Internacionalismo contra nacionalismo: Declaración sobre las tensiones bélicas alrededor de Corea del Norte

Versión para impresiónEnviar por email

Publicamos aquí una declaración de Perspectiva Comunista Internacional (Corea del Sur) sobre las tensiones imperialistas en la Península Coreana.

Tenemos algunas críticas a esta declaración, en particular, su focalización en la instalación de THAAD, lo que podría dar lugar a la idea de que una campaña monográfica sobre este asunto sería equivalente a la lucha de los trabajadores para defender sus intereses contra las exigencias de la maquinaria guerrera capitalista. La clase obrera no desarrolla su conciencia a través de campañas sobre tal o cual sistema de armas. La tarea de los revolucionarios es exponer el estancamiento de todo el sistema, al tiempo que participa en luchas por demandas de clase que pueden desgarrar las ilusiones de una "unidad nacional" y desarrollar una verdadera solidaridad con los trabajadores en otros países.

Sin embargo, reconocemos la voz de la clase obrera internacional en esta declaración: una voz que denuncia a los imperialistas de toda la clase capitalista (incluidos los que supuestamente son "comunistas"). Por lo tanto, nos solidarizamos sin reservas con los camaradas del PCI y con todos aquellos que luchan por un internacionalismo real en esta región.

Para el análisis de la CCI sobre la situación, consulta http://es.internationalism.org/accion-proletaria/201710/4236/amenaza-de-guerra-entre-corea-del-norte-y-estados-unidos-la-loca-irrac

________________________________________

Criticamos al gobierno de Moon Jae-In y a los Estados Unidos por el despliegue de THAAD.

¡Eliminación de THAAD! ¡Lucha contra el estado capitalista! ¡Lucha contra los gobiernos capitalistas y la amenaza de la guerra imperialista!

El 7 de septiembre, el gobierno de Moon Jae-In y los Estados Unidos desplegaron de manera coercitiva la Defensa Terminal de Área de Gran Altura (THAAD) en Sungju-gun Sogong-ri contra la oposición de la mayoría de los coreanos, incluyendo los residentes. El despliegue de THAAD en Corea del Sur no contribuye a la resolución de problemas relacionados con el armamento nuclear de Corea del Norte y la paz del este de Asia. Es sólo un juego hipócrita de seguridad. No sólo es un programa que aumenta la amenaza de la guerra en favor de la fuerza imperialista de los EEUU, sino también es un plan para colocar a Corea del Sur en primera línea de la guerra imperialista.

Una vez más confirmamos que el propósito del desarrollo de las armas nucleares de Corea del Norte es una masacre genocida contra civiles, especialmente la clase trabajadora, a pesar de que Corea del Norte insiste en que el arma nuclear es una garantía de su régimen. Además, nunca olvidamos que la única fuerza que usó las armas nucleares que asesinaron indiscriminadamente a civiles en la guerra, fue el imperialismo estadounidense. La historia ha demostrado que los dos sistemas, que son diferentes en la península de Corea, son los mismos en términos de explotación de la clase trabajadora y son el enemigo absoluto de la clase trabajadora. Los trabajadores no deben tomar partido por ninguno de los dos bandos.

La maximización de la tensión en el este de Asia muestra las tendencias destructivas del capitalismo. Sin embargo, los conflictos recientes han aumentado el riesgo para la humanidad mucho más que antes. Esta vez, hay un creciente enfrentamiento entre muchas fuerzas. Estados Unidos, China y Japón, así como Corea del Norte están intensificando la carrera armamentista.

Dos guerras mundiales, la Guerra de Corea y numerosas guerras siempre han traído un irremplazable dolor a la clase trabajadora. Hoy, la clase obrera en Asia oriental ya no debería sacrificarse en el mortal ciclo vicioso del capitalismo. Sólo la clase trabajadora puede salvar a la humanidad de la barbarie. Para ese fin, la clase obrera debe escapar del círculo vicioso del nacionalismo y el militarismo. La única solución es que los trabajadores de Corea del Sur y Corea del Norte, incluidos los trabajadores de China, Estados Unidos y Japón, luchen contra su propia clase dominante.

El despliegue del THAAD del gobierno de Moon, que pretende continuar la desnuclearización de la península de Corea, no contribuiría a limitar el desarrollo de las armas nucleares de Corea del Norte, sino que echará gasolina en el fuego de la confrontación militar incluyendo la competencia de armas nucleares. La decisión de agregar y desplegar el THAAD también muestra la hipocresía y la incompetencia del gobierno de Moon, que afirma que persigue una política de paz, un proceso democrático y una diplomacia independiente. Es una expresión de la política y la naturaleza de clase del gobierno actual que sirve a los intereses de las clases dominantes e imperialistas.

Contra el gobierno de Moon Jae-In, que cometió crímenes del mismo tipo que los del gobierno de Park Geun-hae en menos de cuatro meses después de la victoria de la elección presidencial.

La clase trabajadora debe romper con la "fantasía de Moon Jae-In", el gobierno de Moon miente sobre buscar limpiar un mal acumulado y cambiar el régimen.

La clase obrera debería oponerse a formar un frente unido y cooperar con el gobierno de Moon.

La clase obrera debería luchar contra el despliegue de THAAD, así como contra el gobierno capitalista y la amenaza de la Guerra de Corea.

Nos oponemos tanto a las amenazas imperialistas de los Estados Unidos y de sus aliados contra Corea del Norte (amenazas de guerra, campañas de seguridad) como al desarrollo de armas nucleares de Corea del Norte contra ellos.

Tanto el imperialismo estadounidense, que en realidad mató a civiles con armas nucleares, como las armas nucleares de Corea del Norte, que se dirigen a otra guerra, son los mayores desastres para la clase trabajadora. La clase obrera se opone a todas las armas nucleares.

 No podemos creer ninguna "política de paz" de los países capitalistas-imperialistas que claman "paz", por un lado, al tiempo que instigan la competencia armamentista y la amenaza de guerra en interés de su propio régimen capitalista.

Declaramos que sólo la lucha internacional de los trabajadores y la revolución de los trabajadores pueden poner fin a la amenaza de barbarie, la guerra imperialista y la destrucción nuclear que amenazan a la humanidad bajo el capitalismo.

¡Eliminación de THAAD! Lucha contra los gobiernos capitalistas y su amenaza de guerra imperialista más allá de las fronteras de todos los estados capitalistas.

¡Los trabajadores no tienen ningún país que defender!

¡Trabajadores del mundo, únanse!

7 de septiembre de 2017

Perspectiva Comunista Internacional

 

 

AdjuntoTamaño
declaracion_sobre_las_tensiones_belicas_alrededor_de_corea_del_norte.pdf63.57 KB