Una miserable Oferta Pública de Empleo que profundiza el desempleo

Versión para impresiónSend by email

Estas
medidas forman parte del Plan de Austeridad que desde febrero viene
anunciando el Gobierno y que se ha concretado en toda una serie de
decisiones: recorte de las pensiones1,
congelación salarial tanto en el sector público como en la empresa
privada (mediante el Acuerdo Social recientemente firmado por
Patronal y sindicatos), el plan de reducción del gasto en la
empresas públicas que supone un recorte del 4% de las plantillas, el
Pacto en la Sanidad cuyos recortes de gastos puede suponer la pérdida
de 15000 empleos, la Reforma Laboral que está cociéndose entre
bastidores2,
el aumento en dos puntos de IVA y un largo etcétera.

Frente
a la agravación de la crisis, subvenciones para los de arriba y
"sangre, sudor y lágrimas"
3
para los de abajo

La
causa de este Plan de Austeridad está en la
agravación de la crisis mundial.
«Aunque la
burguesía haya eludido, por el momento, lo peor, no es menos cierto
que no aparece recuperación alguna, y sí, en cambio, varios países
con riesgos ciertos de insolvencia que acumulan tasas de
endeudamiento superiores al 100% del PIB. Entre esos países figuran
Grecia, España (la 4ª economía de la zona euro), Islandia... Y
Gran Bretaña aunque no llegue a las cifras de endeudamiento de los
anteriormente citados, los especialistas no dejan de advertir de
signos muy inquietantes. En cuanto a los demás (EE.UU., Francia,...)
le siguen por detrás pero a corta distancia. En una situación así
la insolvencia de un país que se vea incapaz de afrontar los plazos
de pago de su deuda puede desencadenar una reacción en cadena que
conduzca a la insolvencia de otros muchos agentes económicos (banca,
empresas, otros países,...)»
4.
Esta situación obliga a los Gobiernos a adoptar severos planes cuya
principal víctima son los trabajadores. Actualmente, en un contexto
general donde todos los gobiernos siguen esa política, Grecia y
España son sus exponentes más extremos.

Podríamos
preguntarnos ¿por qué no pagan los ricos? ¿Por qué siempre
tenemos que ser "los de abajo" quienes tienen que cargar con los
costes de unos desaguisados que no hemos provocado sino que son el
resultado de la lógica y las leyes del sistema social capitalista?

En la hoja antes mencionada, respondíamos a este
interrogante: « Bajo el capitalismo las únicas medidas posibles
consisten en atacar a muerte a los trabajadores y a la mayoría de la
población laboriosa. Esperar otra cosa, esperar que "paguen los
ricos" o que "las cargas se repartan equitativamente"
es creer en cuentos de hadas, creer que el Estado es "neutral"
y "es de todos". El Estado, su gobierno y las instituciones
que lo constituyen -Oposición, Sindicatos, Patronal, Iglesia etc.-
está con el Capital, lo defiende por todos los medios, legales e
ilegales, por las buenas y por las malas. Por eso
, los
"socialistas" de Grecia que llegaron al poder en octubre
con la promesa de que "aumentarían el consumo de los
trabajadores para salir de la crisis" han hecho exactamente lo
contrario: han bajado el sueldo de los funcionarios, han eliminado
una paga extra, recortado las pensiones, aumento del IVA»
.

El impacto de los Planes de Austeridad en nuestras
vidas

La oleada de planes de austeridad -que con distintas
variantes se están aplicando o se van a aplicar en la gran mayoría
de países, ¡Grecia y España no son una excepción!- suscita una
justificada inquietud: la crisis de 2007-2009 una de cuyas
consecuencias fue arrojar de sus viviendas a miles de familias y
quitarle el empleo a millones de personas, se manifestó en la crisis
de las finanzas mundiales. Para salvar los bancos, los gobiernos -de
todos los colores- se endeudaron de manera astronómica y ahora esa
deuda ha desembocado en la situación actual -una nueva etapa en la
evolución de la crisis- que obliga a hacernos pagar de nuevo los
platos rotos.

Así pues, no hay manera de salir del túnel. Recordemos
que a finales de 2008 nos dijeron que el desempleo brutal
desaparecería con la progresiva generalización de los famosos
"brotes verdes". ¡Pero hoy lo que le dice el Señor Zapatero al
Financial Times es que «va a reducir el déficit público cueste
lo que cueste»
y su ministro Corbacho concreta ese "cueste lo
que cueste" en abaratar el despido en unos "contratos de fomento
del empleo" que acaba de sacarse de la manga. Es decir, que hasta
2013 tendremos "sangre, sudor y lágrimas". ¿Y después? No es
ninguna exageración pensar que el "después de 2013" será mucho
peor.

