Internacionalismo

La situación después de la Segunda Guerra Mundial

Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, los movimientos de las colonias evolucionaron de dos formas, aunque manteniéndose ambas dentro de la misma dinámica que antes.

Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, los movimientos de las colonias evolucionaron de dos formas, aunque manteniéndose ambas dentro de la misma dinámica que antes.

La cuestión nacional desde 1920 hasta la Segunda Guerra Mundial

Con la derrota de la oleada revolucionaria de 1917-23 y el movimiento del capitalismo hacia un nuevo reparto imperialista del mercado mundial, los revolucionarios se vieron forzados a reflexionar, con una profundidad no conocida antes, sobre las razones de la derrota, sobre las nuevas tendencias que se producían en el capitalismo. Este trabajo de reflexión fue llevado a cabo por las fracciones que sobrevivieron a la desintegración del movimiento comunista de izquierda hacia la mitad y a finales de la década de los años 20.

La cuestión nacional al iniciarse la decadencia del capitalismo

El debate sobre la cuestión nacional había vuelto a abrirse poco antes de que la Guerra Mundial Imperialista iniciara de manera evidente la nueva época. Después de 1871, la burguesía de los principales países capitalistas ya no entraba de la misma manera en guerras nacionales. Las ansias imperialistas de finales del XIX eran la aceleración del capitalismo hacia su apogeo, pero alcanzado este punto también se acercaba a su declive.

Los comunistas y la cuestión nacional en el siglo XIX

Los proletarios no tienen patria. Esta es la base del análisis comunista sobre la cuestión nacional. A lo largo de este siglo millones de proletarios han sido mistificados, movilizados y sacrificados bajo las banderas del patriotismo, la defensa nacional y la liberación nacional. En guerras mundiales y locales, en enfrentamientos entre enormes ejércitos estatales o en choques guerrilleros, los obreros de todos los países han sido llamados a entregar sus vidas, por sus opresores.

Introducción a la 1ªedición en francés

Si desde el punto de vista comunista puede plantearse alguna pregunta sobre las luchas de “liberación nacional”, esta es sin duda ¿Por qué y en qué circunstancias pudo el proletariado apoyarlas? y no ¿Por qué el proletariado no debe participar en ellas?

Había mistificación no sólo en sus respuestas sino ya en las preguntas mismas que se planteaba.
(Marx-Engels: “La Ideología Alemana”)

Introducción a la 1ª edición en español

¡LOS OBREROS NO TIENEN PATRIA! Esta vieja consigna del proletariado internacional ha sido negada, deformada y falsificada por toda una recua de “marxistas” de todos los colores: trotskistas, maoístas, estalinistas, social-demócratas,…, y también por los anarquistas quienes, aunque no se dicen marxistas, se proclaman internacionalistas y apátridas.

¿“Latin power” o internacionalismo proletario?

De frente a las leyes restrictivas contra los trabajadores inmigrantes en los EUA, la alternativa no es asumir un patrioterismo y suponer que el movimiento de “la raza” o el “mexican power” podrá frenar el golpe, por supuesto la falsa ilusión alimentada por la burguesía de que puede influirse mediante el voto, tampoco debe ser escuchado por los trabajadores… ante las agresiones a las condiciones de vida de los trabajadores la única alternativa que queda es la búsqueda de la unión de todos los trabajadores, sin importar la nacionalidad.

El internacionalismo y la guerra: Crítica de las posiciones del CRI

La visión de Lenin contra la visión burguesa del trotskismo de hoy

 A principios de este año 2004 iniciamos un intercambio de correo electrónico con el grupo CRI (1) el cual, en nombre de un trotskismo auténtico pretendía romper con la lógica trotskista oficial. También recibimos cierta cantidad de documentos de ese grupo que leímos junto con publicaciones de su sitio Internet. Tras esa lectura, estamos ahora en disposición de darle una respuesta apropiada, respuesta que aquí publicamos. En ella ponemos de relieve, apoyándonos en Lenin, que en el ­trotskismo actual no hay posibilidades de defender posiciones del proletariado. Pretender romper con una organización trotskista particular, sin romper con la propia lógica trotskista solo puede llevar al cabo, en la cuestión de la guerra, a dar su apoyo a una fracción de la burguesía contra otra.

IX - 1924-28: el Thermidor del capitalismo de Estado estalinista

El verano de 1927, en respuesta a una serie de artículos en Pravda que negaban la posibilidad de una “degeneración thermidoriana” de la URSS, Trotski defendió la validez de esta analogía con la revolución francesa, en la que, una parte del propio partido Jacobino se convirtió en vehículo de la contrarrevolución.

Pages

Subscribe to Internacionalismo