Correspondencia con otros grupos

Sobre la “revolución naranja” en Ucrania - La cárcel del autoritarismo y la trampa de la democracia

La “revolución naranja” de 2004 en Ucrania fue un acontecimiento muy mediatizado en Occidente. Poseía todos los ingredientes de una novela de política-ficción: por un lado una mafia estaliniana corrompidísima, probablemente culpable del asesinato de un periodista al que se le achacaba una encuesta demasiado profunda sobre los “negocios” de esa mafia, y por el otro Víctor Yúshchenko, el heroico defensor de la democracia de rostro devastado por el veneno de un atentado fallido del KGB y apoyado por la hermosa Yulia Timoshenko, figura emblemática de la juventud y de la esperanza en el porvenir.

Comentarios en torno a un texto de un grupo 'autonomista'

Es evidente que dentro de una parte de jóvenes pertenecientes a la clase trabajadora, o conectados de alguna manera a ella, existe la preocupación por explicar los sucesos sociales que en su vida se presentan, y la búsqueda de una postura política coherente para enfrentarlos. En ese complicado proceso de reflexión, tienen que soportar la lluvia de torcidos argumentos del izquierdismo, lo mismo de estalinistas y trotskistas, de castroguevaristas y zapatistas, o de anarquistas y “altermundistas”... Justamente en ese enredo de ideologías izquierdistas, hemos encontrado una publicación llamada “La Trinchera” (nº 10, Nov.-Dic. 2004), en el que junto a proclamas “contraculturales” (propias de los fanzines punk), denuncias por detenciones de “altermundistas”, y alabanzas al anarquismo oficial, se presenta un texto firmado por el “Comité de Análisis e Ideología Autónomos” (en adelante lo nombraremos como CAIA), titulado: “A 87 años de la revolución de octubre: rescatar al marxismo y destruir al estado”, y que a diferencia del resto de los artículos, en este se percibe un intento por avanzar en un proceso reflexivo.

Debate proletario: Saludos al foro de discusión internacionalista de Rusia

La iniciativa de poner en marcha un foro de discusión internacionalista ha sido tomada por tres organizaciones (la Corriente Comunista Internacional, la organización de Moscú de la Confederación de anarcosindicalistas revolucionarios de Rusia y el Grupo de Colectivistas Proletarios Revolucionarios- Rusia). El primer tema sometido a la discusión ha sido el de las lecciones a sacar de la derrota de la revolución de octubre.


Respuesta al MLP: Revolución socialista del proletariado contra autodeterminación nacional

En números anteriores de la Revista Internacional (1), hemos publicado una considerable cantidad de correspondencia con el Partido marxista laborista de Rusia. Este intercambio se ha centrado principalmenteen el problema de la decadencia el capitalismo y sus implicaciones para ciertas cuestiones clave, como la naturaleza de clase de la revoluciónde Octubre y el problema de la “liberación nacional”. Hemos recibido noticias de una escisión en el grupo. Ahora habría dos MLP, uno que se refiere a sí mismo como el MLP (Bolchevique), y otro –con el que hemos mantenido debate hasta ahora-, el MLP (Buró sur). Para tratar de clarificar una situación bastante confusa, y comprender mejor las verdaderas posiciones del MLP sobre cuestiones fundamentales del internacionalismo proletario, planteamos por escritoal MLP (Buró sur, BS) una serie de preguntas (en el resto del artículo, cuando mencionamos al MLP, nos referimos al MLP (BS), a menos que se indique lo contrario). Estas cuestiones se reproducen en la respuesta del MLP, que publicamos a continuación, después sigue nuestra respuesta a la carta del MLP, en la que nos concentramos de nuevo en nuestras diferencias sobre la cuestión nacional.

¿Es posible una acción común de la Izquierda Comunista contra la guerra?

