Chile. Después del Rescate: rescatar a los trabajadores del nacionalismo y la explotación

Versión para impresiónEnviar por email

Pasa en todas las minas de Chile, en todas las minas de Perú, de Bolivia, de Ecuador, México...en fin pasa en todas las minas del mundo. Siempre son las peores y terribles condiciones de trabajo que acompañan a los obreros mineros, junto a enfermedades y accidentes laborales. A las empresas mineras les va bien todo esto, porque estas condiciones terribles de trabajo se traduce en menores costos de operación y por consiguiente mejores ganancias para ellos. Los mineros están condenados a tragar polvo del socavón y están siempre propensos a que se los trague la tierra, la mina.

Esto pasó en la mina San José, en Copiapó, 850 kilómetros al norte de Santiago, Chile. 33 obreros mineros estuvieron atrapados desde hace más de dos meses en un profundo socavón.

Un gran show mediático:

La noticias llegaban por todos los medios (prensa, radio, TV, internet...) a cada rincón del planeta-en poco tiempo la noticia ya había dado la vuelta al mundo, casi 24 horas al día la noticia acaparaba los medios. 33 obreros mineros enterrados vivos en una de las tantas minas, escenarios de las muertes más silenciosas. Sus héroes para el rescate, sus propios enterradores: El Estado chileno al frente con Piñera y la empresa minera San Esteban Primera.

"La primera intención de todo este desplazamiento de la noticia, era clara: Mostrar al mundo entero que el Estado y La Empresa están con los trabajadores en sus peores momentos y que se preocupan por ellos".

El ocultamiento de terribles condiciones de trabajo:

Pero no solo era suficiente mostrar "solidaridad" con los obreros mineros, el Estado en complicidad con el empresariado Minero, se movían rápidamente buscando ayuda internacional (NASA y demás especialistas...) con la intención de ocultar las deplorables medidas de seguridad en que trabajaban los obreros mineros en la mina San José.

"Las deplorables medidas de seguridad de la minera ya habían sido notificadas por trabajadores del yacimiento San José. En Julio pidieron al ministro Laurence Golborne[1]el cierre del yacimiento San José. La empresa enfrentaba reiteradas denuncias por accidentes laborales. El ministro de Minería respondió que su labor es crear empleo"[2]

La Complicidad del Estado y La Empresa Minera:

El Estado ha hecho lo imposible para ocultar la responsabilidad del Empresariado. Finalmente el Estado y la Empresa Minera se han visto como los héroes de la clase trabajadora frente a toda esta situación de tragedia que envuelve no solo a los obreros mineros de Chile, si no del mundo entero. Una situación que se repite a diario.

El Miedo del Estado y la Burguesía a que se generalice el descontento:

Piñera sabe bien que estas situaciones se reproducen a diario, sabe que esto es pan de cada día y ante esto la mejor idea es mostrar preocupación ante el sufrimiento de los trabajadores mineros y sus familias. Había que moverse con rapidez, la indignación de los familiares de los obreros mineros y el resto de trabajadores mineros de minas cercanas, se mosqueaba, iba en aumento. Crece la posibilidad de que se extienda la solidaridad entre los trabajadores, crece la posibilidad de un levantamiento. El Estado conoce bien la combatividad de los Obreros mineros, la conoce muy bien y teme por ello.

Una tremenda campaña nacionalista y triunfalista:

Hemos asistido a una tremenda campaña de propaganda nacionalista con un asqueroso tufillo paternalista y triunfalista que se ha montado en torno al salvamento de los mineros en Chile. El Estado con Piñera al frente ha creado un clima de fiesta nacionalista por el rescate de los obreros mineros, nos han hecho ver que el Estado y la Burguesía tienen los mismos intereses de los trabajadores, que Chile está con ellos y que vela por su integridad como ciudadanos Chilenos.

El nacionalismo cubre el engaño y la explotación de los trabajadores. Por eso se ha visto cantar el himno nacional de Chile en plazas y calles, besar la bandera todos juntos como hermanos: Explotados y Explotadores. Los trabajadores han caído en la trampas de la Burguesía y en el nacionalismo que escupe dicha clase explotadora: "Viva Chile", "Orgullosos de ser Chilenos", "La gran Familia Chilena", "¡Gracias a todo Chile!", Todas estas expresiones son parte del veneno Nacionalista, veneno que ataca directamente, la conciencia de clase de los trabajadores, sacándolos del terreno de clase de sus demandas y sus luchas.

El proletariado de Chile y del mundo, debe tener en cuenta que el nacionalismo los lleva a un callejón sin salida, por que divide a los trabajadores por países y los acaba enfrentando en masacres mundiales. Al capitalismo solo le interesa mantener divididos y enfrentados a los trabajadores. ¿Qué diferencia hay entre los obreros mineros de Chile, Perú, Ecuador, Bolivia o México...? Ninguna. Sin embargo hay muchas cosas en común entre todos. Todos están bajo las mismas inhumanas condiciones de trabajo, en cada socavón, en cada mina. Pero también tienen el mismo común denominador: pertenecen a la misma clase social y que por lo tanto tienen los mismos intereses que defender. Los trabajadores al reivindicar la patria y el Estado, refuerzan sus cadenas de explotación y esclavitud. El proletariado debe sacar como lección que no debe perder su perspectiva de clase, ante tanto himno, trapo de color, regalos que se le hagan o encubran, que todos esos supuestos esfuerzos que pueda hacer la Burguesía o el Estado por ellos, no es más que un "engaña muchachos" o "una pasada de mano". Ellos solo quieren sacar ganancias de nuestro esfuerzo, a cualquier precio. Después de todo este rescate, las condiciones de trabajo se mantendrán o quizás empeorarán por la crisis mundial del Capitalismo y nada podrá cambiar esta situación. Solo la unión de todos los trabajadores contra los intereses de sus Explotadores, darán otra posibilidad de vida. La clase obrera mundial, ampliando sus luchas económicas, profundizando y recuperando su visión política podrá demostrar a toda la humanidad que son capaces de plantear una verdadera comunidad humana y donde su papel de bestias de trabajo se anule para siempre.

¡Trabajadores de todos los países unidos!

Grupo de Lucha Proletaria (20-10-2010)


[1] Laurence Golborne. Actual Ministro de Minería de Chile

[2] Ver más en www.surysur.net