La decadencia del capitalismo

No hay solución para la catástrofe ecológica sin la emancipación del trabajo de la explotación capitalista

Las graves amenazas ecológicas que pesan sobre el planeta y la vida humana son causadas por el capitalismo. En la raíz de las tendencias a la catastrofe ecológica se halla la contradicción insoluble del capitalismo entre dos necesidades simultáneas: por un lado, desarrollar las fuerzas productivas (el trabajo asociado humano y las fuerzas naturales) y por otro lado, someterlas al trabajo asalariado y la mercancía que las estrangula. Ni gobiernos ni partidos verdes ni transiciones ecológicas cambiarán nada, solamente la revolución mundial del proletariado podrá liberar la humanidad del yugo del capitalismo y abrirla hacia una superación de todas las contradicciones que este sistema lleva al paroxismo..

Crisis económica mundial: ¡Lo peor todavía está por venir!

Caída de las bolsas,reducción del crecimiento en China y en Alemania, inestabilidad financiera... todo ello sobre el telón de fondo de un ataque despiadado a las condiciones de vida de los trabajadores del mundo que dura ya 40 años. Los malos vientos financieros y comerciales amenazan convertirse en un nuevo huracán que sacuda la economía mundial como lo que ocurrió en 2008 o, anteriormente en 1998, 1992 o 1975. El capitalismo en crisis es un sistema condenado por la historia, solo el proletariado mundial puede aportar una alternativa.

El Capitalismo lleva a la humanidad a la muerte, ¡el proletariado tiene la fuerza para destruirlo!

Nos dicen que todo va "más o menos bien", nos sacan cifras "buenas" de empleo, crecimiento etc., hacen una publicidad agobiante sobre los "cambios tecnológicos formidables" etc. Sin embargo, la sociedad mundial supura cada vez más miseria, más barbarie, más brutalidad... ¡Cada vez es más dificil de ocultar! El capitalismo lleva la humanidad a la barbarie y solo el proletariado mundial puede cambiar esta situación.

MIGRACIONES EN LATINOAMÉRICA: SOLO EL PROLETARIADO PUEDE PARAR LA BARBARIE DEL CAPITALISMO EN DESCOMPOSICION

La marcha de miles de personas desde Honduras a la frontera USA donde la tropas de la barbarie mandadas por Trump les esperaba ha mostrado una vez más que la emigración, agudizada por las guerras, el cambio climático, la miseria, la violencia política y de las bandas etc., se transforma en éxodo. Un éxodo que revela la descomposición del capitalismo y su hundimiento progresivo en la barbarie, lo cual solamente podrá ser detenido por la Revolución Mundial del proletariado.

La ruta china de la seda hacia la dominación imperialista

Agobiado por los limites crecientes a su expansión económica y sometido a un cerco imperialista por parte de Estados Unidos, el capitalismo chino ha emprendido un gigantesco proyecto económico, militar y estratégico que ha llamado "Ruta de la Seda". Este proyecto va a alterar profundamente los equilibrios económicos e imperialistas entre las grandes potencias e indiscutiblemente va a ser un factor agravante de las tensiones imperialistas, de la competencia comercial cada vez más brutal y de la carrera de armamentos. Si la Ruta de la Seda en el lejano siglo XIII fue un elemento de progreso social, esta nueva versión va en dirección contraria: agudizará las fuerzas de destrucción y descomposición que ampliamente se incuban en el capitalismo actual.

Hace 50 años Mayo 68

Este es el primero de una Serie de 3 artículos donde analizamos el significado de Mayo 68 del que cumplimos el cincuentenario. En esta primera parte vemos la evolución de la economía.

Amenaza de guerra entre Corea del Norte y Estados Unidos: la loca irracionalidad del capitalismo

Hace 72 años, en agosto de 1945 las dos primeras bombas atómicas cayeron sobre Hiroshima y Nagasaki. A raíz de los niveles masivos de destrucción ya perpetrados durante la Segunda Guerra Mundial con todo tipo de armas, en particular las bombas incendiarias, el uso de las armas nucleares marcó el comienzo de una nueva etapa de destructividad potencial, amenazando toda la vida en el planeta.

Guerras, militarismo y bloques imperialistas en la decadencia del capitalismo

La formidable armada desplegada por el bloque occidental en el golfo Pérsico nos ha recordado con brutalidad la naturaleza esencial del sistema capitalista, un sistema que desde su entrada en la decadencia en los inicios del siglo xx ha conducido el planeta hacia una militarización creciente de toda la sociedad, ha esterilizado o destruido considerables proporciones de trabajo humano, ha transformado el planeta en auténtico barril de pólvora.

Militarismo y descomposición

En varias ocasiones la Corriente Comunista Internacional ha tenido que insistir en la importancia de la cuestión del militarismo y de la guerra en todo el periodo de la decadencia[1], y eso tanto desde el punto de vista del capitalismo mismo, como desde el punto de vista del proletariado. Con la rápida sucesión, durante este año, de acontecimientos de una gran importancia histórica (hundimiento del bloque del Este, guerra del Golfo) que viene a transformar el conjunto de la situación mundial, con la constatación de la entrada del capitalismo en la última fase de su decadencia, la descomposición[2], los revolucionarios deben dar prueba de la mayor claridad sobre la cuestión esencial del lugar que ocupa el militarismo en las condiciones nuevas del mundo de hoy.

100 años de decadencia

Nos volvemos a encontrar un siglo después en una nueva encrucijada en la historia de la humanidad. La clase revolucionaria, muy temprano y con una gran clarividencia, definió aquella época de cambio decisivo con la expresión: "socialismo o barbarie". La lucidez del análisis marxista que contiene ese lema no debe reducirse a una simple fórmula. Por eso queremos aquí subrayar brevemente su importancia histórica, su gran profundidad.

Páginas

Suscribirse a La decadencia del capitalismo