¿PUDO HABER SIDO EVITADA LA CRISIS ACTUAL?

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

En el apartado de Comentarios de nuestra Web, un lector afirma lo siguiente:

HOLA, EN LO QUE YO ME VENGO A REFERIR Y ESPERO OBTENER CONTEXTACION A ALGUNAS PREGUNTAS QUE ME HAGO, ES LO SIGUIENTE:

EN ESPAÑA, HEMOS VIVIDO 8 AÑOS MUY BUENOS, CON MUCHO TRABAJO Y BIENESTAR PARA TODOS, YO LO UNICO QUE PUEDO RECRIMINAR AL GOBIERNO Y AL SEÑOR AZNAR, ES QUE NO CONTROLARA, EL TEMA DE LA ESPECULACION DE TERRENOS Y VIVIENDAS, LA TUVO QUE CONTENER PARA QUE ESTO NO SE HUBIERA IDO DE LAS MANOS.

PERO AQUI LO QUE CUENTA ES EL QUE AHORA ESTA EN EL PODER, Y ES QUE ESTE GOBIERNO, QUE TANTO AYUDAS SOCIALES Y TANTO TALANTE, NO FUE CAPAZ, TAN EVIDENTE LA BURBUJA QUE SE HABIA CREADO CON LA CONSTRUCCION DE PREEVER, LAS CONSECUENCIAS, QUE DE ELLA DERIVARIAN, O ES QUE LAS ARCAS ESTABAN BIEN LLENAS A REVOSAR, DE DINERO DE LOS ESPAÑOLES, Y AHORA QUE SE TERMINO, EMPIEZAN CON LAS LAMENTACIONES.

SEÑORES A QUIEN HEMOS PUESTO PARA QUE NOS GOBIERNO, A UN GRUPO DE QUE.

GENTE QUE NO SABE PREEVER LOS DESASTRES CUANDO SE VIENE ENCIMA, GENTE QUE AHORA SOLO SABE DECIR, SEÑORES APRETAROS EL CINTURON QUE VIENE POR HAY EL DESASTRE.

QUIEN ES MAS CULPABLE, UNO POR CREAR BURBUJAS INMOBILIARIAS Y NO CONTROLAR LA ESPECULACION, PERO TODOS VIVIAMOS BIEN.

O EL SEÑOR SUPER ZP, POR TENER UN EQUIPO DE GOBIERNO QUE SOLO SABE DECIR QUE EL PP, ES UN DICTADOR, PERO QUE SOYS VOSOTROS, QUE NOS AVEIS ABOCADO A UN DESASTRE, SOYS TIRANOS.

GRACIAS SEÑOR ZP, MAÑANA EN MI CASA COMEREMOS TALANTE[1].

Los Comentarios de nuestra Web constituyen otro medio que todos los interesados en la lucha por la liberación de la humanidad o simplemente que se sienten inquietos o preocupados por todo lo que está pasando, disponen para expresar con entera libertad sus opiniones, sentimientos e inquietudes[2]. Como hemos dicho varias veces no podemos responder a cada comentario y preferimos -como así está sucediendo- que los lectores se respondan entre ellos. Solamente ante cuestiones importantes -por diferentes razones- intervenimos en función igualmente de nuestras fuerzas muy limitadas[3].

Vamos a responder a una afirmación que hace este lector. Dice que «En España, hemos vivido 8 años muy buenos, con mucho trabajo y bienestar para todos, yo lo único que puedo recriminar al gobierno y al señor Aznar, es que no controlara, el tema de la especulación de terrenos y viviendas, la tuvo que contener para que esto no se hubiera ido de las manos».

De ella se desprenden 2 ideas:

1ª Que habríamos vivido 8 años "con mucho trabajo y bienestar para todos"

2ª Que se podía haber controlado la especulación inmobiliaria evitando la crisis actual

¿8 años "muy buenos"?

Políticos, periodistas, "expertos", sindicalistas, hablan con nostalgia de la última década presentándola como una fase de prosperidad y bienestar. Se les olvida que el nuevo milenio comenzó con la crisis de la burbuja tecnológica y que sólo a partir de 2002 remontó la situación. Su memoria es tan corta que no se acuerdan ya de la crisis de 1997-98. Su amnesia no les permite acordarse de la fuerte crisis de 1992-93 ni de las de 1987 y 1989, ¡no digamos de las de 1982, 1979, 1975, 1971, 1967!

