El engaño del parlamentarismo

Maquiavelismo, consciencia y unidad de la burguesía

Los artículos que siguen son el producto de una discusión que ha estado animando a la CCI: su propósito principal es investigar el nivel de consciencia y capacidad de maniobrar de la burguesía en el período de decadencia. Es parte del debate sobre el Maquiavelismo de la burguesía, que fue una de las cuestiones que dieron lugar a la 'tendencia' que abandonó la organización hace alrededor de un año[1] [1].

Manifestaciones en Hong Kong: Cuando el imperialismo alimenta el mito democrático

Cuando el proletariado se deja arrastrar por las movilizaciones por la democracia como sucede a muchos obreros en Hong Kong el resultado es que se convierte en CARNE DE CAÑON de los enfrentamientos de intereses imperialistas entre potencias. El proletariado no tiene que elegir entre la hipócrita democracia occidental y el bárbaro régimen "comunista" chino, ambos son EXPRESIONES DEL CAPITALISMO y ambos conducen a la miseria, la guerra y la barbarie.

Contra el espectáculo repugnante de la política burguesa existe una respuesta: la política revolucionaria del proletariado

Los pactos tras las elecciones generales, autonómicas y municipales han mostrado una vez más la infamia que es la política burguesa con unas "negociaciones" entre partidos que muestran un desprecio descarado sobre "los votos del pueblo". La palabra de los "ciudadanos" es utilizada por los partidos para organizar los gobiernos que necesita el capital y la satisfaccion de sus intereses particulares. Eso muestra que la democracia no es otra cosa que la dictadura del capital avalada por los votos. Sin embargo, frente al asco que produce la politica de los partidos del capital, los proletarios hemos de buscar el desarrollo de su POLITICA AUTONOMA DE CLASE.

Protestas masivas callejeras en Hong Kong: Las ilusiones democráticas son una trampa peligrosa para el proletariado

En China venden el engaño de "un país, dos sistemas". La crisis de Hong Kong muestra que la dictadura estalinista china y las democracias occidentales, más allá de sus rivalidades imperialistas y comerciales, pertenecen ambas al sistema capitalista. Democracia y Dictadura son las dos caras que tiene la dictadura del Estado Capitalista.

Brexit: La burguesía británica está perdiendo el control de su juego político

A propósito del embrollo del Brexit publicamos dos artículos de nuestra sección en Gran Bretaña, World Revolution. El primero es la introducción a la resolución sobre la situación en dicho país que adoptó la Conferencia de la sección y el segundo es una defensa de la AUTONOMIA POLITICA de la clase obrera frente a los cantos de sirena de los brexiter duros, los brexiters blandos, los pro UE, los pro nuevo reférendum etc. Contra todos esos bandidos la clase obrera debe escoger su propio terreno de lucha contra el capitalismo y en la perspectiva histórica de la revolución mundial.

El callejón sin salida de la "Segunda Primavera Árabe"

Mientras las luchas de Túnez y Egipto en 2011, lo que se llamó la Primavera Árabe, buscaban, a pesar de sus terribles confusiones e ilusiones, un terreno de clase proletario y se apoyaban en huelgas muy amplias; las actuales movilizaciones en Argelia están en los antipodas: se basan en la reivindicación de la democracia, se atan a la defensa de la nación, son interclasistas. Están pues en un terreno donde la clase obrera y toda la población solo recibirán represión, miseria aún más grande, guerra...

Elecciones generales del 28 A El circo electoral no puede disimular la podredumbre de la sociedad capitalista

¡Nueva convocatoria electoral! Y si no quieres caldo ¡dos tazas! el 28 de abril y el 26 de mayo. Unas elecciones que expresan la inestabilidad y la crisis del aparato politico de la burguesía con un bloqueo politico alrededor de Cataluña y en general ante toda la orientación a llevar: elegir entre Málaga y Malagón, entre la brutalidad con el hipócrita guante de seda encarnada por el PSOE o la brutalidad descarada y cínica de VOX que arrastra al PP y Ciudadanos. Contra esta falsa disyuntiva que se ha repetido durante más de un siglo, el proletariado tiene que defender su lucha autonoma de clase, la única que finalmente podrá ofrecer un porvenir.

Ante las próximas elecciones en Israel, una perspectiva de clase

Oriente Medio ha sido terreno de confrontación imperialista desde hace un siglo. La barbarie y la brutalidad de la guerra imperialista ha llevado a una militarización extrema de la vida social en los países de esa región del mundo. Siria, Egipto, Arabia Saudi, Irán y, sobre todo, Israel, son sociedades brutalmente militarizadas con un régimen de economía de guerra que despliega políticas de explotación inmisericorde de los proletarios de la zona y que vuelca permanentemente sobre ellos el veneno del nacionalismo y las divisiones religiosas. Por ello, nos sentimos postivamente esperanzados por la aparición de una voz internacionalista en Israel que denuncia a todos los bandos en conflicto, el nacionalismo de unos y otros, abogando por la unidad de los obreros árabes e israelíes y por construir un partido de clase proletario.

Páginas

Suscribirse a El engaño del parlamentarismo