El engaño del parlamentarismo

Maquiavelismo, consciencia y unidad de la burguesía

Los artículos que siguen son el producto de una discusión que ha estado animando a la CCI: su propósito principal es investigar el nivel de consciencia y capacidad de maniobrar de la burguesía en el período de decadencia. Es parte del debate sobre el Maquiavelismo de la burguesía, que fue una de las cuestiones que dieron lugar a la 'tendencia' que abandonó la organización hace alrededor de un año[1] [1].

Las elecciones de los Estados Unidos: El engaño democrático

El espectáculo de las elecciones USA ha sido asqueante con los insultos y los ataques descarados, evidentes en Trump y más discretos en Biden, con igualmente algo inquietante como la formación de milicias de extrema derecha y la paralela de milicias "antifacistas" o del "poder negro". Todo esto muestra el grado de dislocación de las relaciones sociales y de pudrimiento de odas las estructuras del capital americano, que es una expresión avanzada de la descomposición general del capitalismo.

Al mismo tiempo denunciamos vigorosamente la trampa electoral pues se ha batido el record histórico de participación. Esto nos demuestra que la burguesía, a pesar de que no puede ocultar su podredumbre, logra utilizar los efectos de su propia descomposición contra el proletariado.

Trump – Biden la falsa elección de la democracia capitalista

Durante más de un siglo, el capitalismo decadente ha mantenido su dominación y su rumbo hacia la barbarie entrampando a los trabajadores en FALSOS DILEMAS: elegir entre Fascismo y Democracia, elegir entre Derecha e Izquierda, en Estados Unidos, elegir entre Trump y Biden. Este método diluye a la clase revolucionaria, el proletariado, en la masa amorfa de los “ciudadanos”; los individualiza en “votantes” que deciden entre los platos del menú envenenado que ofrecen las Elecciones y, con todo ello, la desmoraliza, divide y la aparta de la única salida: su LUCHA DE CLASE AUTOORGANIZADA y su AUTONOMIA POLITICA DE CLASE.

Chile: EL DILEMA NO ES DICTADURA – DEMOCRACIA SINO BARBARIE CAPITALISTA O LUCHA DE CLASES PROLETARIA

El domingo 18 violentos incidentes, manifestaciones “festivas” conmemoraron algo que el proletariado tiene que denunciar: las revueltas populares interclasistas que fueron una protesta nihilista, sin ningún porvenir, impotentes frente a la represión, que diluyen al proletariado en una masa amorfa que se convierte en víctima de la manipulación de la burguesía.

El próximo domingo 25 habrá un referéndum para una asamblea constituyente. En esta “consulta popular” hablan individuos atomizados, vistos como “ciudadanos” de la “patria chilena” donde se borra lo único que es real: la división en clases de la sociedad, solo el proletariado puede con su lucha de clase dar una perspectiva frente a un mundo que, como vemos con la grave crisis del COVID, se hunde en una barbarie creciente y solo ofrece desempleo, miseria, destrucción, caos.

Frente a esa ceremonia de la confusión que refuerza la ruta terrible hacia la barbarie, alzamos la voz de textos que hemos publicado sobre la situación en Chile, donde denunciamos esas mentiras, trampas y maniobras del Estado Capitalista.

Bielorrusia: sea el régimen autoritario o democrático, ¡es la misma explotación capitalista!

La historia del siglo XX y del propio siglo XXI ha denunciado la trampa de elegir entre Democracia y Dictadura como la mejor arma de la burguesía para imponer más explotación, más miseria, más guerras imperialistas, más baños de sangre. Ahí están los ejemplos terribles de la Segunda Guerra Mundial preparada por el dilema Democracia - Fascismo que costó 60 millones de muertos; la guerra de España de 1936-39 polarizada alrededor de la elección entre Franco y la República o, en Chile la disyuntiva entre la Unidad Popular de Allende y la dictadura feroz de Pinochet. En los antiguos países bajo la bota de la ex URSS se ha vuelto a entrampar al proletariado en esa alternativa sangrienta: Ucrania, Georgia... y ahora Bielorrusia.

¿Nuevos Pactos de la Moncloa? Entonces y ahora Unión Nacional para empeorar nuestra vida

En 1977, hace 43 años, todos los partidos importantes del Capital español (PSOE, UCD, Alianza Popular, PCE, nacionalistas) con el apoyo de los Sindicatos y la Patronal, firmaron los Pactos de la Moncloa como una respuesta a una situación de "emergencia económico - social" que exigía la "Unión de todos los españoles" para "salir del agujero". El pacto prevía fuertes sacrificios para los trabajadores a cambio de "mejoras" que o no se cumplieron o fueron puro humo. Hoy vuelven a hablar de nuevos Pactos de la Moncloa para hacer frente a la emergencia planteada por la pandemia y la enorme crisis económica que ya está en curso. Repiten las mismas cantinelas: UNION NACIONAL para "poner todos de su parte". Es un vil engaño como lo fue entonces: quien pagará los platos rotos de esta terrible crisis es la CLASE OBRERA. Decimos claramente NO a la UNION NACIONAL SI a la SOLIDARIDAD Y UNIDAD DE CLASE DE TODOS LOS TRABAJADORES.

Chile: ¡En contra de la asamblea constituyente! ¡vamos por la verdadera autonomía e internacionalismo del proletariado!

Publicamos una denuncia realizada por simpatizantes de Chile de la campaña sobre la Asamblea Constituyente que, según los voceros de la burguesía, tanto de izquierda como de derecha, traería "soluciones" a todos los problemas porque "eliminaría" los residuos dictatoriales de la constitución actual heredada de Pinochet. La democracia es una forma cínica e hipócrita de la Dictadura del Capital y nada tiene que envidiar a Pinochet en barbarie represiva como lo demuestra los 31 asesinados en la represión policial y militar el pasado octubre 2019

El 18 Brumario de Pedro Sánchez

Tras unas elecciones que todos los comentaristas consideran un error, la situación política española se complica por momentos y nadie sabe si podrá constituirse un gobierno y que apoyos tendrá o en qué alianzas se basará. Con la descomposición, la burguesía tiende a perder el control de su aparato político que aparece cada vez más como un imbroglio monumental tejido a fuerza de intrigas, maniobras, chantajes y pactos inconfesables, todo en nombre de una supuesta "voluntad popular" de la que todos los partidos se burlan descaradamente. El proletariado tiene que defender frente a este espectáculo denigrante su autonomía política de clase y defenderse de las numerosas trampas, la más importante es la defensa de la democracia y el antifascismo, con los que este sistema podrido intenta atarlo de pies y manos para hacerle aceptar la explotación y la barbarie capitalista.

Vox francamente capitalista

Vox es un leal servidor del Capital Español y un enemigo declarado de los trabajadores. Sin embargo, NO PODEMOS ELEGIR entre Vox, por un lado, y sus rivales "democráticos" del otro (PP,PSOE, Podemos), porque TODOS SON PEOR. Todos son enemigos de los trabajadores y del porvenir del género humano.

Páginas

Suscribirse a El engaño del parlamentarismo