En realidad, la crisis actual no constituye ninguna novedad y se viene arrastrando desde hace 40 años[4]. A su vez, estos últimos 40 años no constituyen sino una fase dentro de la decadencia del capitalismo que se arrastra desde hace un siglo hundiendo a la humanidad en guerras, crisis y convulsiones sin cuento[5].

No vamos a analizar aquí la evolución económica del capitalismo, simplemente vamos a analizar como han sido "de buenos" los últimos 8 años para los trabajadores y toda la población oprimida y explotada.

Si empezamos con la inmensa mayoría de la población mundial, de África, Asia, América del Sur y Central etc., los últimos 8 años no han tenido absolutamente nada de buenos. La miseria se ha profundizado y se calcula -según datos del Banco Mundial- que más de 800 millones de personas han tenido que sobrevivir con ¡un dólar diario!

Veamos ahora cómo han vivido los últimos 8 años los trabajadores de los "opulentos" países de Europa, América de Norte y Japón, analizando el caso de España que se sitúa en un término medio dentro de estas áreas.

Entrando en materia: ¿El lector es consciente de la generalización y masificación de la precariedad laboral con sueldos de 600 o a lo sumo de 800 euros a la que hemos asistido en los últimos 10-15 años? ¿Conoce la gran cantidad de jóvenes parejas que no ha podido pagarse una vivienda y tiene que vivir realquilada en un cuartucho o en casa de sus padres? ¿Sabe de las penurias de muchos trabajadores que con 50 años han sido prejubilados y han tenido que apañarse con apenas 700-800 euros para sobrevivir? ¿Es consciente de la situación aún peor de los compañeros emigrantes cuyos sueldos oscilan entre 400 y 700 euros y que viven hacinados en pisos de 3 habitaciones? ¿Conoce los "pisos patera" (donde en 70 metros cuadrados se hacinan hasta 20 personas) o las "camas calientes" (camas que son usadas las 24 horas del día en turnos de 8 horas)?

Francamente: los últimos 8 años no han sido NADA BUENOS para la gran mayoría de los trabajadores, especialmente los más jóvenes. El lector puede leer el libro de una novelista -Espido Freire- que más allá de sus valores literarios no destaca por sus radicalismos, titulado Mileuristas donde expone los datos que caracterizan a la inmensa mayoría de la generación entre 25 y 35 años los cuales evidencian que el propio término de "mileurista" induce a error pues su media salarial para 2002-2005 es de 784,7 € en el caso de los hombres y de 573 en el caso de las mujeres.

Quizá nuestro lector se haya deslumbrado por la "escalada del consumismo" que habría caracterizado los últimos 8 años.¿Cuál ha sido la naturaleza de ese "consumismo"? Ha estado basado en el endeudamiento. Comerciales telefónicos, visitantes puerta a puerta, se han lanzado a la conquista de "clientes" que contrajeran un crédito, bien sea de "consumo" (hasta 3000 euros), bien sea las hipotecas para adquirir una vivienda que en numerosos casos se prolongaban hasta 50 años. Los bancos han eliminado las barreras para conceder un crédito y bastaba una nómina, incluso precaria, para que te dieran un préstamo. Este endeudamiento alucinante no tenía como fin ni mucho menos hacer que la población "satisficiera sus necesidades" sino mantener mínimamente a flote la economía. En realidad, lo que estaba sucediendo es que muchas familias tenían que recurrir a este endeudamiento para alcanzar un mínimo nivel de consumo. Es decir, en los últimos 8 años en España, en USA, en los países "opulentos", el salario no cubría las necesidades básicas, no aseguraba la reproducción elemental de la fuerza de trabajo y para compensar esta carencia se arrastraba a la gran mayoría de la población a la droga del endeudamiento.

