Alemania

warning: Creating default object from empty value in /home/gmpmprdg/public_html/es/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.

Conferencia de las secciones de la CCI en Alemania, Suiza y Suecia: la situación en Alemania

Informe

 

La competitividad del capital alemán en la actualidad

 

Jugando con fuego

El artículo siguiente, escrito en noviembre de 2015 por Welt Revolution, publicación de la CCI en Alemania, es una contribución sobre el problema de los refugiados que hoy se plantea en ese país. Hay algunos de los aspectos de este análisis que no se pueden transponer fácilmente a otros países de Europa. Por ejemplo el problema demográfico tratado en este artículo se presenta de otro modo en España o en Italia donde existe una alta tasa de paro entre los jóvenes a pesar de un bajo índice de natalidad. Debido al peso económico y político de Alemania en la Unión Europea y en el mundo, este artículo tiene su importancia fuera de sus fronteras nacionales. Agradecemos a un compañero muy próximo la traducción realizada.

Elecciones en Alemania – La burguesía se prepara para las tormentas por venir

Publicamos a continuación la traducción del artículo realizado por Weltrevolution, órgano de la CCI en Alemania, sobre las últimas elecciones que han tenido lugar en ese país.

Tras las elecciones del 22 de septiembre de 2013 en Alemania la canciller alemana, Angela Merkel, líder a su vez de los cristiano-demócratas, se encuentra en negociaciones para la formación de una “gran coalición” con los socialdemócratas. El nuevo gobierno será el tercero dirigido por Merkel. El primero fue también una gran coalición con el segundo partido más grande del parlamento, el SPD. El segundo gobierno se trató de una coalición con el pequeño partido liberal, el FDP. Una de las consecuencias de las recientes elecciones es que Merkel ha perdido su socio de coalición.

El sindicalismo revolucionario en Alemania (IV) - El movimiento sindicalista revolucionario en la Revolución alemana de 1918-19

El artículo precedente daba una idea de los esfuerzos de la corriente sindicalista revolucionaria en Alemania por defender una posición internacionalista contra la guerra de 1914-18. La Unión Libre de los Sindicatos Alemanes (Freie Vereinigung Deutscher Gewerkschaften – FVDG) había sobrevivido a la guerra con unos cuantos cientos de miembros en la clandestinidad y, en las tremendas condiciones de represión brutal durante la guerra, quedaron casi siempre condenados al silencio. A finales de 1918, se precipitan los acontecimientos en Alemania. Con la activación de las luchas en noviembre de 1918, el estallido de la Revolución Rusa de Octubre de 1917 acabó prendiendo  en el proletariado de Alemania.

El sindicalismo revolucionario en Alemania (II) - La Unión Libre de los Sindicatos alemanes...

En la primera parte de este artículo ([1]), relatamos la controversia habida en el movimiento sindical alemán y en el Partido socialdemócrata alemán (SPD) que desembocó en la creación de la Unión Libre de los Sindicatos Alemanes (Freien Vereinigung Deutscher Gewerkschaften, FVDG), organización precursora el sindicalismo revolucionario alemán. Ese relato correspondía a los años 1870 a 1903.

Lucha de estudiantes en Alemania: "Nos manifestamos porque nos roban muestro porvenir"

Desde el 15 al 20 de junio hubo en Alemania una huelga en el sector de la Enseñanza. El objetivo era bloquear por medio de la huelga los centros de enseñanza superior para protestar contra la miseria creciente de la Enseñanza capitalista. Lo más notable de este movimiento es que una parte de la nueva generación ha entrado en la escena política y ha vivido sus primeras experiencias de lucha.

 

El sindicalismo revolucionario en Alemania (I) - El nacimiento del sindicalismo revolucionario en el movimiento obrero alemán

La característica principal del sindicalismo revolucionario es, resumiendo, la idea de que los sindicatos son, por un lado, la organización de lucha más idónea para la clase obrera en el capitalismo y, por otro, la base de una nueva sociedad tras la revolución realizada mediante la huelga general victoriosa.

I - Frente a la guerra, el proletariado revolucionario reanuda con sus principios internacionalistas

Hace 90 años, la revolución proletaria culminaba trágicamente en las luchas de 1918 y 1919 en Alemania. Tras la toma heroica del poder por el proletariado en Rusia en Octubre de 1917, el corazón de la batalla por la revolución mundial se desplazó hacia Alemania. Allí se llevó la batalla decisiva, y se perdió. La burguesía mundial siempre ha querido que no quede ningún recuerdo de aquellos acontecimientos.

Luchas obreras en Alemania: una acumulación de descontento

Luchas obreras en Alemania: una acumulación de descontento

En este momento en Alemania, asistimos al inicio de una nueva etapa del desarrollo de la lucha de clases. En uno de los países industriales destacados de la cuna del viejo capitalismo, la simultaneidad de diferentes conflictos laborales amenaza con hacer bola de nieve y convertirse en una verdadera oleada de luchas obreras.

