Balance del Primero de Mayo

Versión para impresiónEnviar por email

Todos sabemos lo que representa la conmemoración del Primero de mayo a nivel mundial, sabemos que es una fecha para recordar, para reflexionar, sobre nuestra condición de explotados. El proletariado empieza a despertar junto a otras capas también explotadas a nivel mundial, pero aun este despertar sigue siendo débil por la enorme presión y poder que la ideología dominante ejerce sobre todos nosotros. La clase obrera todavía tiene que pelear contra este gran peso que carga sobre sus hombros y que no le permite reconocerse completamente en el terreno de la lucha de clases, que no le permite dotarse de su confianza en sí misma, de su fuerza y unidad de clase, de defender su autonomía en sus luchas, de defender su programa histórico.

Es necesario comprender que la crisis mundial del capitalismo agudizará y empeorará nuestras condiciones de vida, que los ataques que el capitalismo y sus burguesías, serán cada vez más brutales y constantes (veamos ahora Grecia, Italia, Portugal, España, Irlanda..) cada ajuste de cinturón, cada medida de austeridad, cada recorte de salarios , representa mayor explotación y valga la redundancia peores condiciones de vida para el proletariado y el resto de capas explotadas.

Este 1ero de Mayo es motivo de reflexión, critica y autocritica: Los primeros de Mayo se siguen viendo desde una perspectiva de reivindicar al obrero, una fiesta del trabajo y los trabajadores, de tribuna de partidos de izquierda, de izquierdistas de todas las layas, sindicatos y sindicalistas, de toda una flora y fauna que solo mistifica esta fecha como solo un día en el calendario, una fecha donde solo se puede salir en procesión, encuadrados por la presencia de los partidos, sindicatos y fuerzas policías. Donde no se reivindica la lucha de clases ni mucho menos sus intereses de clase, donde no se ven consignas que se encuentren en el campo obrero; solo consignas de la izquierda del capital de sus partidos, sindicatos y de uno u otro grupillo de activistas venidos a menos. Estos elementos mencionados nada tienen que ver con la lucha del proletariado.

En Lima en esta fecha se ha visto una serie de elementos positivos y negativos que se tienen que mencionar aquí:

1. En la movilización del 1ero de Mayo se ha visto una mayor presencia de jóvenes obreros, cosa que no se veía antes. Podemos explicar que la presencia de jóvenes obreros se explica debido que son los jóvenes como población mas afectada, los que sufren el desempleo más brutal por causa de las crisis del capitalismo. Y lo podemos contrastar con la tan amplia información brindada de fuentes oficiales como la OIT, por ejemplo. Los jóvenes aquí buscan sinceramente alternativas al mundo existente, mas solo encuentran en la calle a la izquierda del capital.

2. Otro aspecto positivo a mencionar es la mayor presencia de minorías revolucionarias del proletariado, cosa que hace unos años atrás no se veían. Estas minorías que ha venido segregando la misma clase, empiezan a madurar, a tomar conciencia y a desarrollarse, contribuyendo a la lucha del proletariado a escala mundial, reconociendo que aun son esfuerzos muy ínfimos.

3. Un primer aspecto negativo tienen relación con el encuadramiento de los obreros en las fauces de sindicatos y partidos de la burguesía. Cosa que aun falta combatir y deslindar como clase explotada. Hemos visto luchas en Tekel, Turquía, que han marcado el camino de las luchas futuras de la clase, negando el papel de los sindicatos como mediadores en las luchas obreras, evitando así el ahogamiento y encuadramiento de las mismas. Aun así la marcha estuvo compuesta por sindicatos, frentes, partidos, Ongs... que nada tienen que ver con la organización de la clase.

4. El peso de la ideología dominante del capitalismo juega siempre un papel imprescindible en toda la clase obrera y esto a nivel mundial, no solo aquí. Y esto se nota por las consignas lanzadas en la movilización del pasado 1ero de Mayo, ya que la movilización fue tras banderas Burguesas como "defensa de la escuela gratuita", "contra el neoliberalismo", "por la amnistía política" "contra la corrupción". Todo esto acompañado de grupos izquierdistas (maoístas, anarquistas, nacionalistas, frentistas...) que nada tienen que ver con la lucha del proletariado.

5. Criticamos el Entrismo en todas sus formas, postura que plantea que los revolucionarios deben ingresar en organizaciones tales como sindicatos, comedores populares, frentes, organizaciones barriales, partidos de izquierda, con el pretexto que allí están los proletarios, los explotados. Esa táctica-indigna y oportunista-históricamente solo llevó a nuestra clase y su vanguardia a los callejones sin salida del reformismo y la contrarrevolución.

6. Por supuesto todo esto es muestra que el proletariado le falta recuperar su confianza en sí mismo, de reconocerse como clase y reapropiarse de su programa histórico. El proletariado tiene que organizar de manera autónoma sus luchas como clase a nivel mundial, para superar su encuadramiento y debilitamiento provocado por partidos y sindicatos. Solo la solidaridad, la unidad y su internacionalismo proletario en sus luchas masivas generalizadas a escala mundial, marcaran el camino del proletariado para su victoria final.

ORGAP/GLP (06-05-2010)