lugar a Albania».

Más allá de lo que esto pueda sugerir respecto a la sospecha de una relación más estrecha de lo que nunca ha reconocido, de Gaizka con el PSOE, significa la participación activa en una guerra imperialista bajo la cobertura de “acción humanitaria” y los “derechos humanos”[21].

En 2003 asesora igualmente la campaña de Belloch[22] por el PSOE a la alcaldía de Zaragoza, y esta vez sí, dice: «estuve muy involucrado en la campaña del alcalde, Juan Alberto Belloch, de redefinir la ciudad como un espacio urbano, de paisaje económico, donde pueden desarrollarse el tipo de empresas ligadas a las comunidades reales, muy transnacionalizadas e hiperconectadas».

En 2004, tras los atentados del 11M y la victoria electoral del PSOE, Rafael Estrella prologa un libro de Gaizka con elogios y alabanzas a sus cualidades. Este señor fue diputado del PSOE, portavoz de la Comisión de Asuntos exteriores del congreso de los diputados y presidente de la Asamblea parlamentaria de la OTAN[23]. El libro subraya la incompetencia del PP para entender los atentados de Atocha, pero no se le escapa ni una sola crítica al PSOE. El mismísimo Felipe González lo cita en alguna ocasión.

Este mismo diputado del PSOE sería después embajador de España en Argentina a partir de 2007 (hasta 2012) e invitaría a Gaizka a presentar su libro en la embajada, poniéndole en contacto con los círculos políticos y empresariales de aquel país.

Otro “padrino” que jugó un papel importante en la aventura Sudamericana de Gaizka fue Quico Mañero, del que dijo en una dedicatoria de otro libro suyo: «A Federico Quico Mañero, amigo, conector de mundos y tantas veces maestro, que nos empuja desde hace años a “vivir en la danza” de los continentes y las conversaciones, recibiéndonos y cuidándonos en cada lugar en el que aterrizamos. Sin él no habríamos llegado nunca a vivir como neovenecianos».

Lo que dice Izquierda Socialista (corriente de izquierda del PSOE) de este señor es:

«La parte de REPSOL[24] correspondiente a Argentina es el negociado de don Quico Mañero, exmarido de Elena Valenciano[25], histórico dirigente del PSOE (secretario general de las Juventudes Socialistas) asesor y conseguidor de empresas cercano a Felipe González, que fue nombrado en 2005 miembro del Consejo de Administración argentino de Repsol-YPF. Actualmente está bajo investigación por el escándalo de Invercaria y los fondos de reptiles andaluces, de donde recibió 1,1 millones de euros.»[26].

En este mismo periodo, en 2005, Gaizka trabaja para la Fundación Jaime Vera del PSOE, que es tradicionalmente una institución de formación de cuadros políticos del partido, y que parece que a partir de 2005 inicia un programa internacional de formación de cuadros con vocación de ganar influencia más allá de las fronteras de España. En ese contexto, Gaizka participa en la formación de los llamados cyberactivistas K en Argentina, que apoyaron la campaña de Cristina Kichner en 2007, cuando llegó a la presidencia del gobierno:

«La idea nació hace dos años, por un acuerdo político del Gobierno. Fue en 2005, entre una veintena de jóvenes seleccionados por la Casa Rosada para capacitarse en la Fundación Jaime Vera, la escuela de gobierno de los líderes del PSOE, el partido socialista español. Allí estaban los creadores del ciberactivismo K:  el militante Sebastián Lorenzo ( www.sebalorenzo.com.ar ) y Javier Noguera ( nogueradetucuman.blogspot.com ) , secretario de Gobierno de José Alperovich, gobernador de Tucumán. "Quedamos maravillados cuando hablaron de blogs y redes sociales", dijo Noguera a LA NACION. No era para menos: el "profesor" español era el referente mundial en ciberactivismo… El mismo que hace un mes, acompañado por el embajador Rafael Estrella, presentó en Buenos Aires su nuevo libro (ver antes, NdR)»[27].

