La cuestión nacional

warning: Creating default object from empty value in /home/gmpmprdg/public_html/es/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.
En el periodo de decadencia del capitalismo, ya no es posible para la clase obrera dar apoyo de ningún tipo a los llamados movimientos de "liberación nacional". Todos los Estados son igualmente imperialistas.

La insurrección de Dublin en 1916 y la cuestión nacional

Por Pascua de 1916, hace cien años, unos cuantos nacionalistas irlandeses se apoderaron de posiciones estratégicas en el centro de Dublín, proclamando la independencia de Irlanda frente al imperio británico, así como la creación de la República de Irlanda. Consiguieron resistir algunos días antes de ser aplastados por las fuerzas armadas británicas, que no dudaron en bombardear la ciudad utilizando los cañones de la marina de guerra.

España y Cataluña: dos patrias para imponer la miseria

Millón y medio de personas se manifestaron el pasado 11 de septiembre en Barcelona a favor de que Cataluña “tenga un Estado propio dentro de Europa”.

Este acontecimiento ha sido enfocado desde muy diferentes lecturas: ¿es viable la independencia de Cataluña?¿Por qué Cataluña pretende “divorciarse” de España? ¿Vivirán mejor los catalanes con la independencia? ¿Es cierto que Cataluña aporta más a España de lo que recibe de ésta? ¿Habría que pasar a un Estado federal?

La lucha de la clase obrera en los países de la periferia del capitalismo

La lucha de la clase obrera en los países de la periferia del capitalismo

El conflicto judeo-árabe La posición de los internac… años 30 : Bilan nº 30 y 31 (1936)

El conflicto judeo-árabe La posición de los internac… años 30‑: Bilan nº 30 y 31 (1936)

 los artículos

Balance de 70 años de luchas de “liberación nacional” II —En el siglo XX, la “liberación nacional”, eslabón fuerte de la cadena imperialista

Marx decía que la verdad de una teoría se demuestra en la práctica.

Chile. Después del Rescate: rescatar a los trabajadores del nacionalismo y la explotación

Los compañeros del Grupo de Lucha Proletaria (Perú) nos envian un artículo muy claro, sencillo y vibrante de denuncia del tremendo montaje que ha organizado el Señor Piñera a la cabeza de la burguesía chilena de "rescate y solidaridad" de los ciudadanos mineros chilenos.
Saludamos esta iniciativa que se une a la que hemos publicado del Colectivo Revolucionario de Estudiantes Espartaquistas

La barbarie nacionalista

Estamos asistiendo en toda Europa Oriental y en la URSS a una violenta explosión nacionalista.

Contra la utilización de Lenin para hacer tragar el nacionalismo más soez

Parece que últimamente en varios foros (también en Indymedia por ej.) hay quien anda interesado en confundir la posición internacionalista de la clase obrera con lo que dice la UCE. Dado el poco “apego” que suscita, lógicamente, la acción de este oscuro grupo político, se entiende que con tal identificación se trata precisamente de desacreditar el internacionalismo proletario. Pues bien, lo que, sin embargo, es bastante evidente es que la UCE tiene mucho más en común con cualquier tipo de nacionalismo (sea de patria grande o de patria chica; ya asentado en un Estado o aspirante a dotarse de tal maquinaria de opresión,…), que con el internacionalismo. Con los primeros comparte la necesidad de banderas, fronteras y patrias, en resumen la nación, a la que ven como salvaguarda de los intereses de los oprimidos y los explotados. Los internacionalistas en cambio defendemos que la patria es el coto privado del capital nacional, que esa amalgama interclasista a la que se llama “pueblo” no es más que el sojuzgamiento de los explotados de tal o cual región del mundo a sus “paisanos” explotadores,… en definitiva que, como señala el texto que abre este hilo, la nación corresponde a la burguesía y el internacionalismo al proletariado revolucionario y la futuro de la humanidad. Se puede ser “patriota” y defender el viejo mundo de banderas y patrias que conduce a la humanidad a la guerra y la destrucción, o se puede ser revolucionario y aspirar a abolir todas las divisiones que atenazan al género humano, para instaurar una verdadera comunidad humana mundial. Se puede ser, insisto, una cosa o la otra, pero no las dos a la vez. O con los “versalleses” o con la Comuna de París; o con Companys y la “Checa” o con Berneri y las barricadas de Mayo 37.