La teoría de Marx de la tendencia a la pauperización absoluta de la clase obrera se ha ido realizando progresivamente en los últimos 20 años, aunque -se ha viso enmascarada y por tanto retardada en su manifestación plena mediante un endeudamiento descomunal de las familias obreras que en España ha alcanzado el 110% de sus ingresos reales y en USA ha llegado al 130%

Durante los últimos 40 años la caída en las condiciones de vida y trabajo de los obreros -al menos en los grandes países industrializados- no ha tenido lugar de manera brusca y rápida, sino a través de un proceso de caída en escalones sucesivos. Cuando se mira la evolución a lo largo de esos últimos 40 años y no día a día, los resultados son escalofriantes.

La generación que hoy tiene 80-90 años, que pasó años terribles con la guerra y la posguerra[6], tiene hoy una pensión más o menos apañada[7], tuvieron trabajo fijo (aunque en general bastante mal pagado), pudieron tener un piso en propiedad y hasta conseguir una segunda residencia (un chalecito en el campo construido en los ratos libres y legalizado por el ayuntamiento de turno tras cobrar un buen pico).

Pero ¿qué les ha sucedido a sus hijos, a la generación que hoy tiene entre 50-60 años? La inmensa mayoría empezó a trabajar -a veces en la misma empresa que los padres- con la ilusión de que tendría trabajo toda la vida. ¡Pero esta ilusión se desvaneció completamente en los años 80-90! Más de 4 millones de trabajadores han perdido su empleo en las interminables reconversiones, ERE, cierres, deslocalizaciones etc. Su nivel de vida se ha resentido: unos se han convertido en autónomos para hacer lo mismo que antes pero en condiciones peores y sin ninguna seguridad, otros han montado bares, video clubes o se hicieron camioneros, malviviendo a base de muchas horas de trabajo; otros en fin, han sido prejubilados con ingresos de 700-800 euros. Una minoría significativa ha entrada en la categoría vergonzante de "parados de larga duración" que sobreviven en condiciones ínfimas. Es cierto que, en general, esta generación consiguió -a base de pagar un préstamo bastante largo (una media de 10-15 años)- tener una vivienda propia, pero ¿Cuál es el futuro de sus pensiones? ¡Absolutamente oscuro!, pues es seguro que tendrá pensiones muy inferiores a las de sus padres[8].

Pero ¿qué pasa con la siguiente generación obrera, los hijos de la generación anterior que hoy están entre 25-35 años? Estos -pese a haber estudiado hasta dos carreras universitarias, tener masteres, idiomas etc.- no encuentra -salvo raras excepciones- un trabajo fijo y se ven obligados a aceptar empleos precarios que nada tienen que ver con los estudios realizados, dando tumbos de trabajo en trabajo. Para ellas -y para las que vendrán- el trabajo fijo se ha convertido en un objeto de museo y las consecuencias son terribles: no pueden tener el más mínimo proyecto vital, viven a salto de mata, todo lo cual genera una inseguridad, una ansiedad, un malestar profundo

Para esta generación la vivienda digna constituye otra pieza de museo. El hacinamiento de varias familias en un mismo piso, lacra que persiguió a sus abuelos durante los años 40-50, vuelve hoy con fuerza arrolladora.

Esta generación sabe muy bien que probablemente no tendrá siquiera pensiones de jubilación. Las escuelas para sus hijos tienden a ser barracones destartalados volviendo a la situación de los años 50, salvo que incurran en gastos imposibles llevándolos a colegios de pago. ¡No hablemos de la sanidad y otros servicios cuya decadencia es irreversible!

¿Pudo ser evitada la crisis actual?

El reproche que el lector dirige a Aznar y que prolonga a Zapatero es que « no controlara, el tema de la especulación de terrenos y viviendas, la tuvo que contener para que esto no se hubiera ido de las manos».

¿Cómo iban a cortar la endeble rama sobre la cual se sostenía la economía de países como España, USA, Gran Bretaña, Australia, Grecia etc., los cuales a su vez constituían mercados para las producciones de Alemania, China, India etc.?

La especulación urbanística ha sido la droga que desde 2002 ha mantenido a flote mínimamente esas economías. Ni Zapatero ni Aznar, ni Bush ni Blair, podían detener o controlar esa burbuja por la sencilla razón de que era el medio para mantener esos índices de "crecimiento" de los que tanto se vanagloriaban.

