Chavismo

Evo al desnudo

En las Tesis sobre Feuerbach, Marx y Engels dicen que «es en la práctica donde se comprueba la verdad de una teoría». La verdad del “socialismo del siglo XXI” que predica el Señor Chavez y al que se ha apuntado el Señor Morales, puede evaluarse a la luz de una noticia aparecida el 13 de junio, confirmada por numerosas agencias de prensa, que, extractada en sus pasajes esenciales, dice así « BOLIVIA: ABREN FUEGO SOBRE LOS SIN TECHO: Gobierno de Evo Morales advierte que usará la bala y el Ejército para defender la ley y la propiedad privada».

El carácter “revolucionario” de la educación en el “Socialismo del Siglo XXI”: una trampa ideológica para continuar la explotaci

Además de impulsar el nacionalismo y el patriotismo como nociones que acompañan a todas las ideologías burguesas, en el chavismo éstos se complementan con el bolivarianismo, en el marco de un populismo de izquierda, para confundir al proletariado y hacer que acepte la explotación  y la pauperización que progresivamente ha venido sufriendo.

Venezuela: Después de las elecciones del 23N, acentuación de la ingobernabilidad

En la guerra sin cuartel en la que desde hace una década se confrontan las facciones de la burguesía venezolana, los sectores opositores al chavismo se han anotado un importante avance en las elecciones de alcaldes y gobernadores de Estado del 23 de noviembre pasado

Acentuación de la precariedad en nombre del “Socialismo”

El arrollador triunfo de Chávez en las elecciones del 3 de diciembre pasado, quien obtuvo un 63% de los votos válidos, contra un 37% del candidato de la oposición, no sólo consolida y relegitima en el poder al sector chavista de la burguesía durante un período de 6 años, sino que representa un triunfo para la burguesía venezolana en su conjunto.

Chávez explota a favor del capital los sueños de las capas más necesitadas

Publicamos a continuación el correo recibido de un lector de Brasil, quien simpatiza con las políticas emprendidas por Chávez (y Lula) a favor de las capas mas necesitadas. Estas manifestaciones de simpatía hacia el chavismo son cada vez mas frecuentes, tal como lo observamos en nuestras reuniones públicas y en los foros donde intervenimos, tanto presenciales como en Internet.

Una ideología al servicio de la burguesía: el pretendido carácter marxista del “socialismo del siglo XXI”

El tan cacareado “socialismo del siglo XXI” no constituye más que una forma de capitalismo de estado, cuyas instituciones político/jurídicas pretenden recrear las formas de encuadramiento ideológico de los sectores explotados, en el marco de la democracia burguesa

Correo del lector: Chávez explota a favor del capital los sueños de las capas mas necesitadas

Publicamos a continuación el correo recibido de un lector de Brasil, quien simpatiza con las políticas emprendidas por Chávez (y Lula) a favor de las capas mas necesitadas. Estas manifestaciones de simpatía hacia el chavismo son cada vez mas frecuentes, tal como lo observamos en nuestras reuniones públicas y en los foros donde intervenimos, tanto presenciales como en Internet. Ellas son la expresión de la preocupación genuina de este lector (así como de muchas otras personas en el mundo), por la situación de pauperización que viven los capas mas necesitadas, dentro de ellas millones de proletarios, y del rechazo a la horrorosa política imperialista de los Estados Unidos; quienes ven en Chávez y su “socialismo del siglo 21”, una vía para superar la pobreza y debilitar al “imperialismo yanqui”.

Armamentismo del gobierno chavista: Más armas para someter al proletariado y la población

El gobierno de Chávez y sus consortes, utilizando como justificación la “casi inminente” invasión de EEUU, nos repite una y otra vez que: “La mejor forma de garantizar la paz, es armándonos para la guerra”; que “Somos un pueblo de paz, nos armamos para la defensa de nuestra soberanía”. Como todos los gobiernos capitalistas, en nombre de la paz, el estado venezolano justifica uno de los más ambiciosos planes armamentistas.

¿De dónde puede surgir una alternativa al capitalismo?

Sobrevivir en el capitalismo se hace cada vez más duro para la mayoría de la población mundial no explotadora. A la miseria del desempleo, la pobreza, la guerra y los atentados indiscriminados que amenazan a los obreros de cualquier ciudad del mundo, desde Tel-Aviv a Londres, Moscú o Madrid, se suma el impacto de la degradación social, la violencia, la delincuencia… El capitalismo no ofrece ninguna perspectiva a la humanidad; al contrario, su subsistencia significa cada vez más miseria, barbarie y caos en todo el mundo.Frente a ello se puede constatar un desarrollo de la combatividad de la clase obrera en todo el mundo, y de la reflexión sobre la perspectiva, sobre si existe una alternativa al capitalismo.El verdadero movimiento revolucionario del s XXI son las luchas de la clase obrera; es el movimiento de huelga de masas que avanza lentamente; que va a estallar (como en Francia) en movilizaciones masivas en diferentes países, pero que también puede manifestarse en luchas puntuales que expresan las preocupaciones de la clase, y también madura en profundidad, en la reflexión de los elementos de la clase que buscan posiciones revolucionarias, en la intervención y el trabajo de los grupos revolucionarios. Ese movimiento que la burguesía quiere ocultar y difamar a toda costa

Venezuela, referéndum del 15 de Agosto: Chávez y la oposición, enemigos por igual de los trabajadores

El referéndum convocó a escoger entre dos opciones burguesas: la fracción chavista o la opositora, para que en adelante se encargue de continuar con la explotación de los trabajadores. Además de ser una oportunidad de la burguesía para darle credibilidad y oxigenar su dictadura democrática, es el resultado de una profunda crisis política en las filas de la burguesía venezolana que se ha agudizado de manera progresiva desde el ascenso de Chávez al poder en 1999, que ha llevado a la polarización de las diversas fracciones que componen al capital nacional en dos bandos: una oficialista agrupada alrededor de la figura de Chávez, y otra, que se le opone, agrupada en la llamada Coordinadora Democrática, logrando dividir a buena parte de los trabajadores y de la población en general en “chavistas” o “anti-chavistas”. Independientemente del resultado, que por el momento ha dado el triunfo a Chávez, encierra un gran peligro para los trabajadores ya que puede recrudecer los enfrentamientos violentos y sangrientos dado el nivel de exacerbación de las luchas intestinas de la burguesía.

Páginas

Suscribirse a Chavismo