Entre Internacionalismo y nacionalismo-patriotismo no existe afinidad alguna. Hay que elegir.

Muchas corrientes que reivindican la lucha por el comunismo asumen sin reservas una postura de defensa del nacionalismo y por tanto de la patria. Otras intentan disimular la cuestión en nombre de una lucha en defensa de la independencia y contra el imperialismo. ¿Será que estas dos orientaciones –lucha por el comunismo y defensa de la patria- se complementan a nivel teórico y práctico y se fortalecen mutuamente o, por el contrario, se excluyen? En la historia de la lucha revolucionaria por su emancipación, el proletariado ya confrontó esta cuestión y le costó mucho la falta de claridad frente al nacionalismo.

 

La cuestión china y la Internacional (1920-1940) - La Izquierda comunista contra la traición de la Internacional comunista

Del combate de la Oposición de izquierdas al rechazo

Las tareas del proletariado

Contra cualquier forma de nacionalismo, frente a la crisis mundial del capitalismo los comunistas deben propagar las tareas internacionalistas de la clase revolucionaria, la clase obrera.

La situación después de la Segunda Guerra Mundial

Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, los movimientos de las colonias evolucionaron de dos formas, aunque manteniéndose ambas dentro de la misma dinámica que antes.

Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, los movimientos de las colonias evolucionaron de dos formas, aunque manteniéndose ambas dentro de la misma dinámica que antes.

La cuestión nacional desde 1920 hasta la Segunda Guerra Mundial

Con la derrota de la oleada revolucionaria de 1917-23 y el movimiento del capitalismo hacia un nuevo reparto imperialista del mercado mundial, los revolucionarios se vieron forzados a reflexionar, con una profundidad no conocida antes, sobre las razones de la derrota, sobre las nuevas tendencias que se producían en el capitalismo.

La cuestión nacional al iniciarse la decadencia del capitalismo

El debate sobre la cuestión nacional había vuelto a abrirse poco antes de que la Guerra Mundial Imperialista iniciara de manera evidente la nueva época. Después de 1871, la burguesía de los principales países capitalistas ya no entraba de la misma manera en guerras nacionales. Las ansias imperialistas de finales del XIX eran la aceleración del capitalismo hacia su apogeo, pero alcanzado este punto también se acercaba a su declive.

Los comunistas y la cuestión nacional en el siglo XIX

Los proletarios no tienen patria. Esta es la base del análisis comunista sobre la cuestión nacional. A lo largo de este siglo millones de proletarios han sido mistificados, movilizados y sacrificados bajo las banderas del patriotismo, la defensa nacional y la liberación nacional.

Introducción a la 1ªedición en francés

Si desde el punto de vista comunista puede plantearse alguna pregunta sobre las luchas de “liberación nacional”, esta es sin duda ¿Por qué y en qué circunstancias pudo el proletariado apoyarlas? y no ¿Por qué el proletariado no debe participar en ellas?

Introducción a la 1ª edición en español

¡LOS OBREROS NO TIENEN PATRIA! Esta vieja consigna del proletariado internacional ha sido negada, deformada y falsificada por toda una recua de “marxistas” de todos los colores: trotskistas, maoístas, estalinistas, social-demócratas,…, y también por los anarquistas quienes, aunque no se dicen marxistas, se proclaman internacionalistas y apátridas.