En la campaña electoral de 2004 Zapatero y Solbes criticaron severamente a Aznar por la burbuja inmobiliaria y prometieron medidas para ir deshinchándola progresivamente. ¡No hicieron nada de eso! Siguieron hinchando el globo que Aznar había hinchado.

El capitalismo lleva sobreviviendo a base de burbujas: el batacazo de 1997-98 fue "superado" con una gigantesca burbuja tecnológica que a su vez pinchó estrepitosamente en 2001-2002. La respuesta fue la burbuja inmobiliaria frente a la cual ya desde 2006 los bancos centrales lanzaban señales de alerta y propugnaban la ilusoria receta de un "aterrizaje suave". Este, como se ha demostrado, era imposible, puesto que cualquier tentativa de desmontar la loca carrera especulativa no podía hacer otra cosa que provocar un batacazo fenomenal. De hecho, el problema de las subprime que desencadenó la crisis justo hace un año, representaba apenas el 10% de todos los préstamos, pero precisamente, su manifestación pública reveló que toda la economía pendía de un hilo, su fragilidad quedó expuesta a la luz del día y el pánico, la restricción de créditos, el sálvese quien pueda de bancos, empresas, organismos públicos, precipitó la caída actual en el abismo.

La crisis histórica del capitalismo no permite una solución real a sus contradicciones, por ello toda receta, todo paliativo, alivian momentáneamente el mal, pero al precio de provocar una nueva recaída y de hacer que la situación sea mucho peor. Es la peor crisis desde hace 40 años[9].


[1] Ver http://es.internationalism.org/ap/2006/190_crisis#comment-70

[2] Aprovechamos para agradecer el apoyo de 3 lectores a un artículo nuestro de denuncia del Encuentro Latinoamericano Caribeño de Trabajadores; del mismo modo respondemos a un lector que preguntaba por una obra de Trotski que puede encontrarla en: http://www.marxists.org/espanol/trotsky/ceip/escritos/Libro6/ContextHelp.htm ); igualmente aprovechamos esta tribuna para rechazar un comentario ofensivo contra nuestros hermanos, los trabajadores emigrantes (http://es.internationalism.org/ap/2006/190_crisis#comment-67 ) y finalmente denunciamos un comentario xenófobo y aberrante que atribuye a los judíos los orígenes del marxismo (http://es.internationalism.org/rint/2002/110_extrema_derecha.htm#comment-50 ) al cual responde adecuadamente un lector: http://es.internationalism.org/rint/2002/110_extrema_derecha.htm#comment-59)

[3] Los comentarios de nuestros lectores han dado pie a dos artículos que hemos publicado en esta misma sección de CCI ON LINE: Comentarios en la Web: otro medio para el debate, ver http://es.internationalism.org/node/2276 y ¿Un proletariado con mentalidad capitalista? Ver http://es.internationalism.org/node/2308

[4] Ver nuestro artículo ¿Hay una salida a la crisis? http://es.internationalism.org/node/2160

[5] Ver en nuestra Revista Internacional el artículo Decadencia del capitalismo, la revolución es necesaria y posible desde hace un siglo http://es.internationalism.org/rint132decadencia

[6] El equivalente en España fueron la guerra civil y la cruel posguerra de cuyo pozo apenas empezó a salirlos en los años 60.

[7] Aunque hay bastantes ancianos, en especial viudas, que tienen que arreglarse con 400 euros mensuales.

[8] Los gobiernos -tanto socialistas como populares- prepararon a esta generación ofreciéndoles el "chollo" de los planes de pensiones privados que constituyeron en gran negocio de bancos y cajas. Hoy resulta que esos planes de pensiones -cuyos fondos fueron invertidos en toda clase de fondos especulativos- retroceden sin cesar en su valor lo que significa un auténtico timo para miles y miles de trabajadores que confiaron en ellos.

[9] Ver en Acción Proletaria nº 202: Tras 40 años de crisis: ¿una crisis como las anteriores? http://es.internationalism.org/ap/2000/2008/202_edito