Reunión Pública de la CCI en Perú sobre la crisis: UN DEBATE PROLETARIO APASIONADO Y APASIONANTE

Versión para impresiónEnviar por emailLa escucha ha sido atenta y respetuosa, a los argumentos se han respondido con argumentos sin caer nunca en el insulto y la descalificación. El interés de los asistentes era tal que se ha debido prolongar en una hora la discusión Hacia el final de la reunión los asistentes han orientado la discusión hacia cómo luchar y cómo contribuir al desarrollo de la conciencia y de la lucha obrera, lo cual ha llevado a plantear la necesidad de continuar las reuniones, como luego veremos. Ha sido una demostración viva de cultura del debate, de lo que es un debate proletario. 

 

La crisis actual conduce a una de las peores recesiones de la historia

 

Tras una breve presentación[2], la discusión ha girado sobre la naturaleza de la crisis actual, sus causas y las perspectivas que plantea[3]. Un asistente ha planteado claramente "Gran Bretaña ha entrado en recesión, Holanda tiene serios problemas, el mundo va a caer en la recesión mundial"[4]

Las intervenciones han insistido en la naturaleza mundial de la crisis y aunque se han apuntado datos sobre la situación en Perú, el eje central ha sido la situación mundial y sus consecuencias, lo que manifiesta la visión internacionalista y proletaria en la que se han inscrito la mayoría de los participantes.

Se ha insistido en que la crisis actual es peor que la de 1929 y que LO PEOR DE LA CRISIS ESTA AUN POR LLEGAR.

Aunque una intervención ha planteado las consecuencias de la crisis para la economía peruana, la mayoría de intervenciones han centrado la cuestión en las consecuencias para la clase obrera puesto que ante la crisis la preocupación de los trabajadores no debe ser ¿que le va a pasar a la economía nacional?, sino ¿como afecta a todos los trabajadores y a todos los explotados del mundo entero? ¿como podemos dar una respuesta como clase mundial?

Si un asistente atribuía la crisis a la prepotencia del imperialismo yanqui y a los errores de Greenspan que habría causado el presente desastre, la mayoría de intervenciones han respondido que las causas de la crisis no están en la política económica de un Estado y menos aun en la torpeza de tal o cual personaje, "el asunto de fondo no son unos cuantos banqueros sinvergüenzas sino que estamos ante la peor crisis del capitalismo como sistema. El capitalismo por sus contradicciones revienta en una crisis y la peor parte la llevan los trabajadores", respondió un asistente, a lo que otro añadió: "el capitalismo tiene un limite histórico, llega un momento en que ese limite se hace patente. La sobreproducción y el endeudamiento han llegado a sus limites".

 

Los medios de lucha de la clase obrera

 

Como era de esperar, una parte importante de la discusión se ha dirigido a la cuestión: ¿cuales son los medios de lucha que tiene la clase obrera para luchar contra esta situación insoportable?

Ahí se ha entablado una polémica respetuosa entre, por una parte, dos asistentes, y por otro lado, una mayoría de asistentes principalmente jóvenes. Mientras los primeros insistían en alternativas nacionalistas, de intervención del Estado y salvar la economía nacional, los segundos ponían el énfasis en la lucha autónoma de los trabajadores en la perspectiva de la revolución mundial.

Mientras que los primeros decían: "hay que presionar para que aumente la demanda y así salir de la crisis. Luchar por que las empresas aumenten la productividad y el desarrollo tecnológico, pedir que se aumenten los créditos al consumo", los segundos respondían: "no hay que pedir a los capitalistas que hagan algo a favor de los trabajadores, hay que luchar por las necesidades de los trabajadores de manera autónoma sin confiar en lo que hagan el Estado y los capitalistas".

Mientras que los primeros insistían en buscar una salida para la economía peruana, otras intervenciones veían que eso era una trampa y constituía una utopía reaccionaria. Ningún país puede salir aisladamente de la crisis. No existen soluciones nacionales a la crisis. Solo hay una salida mundial a la crisis y esta solo puede ser llevada a cabo por la lucha revolucionaria de los trabajadores.

