Balance de la reunión de un Círculo de Debate Proletario con la CCI (Lima - Perú)

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por emailLa reunión fue apasionante por las siguientes razones:
por la participación muy activa e implicada de los asistentes, de los que una mayoría tomaron la palabra.

por el impresionante espíritu internacionalista que se respiraba en ella y que la atravesó de comienzo a fin.

por expresar una colaboración y un debate común entre distintas generaciones del proletariado, no olvidemos que la CONTINUIDAD ENTRE GENERACIONES PROLETARIAS es un arma fundamental de su lucha.

por el gran interés que tuvieron las cuestiones allí tratadas y que se situaban desde la defensa del bien más preciado para el proletariado: EL INTERNACIONALISMO.

Esta reunión es una muestra rotunda del avance de la lucha y de la toma de conciencia que se está operando a escala mundial.

Solamente quisiéramos plantear la necesidad de una clarificación sobre el último pasaje del Balance: «Pero teniendo presente que la revolución en su forma es nacional, pero en su contenido internacional». ¿Cuál es el alcance de esta afirmación? En el Manifiesto Comunista se da este pasaje que está justificado por corresponder a un periodo histórico en el cual el proletariado tenía tareas específicas frente a cada nación dado que mientras en unos países el capitalismo ya había triunfado plenamente, en otros subsistían fuertes trabas feudales y en la mayoría el desarrollo capitalista apenas se había iniciado. Sin embargo, ese periodo histórico terminó con la plena implantación del capitalismo a escala mundial y el desarrollo de una situación donde, como decía Lenin, «el mundo está más que repartido» y a lo que asistimos es a una rebatiña permanente entre las naciones por el reparto de un mundo donde cada vez hay menos sitios para todos los Estados. En tales condiciones históricas, que nosotros llamamos las de la decadencia del capitalismo, la lucha del proletariado no solo es internacional en su contenido sino igualmente en su forma.

Quizá, lo que los compañeros hayan querido decir es que el proletariado debe destruir cada Estado nacional. Es totalmente cierto. Ahora bien, ¿cómo enfocar esa tarea? Únicamente desde la unidad internacional del proletariado, desde una visión y una perspectiva internacional, desde la solidaridad internacional, desde la concepción de un ejército mundial que desde esa posición de fuerza aplasta a todos y cada uno de los Estados nacionales. Creemos que tanto el espíritu como los análisis expuestos por los compañeros van plenamente en ese sentido.

CCI

BALANCE ESCRITO POR LOS COMPAÑEROS

- Nuestro círculo consciente del proceso por el cual atraviesa nuestra clase en este momento, tiene por principio fundamental la unión del proletariado a nivel mundial para la revolución, entendiendo esto como la única vía para la liberación de la sociedad de las trabas a la que está sujeta por este modo de producción. Analizando esto, creemos fielmente que el debate como arma histórica es un elemento que debemos rescatar en nuestro contexto y también a nivel mundial, por lo tanto la reunión sostenida con los compañeros de la CCI evidencia no solo nuestra predisposición sincera y abierta a la reunión de los revolucionarios, sino también es muestra clara y fehaciente del desarrollo de la lucha de clases en todos los lugares del globo.

- El entusiasmo mostrado por ambas organizaciones en esta reunión, reafirma una vez más la vieja y aun viva consigna ¡Proletarios de todos los países, uníos!, que por parte nuestra cada vez más es comprendida y aplicada en nuestra lucha diaria, rompiendo con viejas trabas y dogmas impuestas por la contrarrevolución. En esta reunión el proletariado se pudo reconocer, no en patrias, sino como clase histórica explotada y revolucionaria, que tiene todo un porvenir no solo para ella sino para la humanidad entera.

- Ya dentro del debate se discutió sobre el tema “Nacionalismo e Internacionalismo” entendiendo estos dos conceptos como contrarios y antagónicos. Para los intereses del proletariado, el asumir el nacionalismo en cualquiera de sus formas es un retroceso en su toma de conciencia. El asumir el Internacionalismo, por el contrario, nos forja en la lucha verdadera sin desviaciones burguesas, en la lucha histórica de nuestra clase, que como bien quedó claro en esta reunión es una clase a nivel mundial. Podremos ser más altos, más bajos, más blancos, más oscuros, pero sentimos la misma explotación. Con nuestro trabajo, se siguen haciendo ricos los que ya son ricos, los burgueses. Nosotros somos los que creamos la riqueza de la sociedad, pero nada nos pertenece, solo vivimos para engordar a otros.