Durante la década de los 2010s y sobre todo tras la derrota electoral del PSOE, hay menos evidencias de compromisos con este partido.

… Y puntual con el liberalismo de derechas

En efecto, antes de la victoria del PSOE en 2004, Gaizka intenta arrimar el ascua del PP a su sardina, y colabora esta vez con las juventudes del PP, en la creación de los liberales.org, que en palabras de los mismos organizadores serviría para «crear un directorio en el que poner un poco de orden al liberalismo hispano presente en internet.  Este fin de semana nos hemos puesto manos a la obra y, tras muchas horas delante del ordenador, hemos cartografiado lo que en la Red existe, producto de las diferentes (y a veces antagónicas) familias liberales y libertarias (no confundir con anarquistas). Así ha nacido LosLiberales.org, un proyecto no partidario para liberales e interesados en aprender sobre este tipo de pensamiento…»[28].

Este tinglado incluía elementos como Jiménez Losantos[29], para cuyo periódico Libertad digital Gaizka escribió varios artículos, o los liberal -conservadores cristianos, de los que los propios autores dudaban si se podían considerar liberales o extrema derecha.

Según palabras del periodista Ignacio Escolar[30] en el libro La blogosfera hispana, ese club «duró poco. Desacuerdos ideológicos y personales entre los fundadores acabaron con el proyecto».

¿Qué hace un individuo como Gaizka en un sitio como La Izquierda Comunista?

El examen del curriculum vitae político de Gaitzka habla claramente de una relación estrecha con el PSOE. El PSOE, desde que en el Congreso Extraordinario de abril 1921[31] abandonó definitivamente el campo del proletariado, tiene una larga hoja de servicios al Estado Capitalista: en la dictadura de Primo de Rivera (1923-30), su sindicato, la UGT, era el chivato de la policía delatando a numerosos militantes de la CNT y un gerifalte del entramado PSOE-UGT, Largo Caballero, fue consejero de Estado del dictador. En 1930, el PSOE cambió rápidamente de chaqueta y se puso al frente de las fuerzas que en 1931 implantarían la Segunda República, donde desempeñó la jefatura del gobierno en coalición con los Republicanos entre 1931-33. Hay que destacar que en esos 2 años 1500 obreros fueron asesinados en la represión de las huelgas y tentativas insurreccionales. Después, el PSOE fue el eje del gobierno del Frente Popular dirigiendo el esfuerzo de guerra, la militarización y dando carta blanca a la jauría estalinista para reprimir la insurrección obrera de Barcelona de mayo 1937. Con la restauración democrática de 1975, el PSOE ha sido la columna vertebral del Estado, siendo el partido que más años ha estado al frente del Gobierno (1982-1996, 2004-2011 y desde 2018). Las medidas más brutales contra las condiciones de la clase obrera han sido impuestas por gobiernos PSOE destacando los planes de reconversión de los años 80 que supusieron la pérdida de UN MILLON DE PUESTOS DE TRABAJO o el programa de recortes sociales que iniciaría el gobierno PSOE de Zapatero y que luego continuaría el gobierno PP de Rajoy.

Con este baluarte del Estado burgués ha colaborado Gaizka y no se trata de relaciones con “elementos de base”, más o menos engañados, sino con altos responsables del Partido, nada más ni nada menos, que con Borrell que acaba de ser nombrado responsable de la política exterior y de seguridad de la Comisión Europea, con Belloch que fue ministro del Interior, con Estrella que fue presidente de la asamblea parlamentaria de la OTAN.

En el curriculum vitae de Gaizka no se puede encontrar el menor rastro de convicción firme en las posiciones de la Izquierda Comunista, y para ser sinceros, ni siquiera de que tenga unas convicciones políticas, pues no dudó en coquetear por un tiempo con el campo de la derecha. El “marxismo” de Gaizka pertenecería más bien al campo del “marxismo – grouchismo”, recordemos que el famoso cómico Groucho Marx dijo aquello de “Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros en el bolsillo”.