 A continuación publicamos dos cartas que enviamosa las organizaciones de la Izquierda comunista, proponiéndoles unas modalidades para una intervención común frente a la guerra. Al no haber recibido la menor respuesta por parte de estas organizaciones a nuestra primera carta, acordamos mandar una segunda con nuevas propuestas, más modestas y a nuestro parecer más fácilmente aceptables por ellas. Entre todas las organizaciones a quienes mandamos nuestro llamamiento (Buró internacional para el Partido revolucionario –BIPR–, Partito comunista internazionale –Il Comunista, le Prolétaire–, Partito comunista internazionale –Il Partito comunista–, Partito comunista internazionale –Il Programa comunista), sólo se dignaron contestarnos el BIPR y el PCI-le Prolétaire. Esto dice mucho sobre la autosuficiencia de las demás organizaciones.

Marxist Labour Party (Rusia) : La anatomía marxista de Octubre 1917

Publicamos aquí amplios extractos del texto La anatomía marxista de Octubre y la situación actual, del Marxist Labour Party ruso. Por falta de espacio no hemos podido publicar el texto entero; se puede encontrar la versión original inglesa en nuestro sitio web (www.internationalism.org) (1) TRAS décadas de poder soviético, nos hemos acostumbrado a hablar de la gran revolución de Octubre como una revolución socialista. Pero mucho de eso a lo que nos hemos acostumbrado ha desaparecido ahora ¿En qué se han convertido en estas circunstancias los "títulos nobiliarios" de la Revolución de octubre? El marxismo científico clásico afirma que el primer acto de la revolución social del proletariado será la toma del poder político por la clase obrera. Según Marx, el capitalismo está separado del comunismo por un periodo de transformación revolucionaria. Este periodo sólo puede ser una dictadura del proletariado. Por consiguiente, si no se ve esa dictadura de clase, es evidentemente inapropiado hablar de superación de las relaciones capitalistas. Además las denominaciones y los rótulos oficiales no significan nada. Pueden ser errores (bienintencionados o no). El propio Marx estaba convencido de que ni las épocas ni las personas pueden juzgarse por la forma en que se conciben a sí mismas. Ya estamos de sobra convencidos: ser miembro de un partido que se llama comunista no significa tener una convicción comunista; no más que la nostalgia de banderas rojas al viento en los edificios administrativos atestiguaría una aspiración a nuevas relaciones sociales.

Respuesta al 'Marxist Labour Party' : Solo la dimensión internacional permite entender Octubre

QUEREMOS en primer lugar saludar la seriedad del texto, los esfuerzos hechos por el Marxist Labour Party (MLP) para traducirlo y propagarlo internacionalmente, así como también la invitación hecha a organizaciones revolucionarias a comentarlo. El carácter de la Revolución de octubre, así como la naturaleza del régimen estalinista qui surgió de su derrota, siempre ha sido un problema crucial para los revolucionarios, problema que sólo el método marxista permite abordar. Como lo sugiere el título del texto, se trata de un intento de poner en evidencia la "anatomía marxista" de la Revolución de octubre, referiéndose a los estudios más elaborados sacados de los clásicos del marxismo (Engels, Lenin, etc.). Ya veremos que estamos de acuerdo con ciertos aspectos de este texto, no con todos, pero son éstos los que plantean debate. Nos parece sin embargo que el texto no logra su propósito fundamental : definir la naturaleza esencial de la Revolución de octubre. Por esto nos dedicaremos en este artículo a subrayar los principales desacuerdos que tenemos al respecto. Parece como si este texto fuera el producto de un debate en el MLP. No estamos muy al tanto de los diferentes puntos de vista que se expresan en este debate, pero en la traducción en inglés del prefacio, publicada en el órgano del MLP, Marxist, se habla de divergencias entre los puntos de vista de las corrientes "leninista" y "no-leninista" sobre la Revolución rusa, siendo el texto que comentamos la expresión de esta última corriente.

Páginas

Suscribirse a Correspondencia con otros grupos