La cuestión sindical

Francia: huelgas “en cadena” de los ferroviarios: ¡una maniobra de los sindicatos para dividirnos!

Volante difundido por la sección de la CCI en Francia ante las luchas que se han producido

En los EHPAD, los hospitales, Air France, Carrefour, los basureros, las universidades, los ferroviarios ...los días de huelga han aumentado desde hace varias semanas. Debe decirse que el presidente Macron y su gobierno golpean duro. Ayer la "ley laboral", hoy la reforma de la SNCF, mañana un nuevo ataque generalizado contra el sistema de pensiones. En todas partes y para todos los trabajadores y sus familias: baja de salarios y de los beneficios sociales, recortes de empleos y aumento de las jornadas, flexibilidad y precariedad, pauperización de los jubilados y la cacería a los desempleados.

¡TODA LA CLASE DE OBRERA ESTÁ SIENDO ATACADA!

¿ES POSIBLE OTRO SINDICALISMO?

Muchos compañeros están hartos de CCOO y UGT, de su participación descarada, mano a mano con Patronal y Gobierno, en la interminable cadena de despidos, contratos precarios, recortes en pensiones etc. Frente a ese cuestionamiento, están proliferando grupos, tendencias, organizaciones, que se presentan como otro sindicalismo, que sería distinto y alternativo a los sindicatos mayoritarios. Los hemos visto intervenir en la lucha de SEAT e igualmente se ha celebrado recientemente en Granada una “Conferencia de sindicatos de clase”. Parafraseando a los movimientos altermundialistas el eslogan de estos grupos es “Otro sindicalismo es posible”.

¿Es verdad que ese sindicalismo es realmente alternativo? ¿Es posible otro sindicalismo diferente del de CCOO y UGT? De forma más general y profunda, ¿Cuál es la naturaleza del sindicalismo? ¿Se acomoda de verdad a la defensa de los intereses de la clase obrera?

Los sindicatos contra la clase obrera (VI) CONTENIDO Y FORMAS DE LA LUCHA OBRERA EN EL CAPITALISMO DECADENTE

En los artículos anteriores de esta Serie hemos visto que los sindicatos solo defienden al Capital nacional y que no se pueden reconquistar para los intereses obreros ni tampoco “presionarlos” para que actúen “a favor de los obreros”. Los trabajadores solo pueden defender sus necesidades y su perspectiva histórica ENFRENTANDO EL SABOTAJE SINDICAL desarrollando sus propios medios de lucha y de organización. Por un lado, la lucha unida que rompe las barreras de la empresa, el sector y la nación, por otro lado, las Asambleas Generales y los comités elegidos y revocables y, en una situación revolucionaria, los CONSEJOS OBREROS.

Los sindicatos contra la clase obrera (V): la táctica de los izquierdistas para hacerlos tragar a los trabajadores

Presentamos la 5ª parte de nuestro folleto LOS SINDICATOS CONTRA LA CLASE OBRERA que estamos publicando de forma seriada en nuestra Web. Este quinto capítulo analiza la posibilidad de una “reforma” o “reconquista” de los sindicatos. Hay obreros que dudan de los sindicatos, se dan cuenta que son enemigos de los trabajadores y tratan de impulsar una lucha fuera y contra de su estructura. Frente a ellos los grupos izquierdistas (trotskistas, maoístas, estalinistas “renovados” etc.) tratan de venderles la moto de que “se pueden reformar”, que podrían ser “reconquistados” para el interés obrero, que habría que “apartar a los malos jefes” para colocar gente combativa, vinculada a la “base obrera”, que es necesario luchar contra la “burocratización”. Los sindicatos en la decadencia del capitalismo han cambiado de función, se han integrado a la defensa del capitalismo. Ya hemos publicado nuestro análisis sobre los sindicatos en la ascendencia del capitalismo en entregas anteriores (ver https://es.internationalism.org/content/4603/los-sindicatos-en-el-periodo-ascendente-del-capitalismo-iii ), el presente analiza algunas visiones “críticas” caducas para el periodo histórico actual: la decadencia y descomposición del capitalismo.

Los Sindicatos órganos del Estado capitalista (IV)

Publicamos la 4ª Parte de nuestro folleto sobre los Sindicatos. En este artículo intentamos mostrar cómo y por qué los sindicatos funcionan como órganos del Estado Capitalista al servicio de lo que necesitan los capitalistas y más globalmente el Capital nacional. Si en el siglo XIX, los sindicatos fueron una creación de la clase obrera, en la decadencia del capitalismo, iniciada claramente con la Primera Guerra Mundial, han sido absorbidos por el Estado y convertidos en su policía sin uniforme en los centros de trabajo. También, expone porqué su versión radical, el sindicalismo “revolucionario”,  resulta en un verdadero callejón sin salida, al llevar al proletariado a luchas imposibles; además, que impide su organización y bloquea su conciencia con su defensa del “apoliticismo”.

Los sindicatos en el periodo ascendente del capitalismo (III)

Publicamos la tercera parte de la Serie LOS SINDICATOS CONTRA LA CLASE OBRERA (la primera parte https://es.internationalism.org/content/4575/los-sindicatos-contra-la-clase-obrera-i y la segunda https://es.internationalism.org/content/4586/los-sindicatos-contra-la-clase-obrera-en-la-decadencia-capitalista-ii) que finalmente aparecerá como folleto digital que ya ha sido publicado en papel. En esta tercera parte abordamos que los sindicatos -de manera opuesta a la situación actual- eran organizaciones creadas por la clase obrera con mucho esfuerzo y conciencia, sufriendo mucha represión en el siglo XIX. Explicamos por qué: por que entonces la sociedad mundial vivía el período ascendente y progresivo del capitalismo y en esas condiciones el proletariado podía organizarse dentro del capitalismo y obtener mejoras y reformas duraderas, contrariamente a la situación histórica actual donde el capitalismo es un sistema decadente, podrido, que solo puede ofrecer miseria, guerra y muerte (véase la pandemia COVID 19) y con un Estado totalitario, aunque adopte la piel de cordero democrática

Los sindicatos contra la clase obrera en la decadencia capitalista (II)

Publicamos el segundo artículo de la Serie LOS SINDICATOS CONTRA LA CLASE OBRERA y que recoge los textos contenidos en nuestro folleto del mismo título. La lucha obrera para tener fuerza y defender sus condiciones de vida necesita ser TOMADA A CARGO por los propios obreros fuera y contra de los sindicatos. El primer artículo de la Serie se puede encontrar en https://es.internationalism.org/content/4575/los-sindicatos-contra-la-clase-obrera-i

Los sindicatos contra la clase obrera (I)

En las luchas en Francia de finales de 2019 la combatividad y las ganas de solidaridad de los obreros contra la brutal reforma de las pensiones se vieron saboteadas por los Sindicatos que organizaron una falsa lucha y estuvieron en todo momento en combinación con el gobierno. En Estados Unidos la huelga de los trabajadores de la fruta contra los salarios miserables, el peligro de verse infectado por el COVID19 y la amenaza de despidos ha sido finalmente saboteada y llevada a un "acuerdo" favorable a la patronal gracias a las “expertas gestiones sindicales”. EN TODOS LOS PAISES con todas las formas de sindicalismo el resultado es siempre el mismo: LOS SINDICATOS ACTUAN CONTRA LA CLASE OBRERA. Esto, junto a discusiones con compañeros de un país centroamericano, nos ha motivado a REPUBLICAR el folleto LOS SINDICATOS CONTRA LA CLASE OBRERA que escribimos hace casi 50 años. Frente a la crisis que se endurece cada día con miles de despidos y otras muchas atrocidades contra nuestra vida los obreros tendrán que luchar, pero para que su lucha sea eficaz debe desprenderse de la tutela sindical y extenderse y autoorganizarse.

Francia: El gobierno y los sindicatos trabajan juntos para imponer la reforma de las pensiones.

Las luchas en Francia tienden a extinguirse golpeadas por el sabotaje conjunto que realizan Gobierno y Sindicatos. Es necesario sacar lecciones y agruparse en comités de lucha para preparar futuras luchas. Una de las lecciones más importantes es el PAPEL DE LOS SINDICATOS cuya función es sabotear la lucha desde dentro de los trabajadores mientras Gobierno, Patronal, policia, prensa, golpean desde fuera.

Huelga en General Motors: los sindicatos dividen y enfrentan entre sí a los trabajadores

A pesar del fuerte retroceso de la combatividad y la conciencia de la clase obrera mundial que provocó el derrumbe del bloque ruso etiquetado como "comunismo" y de la tremenda campaña anticomunista que lanzó la burguesía ("el comunismo ha muerto", "la clase obrera ha desaparecido", "el marxismo ha fracasado"), el proletariado sigue luchando y una expresión es la huelga en USA de General Motors, la mayor desde 2007. La huelga ha acabado en derrota, pero la clase obrera aprende más aún de sus derrotas que de sus victorias y la lucha de General Motors nos proporciona lecciones para futuras luchas.

Páginas

Suscribirse a La cuestión sindical