Sin embargo, un asistente expresó confianza en que el capitalismo podría dar una solución mundial a la crisis: "el 15 de noviembre se van a reunir líderes de todo el mundo para establecer una cooperación internacional que permita salir de la crisis". ¿Es posible un nuevo Bretton Woods[5] como dijo este asistente?¿Es posible como pidió un asistente una "refundación del capitalismo sobre bases progresistas y favorables a los trabajadores"? A estas ideas, varias intervenciones respondieron que el capitalismo no lleva ninguna dinámica de progreso sino que su dirección es la contraria: de barbarie y destrucción; que las cumbres de los dirigentes mundiales tomarán medidas para salvar bancos, empresas y estados de la quiebra A COSTA DE LOS TRABAJADORES Y DE LA GRAN MAYORIA DE LA POBLACION MUNDIAL[6].

Dos participantes insistieron en reclamar la intervención del Estado, en la necesidad de que este no se dedique a salvar bancos sino en tomar medidas de aumento de la demanda y de créditos a los hogares. En respuesta, se desarrolló un debate sobre el papel del Estado. Un participante dijo "El estado es de la gente que tiene la riqueza y va a tomar medidas para proteger a esta gente recortando subvenciones y pensiones", otro señaló: "Nos dicen que confiemos en el Estado pero el Estado no esta para defendernos sino para defender a los capitalistas. Hagamos nuestra lucha propia para hacer caer el Estado. No hay que salvar al Estado ni pedir que el Estado nos salve a nosotros".

Al llamamiento de un asistente a movilizarse "para salvar la patria peruana amenazada por la invasión de productos chilenos" un asistente respondió que la alternativa "no es salvar a la patria sino salvar a la humanidad".

 

¿La autogestión es una solución?

 

Un asistente planteó que "una buena respuesta a la crisis es la toma de empresas para que los trabajadores las pusieran en funcionamiento demostrando que el capitalista no sirve para nada. En Argentina hay 185 empresas autogestionadas coordinadas en una red solidaria".

La respuesta de otros asistentes, principalmente jóvenes, fue muy clara: "la explotación es mundial, tomar la fabrica para gestionarla es someterse a la explotación. Recordemos lo que pasó en Rusia que se quedó aislada y fue tomada por el mercado mundial, ¿como va salir una empresa sola del mercado mundial?". Otro asistente dijo: "autogestión es auto-explotación de los trabajadores", "los trabajadores no pueden gestionar su propia explotación".

De manera sencilla y clara los asistentes demostraron que la autogestión es una medida para salvar las empresas capitalistas y no para salvar a los trabajadores. Los trabajadores le sacan las castañas del fuego al capital y este recupera la empresa para el interés de la economía nacional. No hay que demostrar que los capitalistas no sirven, lo que se está demostrando es que el capitalismo no sirve, que es un peligro para la humanidad y que no se trata de autogestionar la explotación sino de luchar contra la explotación en la perspectiva de abolirla a escala mundial[7].

 

Continuar las reuniones

 

Un asistente dijo "es necesario luchar contra el capitalismo, es necesario luchar como clase obrera, pero tengo tantas dudas, tengo tantas preguntas que a veces me explota la cabeza".

Esta sincera intervención motivó una discusión. La lucha obrera no es fácil, tiene que superar numerosos obstáculos, tiene que hacer frente a problemas gigantescos, se le plantean un cúmulo de cuestiones para las cuales no hay una respuesta de manual. Solamente mediante las experiencias vivas de las luchas pero sobre todo de debates lo mas amplios posible donde se hable con sinceridad, espíritu reflexivo, confianza y solidaridad, se podrán ir dando respuestas a los enormes problemas que hoy golpean a la humanidad.

Dos asistentes propusieron que continuaran las reuniones, que se quedara para un nuevo encuentro donde proseguir una discusión metódica y sistemática orientada a comprender las experiencias de lucha de la clase obrera, a ver a partir de ellas cuales son los medios de lucha de la clase obrera.

Esta decisión que contó con el apoyo del responsable del local que lo ofreció para una nueva reunión, es UN PASO DE GIGANTE. A menudo una reunión llega a buena conclusiones y la gente sale contenta pero ¿que pasa después? Pues que cada cual se dispersa, cae en la atomización de la vida cotidiana, va perdiendo el calor humano y la discusión viva que tanto le habían animado. Por eso es preciso darse los medios para reunirse regularmente, sentir el calor del encuentro y la discusión colectivos, irse aclarando, darse perspectivas que contribuyan a la lucha y a la conciencia de la clase obrera.

