Guerra

Guerra

Oriente Medio: el capitalismo es una amenaza creciente para la humanidad

Hace unos meses, el mundo parecía estar a un paso del cataclismo nuclear sobre Corea del Norte, con las amenazas de "fuego y furia" de Trump y las fanfarronadas del Gran Líder de Corea del Norte alardeando ambos de su capacidad de represalias. Hoy los dirigentes de Corea del Norte y Corea del Sur aparecen de la manita en público prometiéndonos avances de verdad hacia la paz. Trump se reunirá personalmente con Kim Jong-un el 12 de junio en Singapur.

Denuncia internacionalista de la guerra turca en Afrin: por una lucha internacional contra las divisiones y las guerras del capitalismo

Panfleto del grupo Yeryuzu Postasi sobre el asalto turco contra Afrin.

Introducción de la CCI

Saludamos esta declaración de Yeryuzu Postasi, un grupo anarquista de Turquía, que está escrita sin duda en un espíritu internacionalista y de clase obrera. Si la comentamos y planteamos algunas cuestiones, o lo que es lo mismo, si planteamos debate, lo hacemos en el mismo espíritu y en ningún sentido como una especie de ''tanteo'', sino más bien porque frente a eventos tan trágicos y complejos como estos, se precisa la mayor claridad.

Guerra y destruccion ecologica: El apocalipsis del capital se puede evitar

En una emisión de televisión en 1965, el físico Robert Oppenheimer, uno de los principales científicos que trabajaban en el desarrollo de la bomba atómica estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial, relató sus sentimientos cuando presenció la primera prueba de la bomba atómica en los desiertos de Nuevo México en julio 1945:

Internacionalismo contra nacionalismo: Declaración sobre las tensiones bélicas alrededor de Corea del Norte

Publicamos aquí una declaración de Perspectiva Comunista Internacional (Corea del Sur) sobre las tensiones imperialistas en la Península Coreana.

Tenemos algunas críticas a esta declaración, en particular, su focalización en la instalación de THAAD, lo que podría dar lugar a la idea de que una campaña monográfica sobre este asunto sería equivalente a la lucha de los trabajadores para defender sus intereses contra las exigencias de la maquinaria guerrera capitalista. La clase obrera no desarrolla su conciencia a través de campañas sobre tal o cual sistema de armas. La tarea de los revolucionarios es exponer el estancamiento de todo el sistema, al tiempo que participa en luchas por demandas de clase que pueden desgarrar las ilusiones de una "unidad nacional" y desarrollar una verdadera solidaridad con los trabajadores en otros países.

Sin embargo, reconocemos la voz de la clase obrera internacional en esta declaración: una voz que denuncia a los imperialistas de toda la clase capitalista (incluidos los que supuestamente son "comunistas"). Por lo tanto, nos solidarizamos sin reservas con los camaradas del PCI y con todos aquellos que luchan por un internacionalismo real en esta región.

Amenaza de guerra entre Corea del Norte y Estados Unidos: la loca irracionalidad del capitalismo

Hace 72 años, en agosto de 1945 las dos primeras bombas atómicas cayeron sobre Hiroshima y Nagasaki. A raíz de los niveles masivos de destrucción ya perpetrados durante la Segunda Guerra Mundial con todo tipo de armas, en particular las bombas incendiarias, el uso de las armas nucleares marcó el comienzo de una nueva etapa de destructividad potencial, amenazando toda la vida en el planeta.

Guerras, militarismo y bloques imperialistas en la decadencia del capitalismo

La formidable armada desplegada por el bloque occidental en el golfo Pérsico nos ha recordado con brutalidad la naturaleza esencial del sistema capitalista, un sistema que desde su entrada en la decadencia en los inicios del siglo xx ha conducido el planeta hacia una militarización creciente de toda la sociedad, ha esterilizado o destruido considerables proporciones de trabajo humano, ha transformado el planeta en auténtico barril de pólvora.

Las corrientes centristas en las organizaciones políticas del proletariado

Este artículo es una contribución del camarada MC escrita en los años 1980 para el debate interno, con el objetivo de combatir las posiciones centristas que, aproximándose al consejismo, se estaban desarrollando en el seno de la CCI. MC son las siglas con las que Marc Chirik (1907-1990), antiguo militante de la Gauche communiste (Izquierda Comunista) y principal miembro fundador de la CCI (ver la Revista Internacional, números 61 y 62), firma su artículo.

A 70 años de Hiroshima y Nagasaki

Hace setenta años en Hiroshima, el 6 de agosto de 1945, más de cien mil de sus habitantes fueron atrozmente pulverizados al ser usados como blanco de una de las mayores demostraciones de la nueva fuerza nuclear de los Estados Unidos. Según cifras oficiales, cerca de 70 mil personas perecieron en la explosión inicial y miles de personas sufrieron la misma suerte en los días que siguieron[1].Tres días después, el 9 de agosto, una segunda bomba explotó sobre Nagasaki matando a un número similar y aterrador de víctimas. La barbarie y el sufrimiento infligido a tantas personas son muy difíciles de concebir.

Militarismo y descomposición

En varias ocasiones la Corriente Comunista Internacional ha tenido que insistir en la importancia de la cuestión del militarismo y de la guerra en todo el periodo de la decadencia[1], y eso tanto desde el punto de vista del capitalismo mismo, como desde el punto de vista del proletariado. Con la rápida sucesión, durante este año, de acontecimientos de una gran importancia histórica (hundimiento del bloque del Este, guerra del Golfo) que viene a transformar el conjunto de la situación mundial, con la constatación de la entrada del capitalismo en la última fase de su decadencia, la descomposición[2], los revolucionarios deben dar prueba de la mayor claridad sobre la cuestión esencial del lugar que ocupa el militarismo en las condiciones nuevas del mundo de hoy.

Inicios de la sangría

Hace 100 años, la humanidad estaba al borde del abismo, a punto de hundirse en la sangría más espantosa que nunca haya conocido la historia. Durante generaciones después de la Gran Guerra, los años 1914-1918 fueron sinónimos de matanza absurda, de abominable desperdicio de vidas en el horror de las trincheras. Las poblaciones damnificadas por semejante barbarie hicieron responsables de todo ello a los Gobiernos y las clases dirigentes.

Páginas

Suscribirse a Guerra