Por eso la pregunta es: ¿qué es lo que hace que hoy Gaizka pretenda crear con Nuevo Curso un vínculo “histórico” con una supuesta “Izquierda Comunista Española”? ¿Qué tiene que ver este señor con esas posiciones, con el combate histórico de la clase obrera?

Y en continuidad con eso, ¿Qué es lo que hace que un grupo parásito como el GCIC, alguno de cuyos militantes eran miembros de los órganos centrales de la CCI en 1992-94,  y que estaban al corriente del comportamiento de Gaizka, igual que están hoy al corriente de que él es animador principal de Nuevo Curso, miren a otro lado, se callen, y traten de ocultar así mismo su trayectoria  y declaren que este grupo es el futuro de la Izquierda Comunista y cosas como esa?

«Nuevo Curso es un blog de compañeros que empezó a publicar desde septiembre pasado tomas de posición regulares sobre la situación y sobre cuestiones más amplias, incluso teóricas. Desgraciadamente, nada más son en español. El conjunto de las posiciones que defiende es claramente de clase y se ubican en el marco programático de la Izquierda comunista… estamos muy impresionados no solamente por su recordatorio sin concesión de las posiciones de clase, pero sobre todo por la "cualidad marxista” de los textos de los compañeros…»[32]

«Ainsi, la constitution d’Emancipación comme groupe politique à part entière exprime le fait que le prolétariat international, bien que soumis et loin de pouvoir repousser a minima les attaques de tout ordre imposées par le capital, tend à résister par la lutte et à se dégager de l’emprise idéologique de ce dernier et que son devenir révolutionnaire reste d’actualité. Elle exprime la "vitalité" (relative) actuelle du prolétariat.»[33]

En la tradición del Movimiento Obrero, cuya continuidad histórica representa hoy la Izquierda Comunista, tan importantes como los principios programáticos son los principios organizativos, de funcionamiento, y el comportamiento y la honestidad de los militantes. Algunos de los congresos más importantes de la historia del Movimiento obrero, como el congreso de la Haya de la AIT en 1872, fueron dedicados a ese combate por la defensa de un comportamiento proletario (y eso a pesar de que el congreso tuvo lugar un año después de la Comuna de París y se confrontaba a la necesidad de hacer un balance y sacar lecciones)[34]. El propio Marx dedicó una obra completa, que le llevó más de un año, interrumpiendo su trabajo en el proyecto de El Capital, a la defensa de ese comportamiento contra las intrigas del Sr. Vogt, un agente bonapartista que organizó una campaña de calumnias contra él y sus compañeros. Recientemente hemos publicado un artículo sobre la denuncia de Bebel y Liebchneckt del comportamiento deshonesto de Lasalle y Schweitzer[35]. Y ya en el siglo XX, Lenin dedicó un libro -Un paso adelante dos pasos atrás- a sacar las lecciones del 2º congreso del POSDR sobre el peso de comportamientos ajenos al proletariado. También se puede citar a Trotsky, que convocó un Jurado de honor para defender su integridad contra las calumnias de Stalin.

Que un personaje con lazos estrechos con altos dirigentes del PSOE desembarque repentinamente en el campo de la Izquierda Comunista debe alertar a todos los grupos y militantes que luchan por los intereses históricos de nuestra clase, incluidos aquellos participantes en el blog Nuevo Curso que lo hacen de buena fe, creyendo luchar por los principios de la Izquierda Comunista.

En 1994 pedimos a Gaizka aclarar su trayectoria y relaciones que ya entonces resultaban dudosos. Desapareció del mapa. En 2018, con una mochila llena de contactos de “alto nivel” en las esferas del PSOE, se lo volvimos a pedir y guardó silencio. Por la defensa de la Izquierda Comunista, de su integridad y de su contribución futura, debemos exigirle cuentas.