Los compañeros que en Perú han emprendido esta iniciativa NO ESTAN SOLOS. En otros países se desarrollan iniciativas similares. Progresivamente se esta fraguando un MEDIO INTERNACIONALISTA que se orienta hacia una discusión y una colaboración internacional que contribuya a la mejor arma que tiene el proletariado: SU UNIDAD Y SU CONCIENCIA A ESCALA MUNDIAL.

Desde aquí damos nuestro apoyo entusiasta a los compañeros. ¡Adelante!.

Corriente Comunista Internacional 30-10-08

ANEXO:

PRESENTACION SOBRE LA CRISIS ACTUAL

Estimados asistentes:

Les agradecemos su presencia. Aquí no pretendemos dar un mitin ni una conferencia. Lo que buscamos es animar un debate donde participemos todos.

Por eso haremos una breve presentación.

Todos los presentes estaremos al corriente de las convulsiones que están sacudiendo la economía mundial. Ya nadie oculta que la crisis actual es muy grave y se habla incluso que es peor que la de 1929.

La crisis no se reduce al campo financiero, es una crisis que afecta sobre todo a la industria y al comercio. Sus consecuencias son muy crueles para la inmensa mayoría de los trabajadores y de toda la humanidad oprimida y explotada: desempleo, salarios que caen en picado, ritmos aún más virulentos en los centros de trabajo, accidentes laborales que se multiplican, problemas crecientes de vivienda; pero también cada vez más el espectro del hambre afecta a más personas.

Estos problemas afectan a todos los trabajadores del mundo. Es muy difícil encontrar un país que se salve de la actual devastación. Obreros de las metrópolis industriales, obreros de los países más pobres, todos estamos siendo golpeados por la crisis.

Pero ¿por qué se producen las crisis?

No podemos extendernos. Aportamos algunas ideas muy básicas. El capitalismo es el primer sistema social en el cual el hambre, la miseria y la escasez se producen no por SUBPRODUCCION o penuria sino por SOBREPRODUCCION o exceso general de mercancías producidas.

En el régimen feudal las hambrunas eran la consecuencia de malas cosechas, de escasez dramática de alimentos etc. En el régimen capitalista las hambrunas son el resultado de la sobreproducción, de la plétora general de alimentos y mercancías.

¿Por qué?

Responder a esta pregunta nos lleva a analizar las contradicciones que llevan al capitalismo a la crisis y a la ruina.

Hay diferentes contradicciones pero queremos destacar dos de ellas.

La primera es la que el capitalismo no produce para satisfacer necesidades humanas sino para obtener una plusvalía. Esto provoca que el capitalismo tiende a producir siempre más allá de los límites de lo que el mercado puede absorber. La capacidad de consumo de la sociedad se halla limitada por el régimen de trabajo asalariado que dicta que lo que se le paga al trabajador no puede ir mucho más allá de lo que necesita para su reproducción social. Esta situación conduce al capitalismo a la sobreproducción.

La segunda es que si bien la producción tiende a tomar un carácter social y mundial la organización y la apropiación tienen un carácter privado y nacional. Esto provoca una competencia feroz entre capitalistas particulares y sobre todo entre capitales nacionales que se pelean a muerte por el reparto de los mercados existentes.

Este análisis nos puede servir para responder a ideas que nos dicen en los medios de comunicación y que propagan gobernantes, dirigentes sindicales, expertos económicos...

Nos dicen que no nos preocupemos, que las crisis son cíclicas. Es decir, que siempre habrá momentos de prosperidad y momentos de crisis. Por tanto, "saldremos de esta" como hemos salido de las anteriores.

Pensamos que no es así. En el siglo XIX y principios del siglo XX había efectivamente crisis cíclicas pero hoy no estamos en la misma época histórica. Entonces el capitalismo podía expansionarse, conquistar nuevos mercados y cada crisis se resolvía en una ampliación del campo de la producción, en una avance hacia la formación del mercado mundial.