Nación o Clase

Respuesta al MLP: Revolución socialista del proletariado contra autodeterminación nacional

En números anteriores de la Revista Internacional (1), hemos publicado una considerable cantidad de correspondencia con el Partido marxista laborista de Rusia. Este intercambio se ha centrado principalmenteen el problema de la decadencia el capitalismo y sus implicaciones para ciertas cuestiones clave, como la naturaleza de clase de la revoluciónde Octubre y el problema de la “liberación nacional”. Hemos recibido noticias de una escisión en el grupo. Ahora habría dos MLP, uno que se refiere a sí mismo como el MLP (Bolchevique), y otro –con el que hemos mantenido debate hasta ahora-, el MLP (Buró sur). Para tratar de clarificar una situación bastante confusa, y comprender mejor las verdaderas posiciones del MLP sobre cuestiones fundamentales del internacionalismo proletario, planteamos por escritoal MLP (Buró sur, BS) una serie de preguntas (en el resto del artículo, cuando mencionamos al MLP, nos referimos al MLP (BS), a menos que se indique lo contrario). Estas cuestiones se reproducen en la respuesta del MLP, que publicamos a continuación, después sigue nuestra respuesta a la carta del MLP, en la que nos concentramos de nuevo en nuestras diferencias sobre la cuestión nacional.

«El Militante»: Cómo inocular el nacionalismo con argumentos "radicales"

 De la misma forma que Dalila le quitó la fuerza a Sansón cortándole los cabellos, la burguesía le quita la fuerza a la clase obrera confundiendo su conciencia y destruyendo su unidad. Uno de los engaños que mejor resultado le ha dado a la clase dominante durante el siglo XX ha sido conseguir que la clase obrera identifique sus intereses con la “liberación nacional de los pueblos”y la defensa de los “verdaderos intereses nacionales”. Tal mistificación ha servido para justificar las innumerables carnicerías guerreras que han llenado de sangre el planeta. Ahora bien, hay muchas formas de defender este engaño. Conocemos muy bien la forma descarada que emplea la Derecha: Bush y sus halcones hablando del “interés nacional americano” o Aznar con su “patriotismo constitucional”. La Izquierda de los Zapatero, Llamazares y compañía es más sutil: en lugar de Nación o Patria utilizan el término “pueblo” como nuevo disfraz del interés nacional pues resulta que en ese concepto caben la gran mayoría de capitalistas “demócratas”, la pequeña burguesía, los trabajadores, en fin, TODA LA NACION, excepto cuatro oligarcas “vendepatrias”. Más rebuscada y cínica es la defensa del interés nacional que hacen los grupos izquierdistas (trotskistas, anarquistas, neo-estalinistas etc.) que llegan a hablar de “internacionalismo” y de “acabar con el capitalismo”. Este es el caso del grupo El Militante, perteneciente a la corriente trotskista e inspirador del Sindicato de Estudiantes.


¡El nacionalismo (español o catalán) es el pasado! ¡La lucha de clases es el futuro!

La polémica y las intrigas del Estatut de Cataluña son un asunto en el que se dirimen las pugnas entre las diferentes fracciones de la burguesía; pero eso no significa que no tenga ningún interés para el proletariado. En primer lugar porque la política de la burguesía, su estrategia, sus conflictos, el estudio del enemigo y sus maniobras, es un arma de la guerra de clases, y un elemento de la toma de conciencia del proletariado. Muchas de las obras clásicas del marxismo se han dedicado a este análisis, como por ej. El 18 Brumario de Luis Bonaparte de Marx, o los propios escritos sobre España de Marx y Engels. En segundo lugar porque precisamente grupos como El Militante, o los sindicatos radicales, se van a encargar de presentar el Estatut como una reivindicación obrera, para intentar desviar así las luchas obreras de su terreno, en una reedición de la vieja estrategia de los 70, como ya se está haciendo en SEAT.

Documento - Nacionalismo y antifascismo

Publicamos aquí unos extractos del libro de A. Stinas, revolucionario comunista de Grecia([1]).

Los comunistas y la cuestión nacional (1900-1920) II – El debate durante la guerra imperialista

En el primer artículo esta serie, aparecido en el número 36-37 de la Revista Internacional en castellano, examinamos la actitud de los comunistas sobre la cuestión nacional en los albores de la decadencia del capitalismo, en especial los debates entre Lenin y Rosa Luxemburgo sobre la cuestión del apoyo de la clase obrera al "derecho de las naciones a la autodeterminación".

Los comunistas y la cuestión nacional (1900-1920) – I - El debate sobre la cuestión nacional en los inicios de la decadencia del capitalismo

"¡Proletarios de todos los países, uníos!"

Distribuir contenido