 

Corriente Comunista Internacional 20-1-2020

 

[2] A partir de junio de 2019, Nuevo Curso se ha constituido de hecho en grupo político con el nombre de Emancipación, a pesar de que su página web sigue bajo el mismo título de Nuevo Curso. Esa evolución no afecta para nada al asunto del que trata este artículo

[3] Tue,7 Nov 2017

From: Nuevo Curso <[email protected]>To [email protected]

[6] ¡Entienda quien pueda! No vamos a entrar aquí en intentar descifrar lo que significa concretamente ese tipo de actividad. Baste con constatar de momento, que a pesar de los alegres calificativos de “comunista”, no tiene nada que ver con una actividad revolucionaria o realmente comunista, como se reconoce en la misma carta, cuando se dice que para avanzar hacia el marxismo había que partir de la crítica de esa actividad.

[7] «Pero en los últimos año y medio o dos años, a nuestro alrededor

empezamos a notar un cambio. Se podía hablar de otra manera y aparecían decenas de chicos con un espíritu que nos gustaba pero que caían en el estalinismo o el trotskismo más folclórico» (de la carta de Nuevo curso, op. Cit.)

[8] En la carta se emplea el nombre verdadero; aquí utilizamos el sobrenombre por el que lo conocimos en los años 90.

[10] No tuvimos sin embargo ningún inconveniente –al contrario- en reunirnos con cualquiera de los grupos de jóvenes; y así lo hicimos con uno de ellos en noviembre de 2018

[11] Bajo su verdadero nombre y apellidos, Gaizka es un personaje público en la web, y eso permite seguir su presencia y participación en diferentes iniciativas políticas. Y al mismo tiempo explica que no podamos aportar toda la documentación aquí sin revelar su identidad

[12] Inicialmente había otros elementos que abandonaron el grupo

[13] Esa fascinación se mantiene hoy en el discurso más actual de Gaizka; pero se disfraza de una defensa de las experiencias comunitarias de los Kibutz, particularmente en su primera etapa a principios de siglo, sin referencias al rol político que han jugado en los intereses imperialistas del Estado de Israel. «Los indianos (o sea la comuna de Gaizka, NdR)son comunidades parecidas a los Kibutz (no hay ahorros individuales, las propias cooperativas están bajo control colectivo y democrático, etc.) pero existen distinciones importantes, como son la ausencia de una ideología compartida nacional o religiosa, el estar distribuidos a través de varias ciudades en vez de concentrados en unas instalaciones y el entender que hay criterios por encima de la racionalidad económica.» (de una entrevista a Gaizka).

[14] Borrell, ingeniero aeronáutico y economista de formación, entró en política en la década de 1970 como militante del PSOE durante la Transición española, y desempeñó diversos altos cargos durante los gobiernos de Felipe González, primero dentro del Ministerio de Economía y Hacienda en el desempeño de secretario general de Presupuesto y Gasto Público (1982-1984) y de secretario de Estado de Hacienda (1984–1991); posteriormente se incorporó al Consejo de Ministros al frente de la cartera de Fomento y Transportes. En la oposición tras las elecciones generales de 1996, Borrell se convirtió inesperadamente en 1998 en el aspirante elegido por la militancia del PSOE a la presidencia del Gobierno, rol que mantuvo hasta su renuncia en 1999. A partir de entonces, centrado en la política europea, se convirtió en diputado del Parlamento Europeo para el período 2004–2009 y llegó a desempeñar la presidencia de la cámara durante la primera mitad de la legislatura. Tras un tiempo retirado de la primera línea política, volvió al Consejo de Ministros en junio de 2018, con su nombramiento como ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en el gobierno presidido por Pedro Sánchez. (Wikipedia)

[15] Borrell estuvo en 1969 en un Kibutz y su primera esposa y madre de sus dos hijos es de origen judío. Se le ha conocido como defensor de los intereses pro -judíos en el partido socialista.

[16] No es la única relación que permanece confusa. Hoy nos enteramos de que en el mismo periodo que quería una discusión para integrarse en la CCI, participaba y era el principal animador en España de la tendencia llamada cyberpunk, y promotor de actividades de cyberactivismo,

[17] La querencia por un modo de vida “comunitarista”, que explica su fascinación por los Kibutz, y que estuvo presente en la Unión Espartaquista, donde hubo la tentativa de vivir en comuna es uno de ellos

[18] En los años 80 un elemento llamado “Chenier” fue descubierto y denunciado en nuestra prensa como aventurero. Poco después se le vio trabajando a las órdenes de PS francés. Eso nos puso sobre alerta sobre una posible relación de Gaizka con el PSOE más estrecha de lo que nunca había reconocido

[19] Actual secretario general del PSC (Partido socialista de Cataluña); militante de las juventudes socialistas y del PSOE desde 1978; en 1998-99 diputado por Barcelona al congreso de los diputados

[20]Puesto que la Institución no es demasiado conocida, véase aquí una referencia a su fundación del diario UH de Mallorca, basada en una noticia de la agencia Efe: https://www.ultimahora.es/noticias/sociedad/1999/03/01/972195/espanol-preside-nuevo-consejo-europeo-accion-humanitaria-cooperacion.html

[21] Precisamente la guerra en la exYugoslavia (los primeros bombardeos y masacres en Europa tras la 2ª guerra mundial), se libró en nombre del “humanitarismo”, y los ataques aéreos de la OTAN, se presentaron como “una ayuda a la población” contra las guerrillas. Para conocer nuestra posición sobre el conflicto imperialista de Kosovo en 1999, ver en nuestra web: https://es.internationalism.org/revista-internacional/200612/1157/editorial-la-paz-en-kosovo-momento-de-la-guerra-imperialista

[22] Juan Alberto Belloch fue Ministro de Justicia e Interior con Felipe González (1993-1996) antes de presentarse a la alcaldía de Zaragoza

[24] REPSOL es la primera empresa española de extracción, refinado y comercialización de petróleo y sus derivados. Tiene una importante presencia internacional, especialmente en América del Sur.

[25] Dirigente del PSOE y número dos de Alfredo Pérez Rubalcaba, fallecido ministro del interior y auténtico “Richelieu” de gobiernos socialistas, que obligó a los controladores aéreos a trabajar a punta de metralleta

[27] Diario La Nación, Argentina.

[28] El blog losliberales.org ya no existe, pero la cita está disponible en captura de pantalla

[29] Periodista originariamente militante maoísta de Bandera Roja y del partido estalinista en Cataluña (PSUC), que hoy apoya a Vox y al ala más derechista del PP. Ha escrito para ABC y el Mundo, y sido locutor en la COPE. Actualmente es animador del periódico Libertad digital y su radio es.radio

[30] Fundador del diario Público, que luego abandonó para promover Diario.es, del que es el principal responsable. Analista en las tertulias de TV de la Sexta

[31] En este congreso se produjo la separación de las últimas tendencias proletarias que todavía resistían en el PSOE, aunque es preciso reconocer que eran muy confusas (centristas). El tema de dicho congreso fue la adhesión o no a la Tercera Internacional, la cual fue rechazada por 8269 mandatos contra 5016 partidarios de la adhesión. Estos últimos dejaron el congreso fundando a continuación el Partido Comunista Obrero Español.

[32] Revolución o guerra nº 9 (GIGC)

[33] «Así, la constitución de Emancipación como grupo político a parte entera expresa el hecho de que el proletariado internacional, aunque sometido y lejos de poder repeler al menos los ataques de todo tipo que le impone el capital, tiende a resistir por la lucha y a desgajarse del peso de la ideología de éste, y que su devenir revolucionario sigue estando de actualidad. Expresa la vitalidad (relativa) actual del proletariado», Revolución o guerra nº 12

Corrientes políticas y referencias: 

Rubric: 

Defensa del medio político proletario