- Sobre lo anterior un compañero mencionó que “Lo principal es la condición económica de un hombre no su piel o su supuesta patria”. Continuando con esto otro compañero añadió que “Si entendemos la economía como base para analizar la sociedad debemos ser conscientes de que la revolución no puede ser en un solo país, debe ser mundial por eso la llegada de la CCI y el debate con nuestra organización cobra relevancia en este proceso que vivimos.”

- Con el debate se reafirmó la denuncia de los nacionalismos como arma ideológica de la burguesía para defender sus intereses. Uno de los compañeros mencionó: “En el Perú nos cuentan el cuento desde hace más de un siglo que los chilenos son malos y que debemos hacerle la guerra, pero ¿quiénes luchan las guerras y quiénes ganan realmente en una guerra?”.

- También se mencionó que si el capitalismo es un sistema a nivel mundial, la solución debe ser una lucha a nivel mundial para acabar con este sistema, no podemos luchar por parcelas aisladas llamadas patrias o naciones.

- Se concluyó que el encuentro con los compañeros de la CCI, LECO y NDIE



CCI: Corriente Comunista Internacional, LECO: Liga por la Emancipación de la Clase Obrera (Costa Rica), NDIE: Núcleo de Discusión Internacionalista en Ecuador; los 3 grupos enviaron una delegación al debate., sirvieron para mostrar claramente la unión de clase a nivel mundial, mostrar que “Nosotros somos los que trabajamos 8, 10, 12 horas al día por un salario miserable, y quiénes ganan con el trabajo son los burgueses y esto a nivel mundial” como dijo un compañero. Y como otro compañero añadió “Debemos acabar con este sistema de raíz.”

- Todos los asistentes estuvieron de acuerdo que la reunión fue un paso más a la construcción de una organización internacional de los proletarios, y que en esa reunión estuvo clara el respeto y solidaridad entre proletarios. Uno de los compañeros mencionó: “En esa reunión pudimos notar el germen de la nueva sociedad, en la cual la solidaridad es punto neurálgico de la unión para la transformación”. A la que otra compañera agregó, refiriéndose a la reunión, “Pudimos sentir la fuerza del proletariado que rompe fronteras y se organiza para la gesta más importante de la humanidad a través de la historia.”

- En cuanto a la organización misma de la reunión todos los compañeros coincidieron que esa fue la mejor manera llevar el debate, es decir no una conferencia en la cual solo se escucha y no se interviene, sino un conversatorio en el cual todos aportan con sus planteamientos.

- Nuestra organización, llegó a las siguientes conclusiones con respecto a la reunión con la CCI:

Como primer punto debemos decir que la reunión nos deja un saldo positivo tanto por lo teórico como por la confraternidad vivida en un ambiente compañero y revolucionario.

Entendemos esta reunión como la expresión clara de la lucha de clases a nivel mundial, nuestras dos agrupaciones representan pequeños sectores del proletariado que comienzan a tomar conciencia de su papel histórico y que por lo tanto estrechan sus lazos de camaradería en pos de la ansiada revolución proletaria mundial.

Denunciamos la nación. ¡No al nacionalismo!, este concepto es siempre utilizado por la burguesía, y por el cual millones de nuestros hermanos han muerto vilmente.

El proletariado no tiene patria, somos una clase a nivel mundial con un recorrido y programa histórico.

El proletariado rompe con las trabas burguesas de raza y patrias. El proletariado es primero una clase social, la productora de riqueza de la sociedad. El romper con estas trabas se evidenció en la reunión con los compañeros de la CCI, en la cual proletarios de otras partes del mundo se reconocían en nosotros y nosotros en ellos como una inmensa marea humana que lucha ya por sus interese de clase.

El internacionalismo proletario es nuestra forma de luchar contra este sistema que también es mundial, debemos reconocernos en una lucha a nivel mundial y no por sectores geográficos.

Se saludó también la reunión con la CCI por la emoción que se siente ser parte de una clase mundial que empieza a reagruparse y a debatir nuevamente.

La revolución debe ser mundial para la liberación de la humanidad no podemos creer en la revolución en un solo país. Pero teniendo presente que la revolución en su forma es nacional, pero en su contenido internacional.

Círculo de Debate Proletario