Pero
a la inquietud por ese "no futuro" se añade la
indignación: nos
piden que nos sacrifiquemos con un recorte de las pensiones mientras
banqueros y políticos se asignan planes de pensiones
multimillonarios; el gobierno "socialista" nos obliga a "arrimar
el hombro por los más desfavorecidos" aumentando la tributación
de los magros ahorros de la mayoría de los mortales mientras que a
capitalistas, especuladores y políticos, les deja intocable el
refugio dorado de los SICAV5
cuya tributación ¡es del UNO por cien!; mientras nos echan en cara
el supuesto "nivel de vida excesivo" que tendríamos, políticos
y capitalistas disfrutan de privilegios escandalosos y a través de
la rendija que deja entrever el caso Gürtel podemos ver cómo
existen tramas mafiosas enraizadas en "los partidos que representan
a los ciudadanos" que manejan millones a nuestra costa.

Esto
muestra, por un lado, algo que ya anunció Marx hace 150 años: que
el capitalismo genera inevitable y fatalmente dos polos en la
sociedad: un polo minoritario que atrae como un imán todas las
riquezas y un polo mayoritario sobre el que se derraman todas las
pobrezas. Pero también expone ante los ojos de todos, el
comportamiento arrogante y desalmado de la clase capitalista propio
de los emperadores de la decadencia del Imperio Romano.

A
la inquietud y la indignación se unen unos profundos sentimientos de
frustración e
injusticia. Hoy,
miles y miles de estudiantes que han hecho dos y tres carreras y
hablan 3 o 4 idiomas, ven que tanto esfuerzo se verá "recompensado"
bien por el desempleo (40% de paro juvenil) o bien por la
precariedad6;
miles y miles de trabajadores ven cómo su "buen comportamiento en
el trabajo", el perfeccionamiento profesional, el dedicar miles de
horas al trabajo, NO SIRVEN PARA NADA pues "en agradecimiento"
los arrojan al desempleo con una indemnización cada vez más
miserable que se proponen recortarla DE NUEVO en la Reforma Laboral
que están cociendo.
En el caso de los muchos miles de opositores, jóvenes y no tan
jóvenes, cuya última esperanza de encontrar trabajo era la Oferta
Pública de Empleo, ¿Cuáles pueden ser sus sentimientos ante la
bofetada que acaba de propinarles el gobierno? Tanto dinero
invertido -la mayoría tienen que acudir a academias privadas para
preparar una oposición-, tanto esfuerzo de estudio y de aislamiento
social - la oposición obliga a encerrarse en casa no haciendo otra
cosa que estudiar- ¿para qué van a servir?

¿Cuál puede ser el sentimiento de los trabajadores que
ya son funcionarios y que se supone que son unos "afortunados"?
En primer lugar, desde el propio Gobierno se les somete a campañas
mediáticas presentándolos como unos "vagos, privilegiados, que
cobran por no hacer nada y tienen la plaza de por vida". Pero en
segundo lugar ese mismo Gobierno que los denigra, al imponer la tasa
de reposición del 10% (por cada 10 funcionarios jubilados solo se
cubrirá una plaza) va a aumentar la carga de trabajo y el
consiguiente estrés. Dos ejemplos: los médicos y el personal
sanitario de hospitales obligados a multiplicar las guardias, a
reducir descansos y por sueldos que son los peores de la Unión
Europea; los profesores de la enseñanza primaria que ven como
aumenta de año en año la cuota de niños que tienen que atender o
cómo las bajas solo son cubiertas a partir del quinceavo día.

En fin, la enorme multiplicación de "Bolsas de
Trabajo" en la administración pública, revela el cinismo del
Gobierno que dice estar muy preocupado por "la precariedad
laboral". Desde hace más de 20 años, el destino de la mayoría de
los que preparan oposiciones no es tanto la "ansiada plaza" sino
andar dando tumbos en sustituciones o puestos temporales, de tal
forma que el Estado español presenta una tasa de precariedad del 40%
¡superior a la empresa privada!