La situación en Alemania

La evolución de las contradicciones que se concentran hoy en Alemania constituye una clave fundamental de la evolución de la situación mundial. Publicamos aquí un informe de nuestra sección en ese país que destaca la dinámica global y las diversas hipótesis que se presentan.

Berlín, 1948 - En 1948, el puente aéreo de Berlín oculta los crímenes del imperialismo «aliado»

En varias ocasiones hemos denunciado en nuestra prensa las matanzas de las «grandes democracias» y hemos puesto de relieve la responsabilidad tanto de los «aliados» como la de los «nazis» en el holocausto (Revista internacional, nos 66 y 89).

Luchas en Alemania y en Francia: se está gestando el futuro

Luchas en Alemania y Francia: se está gestando el futuro

 Mientras la gran lucha de los jóvenes proletarios en Francia contra el “CPE” se ganaba la simpatía e incluso el apoyo del resto de la clase obrera en ese país, la imagen que los “media” burgueses ofrecían  sobre la situación social en la vecina Alemania parecía sacada de otro planeta. El agotamiento de la lucha de los basureros y otros trabajadores del sector público, de la huelga nacional de los médicos, y de las movilizaciones de preaviso de los trabajadores del metal, han puesto en bandeja a los voceros de los explotadores el discurso “lastimero” de que: «ya no existe solidaridad», que «el espíritu que reina en las filas obreras es que cada uno se preocupa de lo suyo», etc. Arguyen, para ello, que los trabajadores del sector público se han movilizado para mantener el privilegio de la jornada de 38 horas y media, que los médicos no han protestado por tener que hacer jornadas de 60 horas o más sino para se las paguen. Y así parece que lo único que les preocupa a los trabajadores del sector público es la cuantía de la reducción de sus ingresos, a los trabajadores del metal el aumento del 5% de sus salarios, y a los médicos hasta el 60%.

Daimler Chrysler. En respuesta a la crisis capitalista: la solidaridad de los trabajadores

Los empresarios parecen haber conseguido lo que querían. Millones de asalariados han sido despedidos durante las vacaciones del verano con la noticia de que la compañía industrial más grande de Europa, en la principal planta de Mercedes en Stuttgart-Sindelfingen, va a estar en poco tiempo “ahorrando” costos de producción a costa de sus empleados. Quieren mostrarnos que aún en las compañías donde están teniendo ganancias, los trabajadores son extremadamente propensos para ser chantajeados con la amenaza de la transferencia de las plantas de producción a cualquier parte, y con despidos masivos. Precisamente en el momento en que las fuerzas laborales se dispersan para el descanso de verano, cuando, de manera aislada, el sentimiento de impotencia es particularmente fuerte, lanzan el recorte. Un recorte a expensas de los trabajadores, el cual afecta no sólo la fuerza de trabajo en Daimler-Chrysler, sino a todos los esclavos asalariados.

BIPR : debate entre revolucionarios en Berlin

Publicamos a continuación la primera parte de un informe sobre una reunión pública del Buró Internacional por el Partido Revolucionario (BIPR), y en la que participó la CCI, que tuvo lugar el 15 de mayo en Berlín, sobre las causas de la guerra imperialista. La segunda parte de este informe será publicada en el próximo número de Acción Proletaria. Si hemos creído necesario dedicar espacio de nuestras publicaciones a dar a conocer las distintas argumentaciones que se confrontaron en dicho debate se debe evidentemente al interés de la propia discusión. Esto servirá además para que quienes estén interesados conozcan mejor lo que une y lo que diferencia, sobre la cuestión de la guerra, a las dos principales organizaciones de la Izquierda Comunista.

Mercedes; solidaridad obrera

A mediados de julio, Daimler lanzó un ultimátum a sus empleados de Sindelfingen-Stuttgart (Baden-Würtemberg) : o aceptáis sacrificar algunas de vuestras “ventajas” 1 lo cual permitirá abaratar los costes de producción, o la fabricación del nuevo Mercedes clase C se trasladará a Bremen y a East London (Sudáfrica). Como réplica, el sindicato metalúrgico IG Metall convocó el 15 de julio huelgas y manifestaciones de protesta de los asalariados de Daimler. El sindicato justificó su «actitud combativa» porque la empresa había obtenido 5.700 millones de euros de ganancias el año pasado. 60.000 obreros de Daimler, sobre todo los relevos de la mañana, se pusieron en huelga, manifestándose por toda Alemania2, recibiendo el apoyo de la población. La participación obrera en Bremen, a pesar de que era aquí donde iban “destinados” 6000 de los empleos que se iban a suprimir en Stuttgart, fue tan numerosa y combativa como en otras partes. Esa jornada de acción demostró no sólo la enorme rabia en las filas obreras, sino también unos auténticos sentimientos de solidaridad. En las manifestaciones, los obreros denunciaron que ese mismo tipo de chantaje se estaba fraguando en otras empresas y los intentos para imponer más horas de trabajo sin compensación de salario. Para los obreros se trataba de quebrar la lógica patronal cuyo mejor ejemplo es el acuerdo al que se llegó en las factorías de Bocholt y Kamp-Lindfor de Siemens, acuerdo que imponía la vuelta a las 40 horas «a cambio» de no trasladar la producción a Hungría.

Daimler Chrysler: En respuesta a la crisis capitalista, la solidaridad de los trabajadores

Los empresarios parecen haber conseguido lo que querían. Millones de asalariados han sido despedidos durante las vacaciones del verano con la noticia de que la compañía industrial más grande de Europa, en la principal planta de Mercedes en Stuttgart-Sindelfingen, va a estar en poco tiempo “ahorrando” costos de producción a costa de sus empleados. Quieren mostrarnos que aún en las compañías donde están teniendo ganancias, los trabajadores son extremadamente propensos para ser chantajeados con la amenaza de la transferencia de las plantas de producción a cualquier parte, y con despidos masivos. Precisamente en el momento en que las fuerzas laborales se dispersan para el descanso de verano, cuando, de manera aislada, el sentimiento de impotencia es particularmente fuerte, lanzan el recorte. Un recorte a expensas de los trabajadores, el cual afecta no sólo la fuerza de trabajo en Daimler-Chrysler, sino a todos los esclavos asalariados.

La necesidad de la solidaridad obrera contra la lógica del capitalismo en bancarrota

¿Cuál es el medio más efectivo de lucha cuando “nuestro” puesto de trabajo o la planta de producción ya no se consideran productivos? ¿El arma de la huelga pierde su efectividad cuando el capitalista intenta cerrar la fábrica a toda costa o cuando la empresa está al borde de la bancarrota?

Estas cuestiones se han planteado de forma muy concreta, no sólo en Opel, Karstadt o en Wolkswagen sino en todos los lugares donde, como resultado de la crisis económica del capitalismo, las fábricas o las empresas se hallan inmersas en un proceso de “salvamento” o simplemente cierran. Esto no ocurre únicamente en Alemania sino también en Estados Unidos o en China. Y no se limita tampoco a la industria, también los hospitales o las administraciones públicas están afectadas.

Elecciones en Alemania: estrategia electoral contra la clase obrera

¿Como explicar este entusiasmo unánime de toda la clase dominante ante la convocatoria de nuevas elecciones?, ¿Tan mal ha gestionado los intereses del capital nacional la coalición entre el SPD y los Verdes que no es posible esperar un año para hacerlos abandonar el Gobierno?, ¿El cambio del gobierno actual, que parece probable, conducirá a un cambio, por ejemplo, de la política económica y social, como anuncia a bombo y platillo la oposición actual?.

XI - La Izquierda comunista y el conflicto entre el Estado ruso y los intereses de la revolución

En el artículo anterior de esta serie ([1])

X - El reflujo de la oleada revolucionaria y la degeneración de la Internacional

La conquista victoriosa del poder en Rusia por la clase obrera en octubre de 1917 encendió una antorcha que iba a iluminar el mundo entero. La clase obrera de los países vecinos recoge inmediatamente el ejemplo de los obreros en Rusia. Ya en noviembre de 1917, la clase obrera en Finlandia se une al combate.

III - 1918: el programa del Partido comunista de Alemania

La clase dominante no puede enterrar totalmente la memoria de la Revolución de octubre 1917 en Rusia, donde por primera vez en la historia la clase explotada tomó el poder en un inmenso país.

VIII - El golpe de Kapp La extrema derecha pasa a la ofensiva, la democracia impone la derrota a la clase obrera

En la Revista Internacional nº 83 demostrábamos que en 1919 la clase obrera, tras el fracaso del levantamiento de enero, había sufrido graves derrotas a causa de la dispersión de sus luchas. La clase dominante en Alemania desencadenó la más violenta de las represiones contra los obreros.

IV - ¿Fracción del S.P.D. o nuevo partido?

En los tres anteriores artículos de esta serie hemos mostrado cómo la clase obrera, mediante sus luchas, obligó al capital a poner fin a la Iª Guerra mundial. Para impedir la extensión de las luchas, el capital no había escatimado medios para separar al proletariado alemán del ruso para sabotear toda radicalización posterior de las luchas.

Italia, Alemania, Gran Bretaña revueltas y represión en Palestina - Únicamente el proletariado puede acabar con la barbarie

Los medios de comunicación, los telediarios, la prensa entera rebosa de noticias. Desde hace un año, poco a poco se entera uno de cantidad de cosas sobre el pasado nazi del presidente austriaco K. Waldheim; además, en cada país, siempre hay una serie de “noticias importantísimas” que llenan los periódicos durante semanas (por ejemplo, en Francia y Gran Bretaña, las disquisiciones interminables sobre el insulto que Chirac dirigió a Thatcher).

Distribuir contenido