Sin embargo, desde principios del siglo XX con la formación del mercado mundial el capitalismo tiende a la saturación, los mercados no son suficientes para garantizar la realización de la plusvalía de toda la plétora de competidores. El resultado es una tendencia por un lado a la crisis más o menos crónica y, por otra parte, a la competencia feroz y cada vez más destructiva entre los capitalistas del mundo entero.

La crisis actual se enmarca dentro de ese proceso histórico y no dará lugar más que a un empobrecimiento mucho más grave, a convulsiones crecientes, a mucho mayor miseria.

Otra cosa que nos dicen es que la crisis actual es la crisis del neoliberalismo pero no es propiamente la crisis del capitalismo.

Las políticas liberales de "dejar que el mercado actúe", de "eliminar las regulaciones", de "inhibición del Estado", habrían conducido al desastre actual. La solución estaría en la intervención del Estado en la economía, entonces se logrará una salida a la crisis, salida que sería "socialista" pues se haría en "beneficio" de la mayoría explotada y empobrecida.

Esa es la prédica del "socialismo del siglo XXI" de Chávez, de Correa etc.

Pensamos en primer lugar que liberalismo - estatismo es una falsa dicotomía. En realidad, el capitalismo funciona según la tendencia general al Capitalismo de Estado la cual opera en todos los países y tiene básicamente dos formas:

- intervención indirecta del Estado: a la que se llama "neoliberalismo"

- intervención abierta del Estado a la que le llaman falsamente "socialismo"

El Estado ha intervenido en la economía capitalistas desde hace muchos años. Hoy a lo que asistimos es al fracaso de todas las políticas estatales. Han fracasado las políticas neoliberales pero es porque antes fracasaron las políticas keynesianias y "socialistas".

Ninguna política capitalista nos sacará del atolladero. Toda política económica solo puede apoyarse en mucho más desempleo, mucha más miseria, mucha más hambruna.

La alternativa no es neoliberalismo o intervencionismo estatal "socialista", sino entre mantenimiento del capitalismo y hundimiento en la barbarie o lucha masiva del proletariado internacional por la revolución mundial, por la construcción de una nueva sociedad basada en la comunidad humana mundial.

Gracias por su atención y les animamos a que expongan todas las cuestiones que estimen necesarias. Será igualmente muy bueno que se respondan entre los presentes.

[1] Aprovechamos para agradecer la actitud de colaboración del responsable de la sala que además ha participado activamente en la discusión.

[2] Ver Anexo

[3] En lo que sigue no planteamos nuestra posición sino las que se expresaron por parte de los asistentes. Si el lector desea conocer nuestra posición sobre la crisis actual le remitimos a los siguientes documentos: El capitalismo es un sistema en bancarrota pero otro mundo es posible: el comunismo. http://es.internationalism.org/ccionline/2008_hojacrisis ; ¿Crisis del neoliberalismo o crisis del capitalismo? http://es.internationalism.org/node/2380 ; ¿Vamos a volver a vivir un crack como el de 1929? http://es.internationalism.org/ccionline/2008_veintinueve

[4] Recogemos las notas manuales del debate. Creemos que son fieles a lo que se dijo. Si algún asistente considera que no ha sido bien interpretado le invitamos a que nos escriba para corregirlo.

[5] Los Acuerdos de Bretton Woods son las resoluciones de la Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas, realizada en el complejo hotelero de Bretton Woods, (Nueva Hampshire), entre el 1 y el 22 de julio de 1944, donde se establecieron las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países más industrializados del mundo. En él se decidió la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional y el uso del dólar como moneda internacional. Esas organizaciones se volvieron operacionales en 1946 (tomado de Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Bretton_Woods )

[6] Islandia es un país en quiebra y el FMI ha acudido en su ayuda pero ha exigido medidas de austeridad draconiana que afectan a los 600.000 habitantes de la isla. Hungría que también está en dificultades va a recibir un préstamo de 20.000 millones de € del FMI pero a cambio este exige medidas que se van a traducir en despidos, recortes sociales, eliminación de subvenciones, subida de impuestos etc.

[7] Los lectores interesados en conocer nuestra posición sobre la autogestión pueden consultar nuestro debate con el grupo argentino Nuevo Proyecto Histórico en http://es.internationalism.org/ccionline/2006_NPH.html