Un
sistema social en agonía que se blinda contra los explotados

Pero
hay algo que llama la atención de la Oferta Pública de Empleo de
2010: ¿adónde van destinadas las miserables 1989 plazas que se
crean? Pues resulta que «del
total de plazas ofertadas, 781 serán de las Administración General
del Estado, 222 del Cuerpo Nacional de Policía, 232 de la Guardia
Civil y 754 de las Fuerzas Armadas»
;
además, de las 781 plazas de Administración General del Estado «el
50% de las plazas corresponden a instituciones penitenciarias; el
12,04%, a la lucha contra el fraude fiscal; el 9,12%, a la
investigación; el 8,2%, al orden social; el 8,2%, a cuerpos
informáticos; y el 6,38% a la seguridad aérea y meteorológica. Al
margen de estos sectores, el 3,1% de la oferta se dirige al sector
exterior y el 2,9%, a la Administración Civil»
7

Es
decir, el poco empleo que se crea se dedica a represión,
represión y más represión:
policía, cárceles, persecución fiscal, seguridad... Además, en
justicia se han convocado 2030 plazas de las cuales la mayoría serán
para agilizar los desahucios de viviendas en el marco de una Ley que
ha adoptado el Gobierno, según la cual: «El
desahucio de los inquilinos morosos en España será más fácil a
partir de hoy en virtud de la entrada en vigor de una ley que busca
agilizar los trámites judiciales que el propietario de una vivienda
debe afrontar en este tipo de situaciones. La norma se lo pone más
fácil a los propietarios de viviendas en alquiler, pero también
deja más desprotegidos a los arrendatarios que no puedan afrontar
sus deudas»
8

Todo esto nos muestra que el sistema social que nos
domina NO TIENE NADA TANGIBLE QUE OFRECERNOS y que su orientación es
reforzar sus estructuras para responder a las inevitables protestas y
luchas de los explotados.

¡No tenemos otro camino que la unidad y la lucha!

Acción Proletaria 17-4-10

1
En una hoja que estamos distribuyendo denunciamos la estrategia
concertada que está siguiendo la burguesía española en torno a
las pensiones: primero anuncian la jubilación a los 67 años, los
sindicatos ponen el grito en el cielo y organizan un simulacro de
movilización. Entonces: el gobierno parece que recula y «puede
hacer la jugada de ceder ahora para atacar más tarde pasados unos
meses utilizando el mecanismo más discreto del Pacto de Toledo en
el que, como han hecho hasta ahora, pueden cambiar edad de
jubilación, rebajar pensiones etc., sin publicidad y colocándonos
ante hechos consumados»
.
Ver http://es.internationalism.org/node/2780
. En todo caso, las pensiones ya
han sufrido una reducción
desde principios de 2010 en unos 400 euros anuales.

2
Tras una serie de anuncios y desmentidos se puede desprender que «
se generalizan los contratos con 33 días de indemnización por
despido con lo cual la figura de los 45 días queda reducida al
mínimo; la posibilidad de contratos "fijos" con
indemnización por despido reducida a 20 días; con la excusa de
favorecer a los jóvenes y otros colectivos "desprotegidos"
se introducen nuevos contratos precarios que proporcionan a los
empresarios un instrumento para degradar más aún el mercado de
trabajo; otra medida amenazadora es la propuesta de ampliar los
contratos a tiempo parcial -que llevan consigo una cláusula de
despido automática-, para el que se anuncian dos modalidades: una
con horario fijo y otra con horario flexible para que las empresas
"se puedan adaptar a los cambios en sus procesos productivos".
En la práctica, eso supone trabajar toda la jornada con contratos
de media jornada, y si se reclama esa diferencia de "horas
extras", los patronos pueden cómodamente rescindir el
contrato»
.
Ver http://es.internationalism.org/ap/2000s/2010s/2010/212_edito

3
Frase que se hizo famosa de un discurso de Churchill en 1940, en la
2ª guerra mundial

4
Ver http://es.internationalism.org/node/2832

5
Definición de SICAV
tomada de Wikipedia: En
España, una SICAV es una Sociedad Anónima cuyo objeto social es
invertir en activos financieros. Gozan de importantes ventajas
fiscales, de forma que las SICAV tributan al 1% en el impuesto sobre
sociedades. Actualmente este instrumento de inversión es uno de los
más utilizados por personas con grandes capitales.

6
Los contratos de fomento del empleo que anuncia el ministro Corbacho
son supuestamente un medio de ofrecer trabajo a los jóvenes, pero
en realidad -como se ha venido comprobando desde el Plan de Empleo
Juvenil que instaurara el gobierno "socialista" de González en
1988- constituyen un poderoso acelerador de la precariedad.

7
Citado por La Vanguardia. Ver
http://www.lavanguardia.es/economia/noticias/20100330/53900251653/el-gobierno-reduce-la-oferta-de-empleo-publico-un-87-para-2010-vega-estado-policia-nacional-fuerzas-.html

8
Ver
http://www.expansion.com/2009/12/23/economia-politica/1261564428.html

Situación nacional: