1917: la Revolución Rusa

Balance de 70 años de luchas de "liberación nacional" (Primera parte)

Continuamos la publicación en Internet de artículos antiguos de nuestra Revista Internacional. En este caso la primera parte de una serie aparecida en los números 68 y 69 titulada Balance de 70 años de luchas de “liberación nacional”. La primera parte analiza un elemento fundamental del balance de la revolución de 1917 del que estamos conmemorando su Centenario: ¿ayudó a la revolución proletaria el apoyo a los movimientos de liberación nacional o fue, en cambio, un obstáculo grave contra la misma?

Rusia 1917 y la memoria revolucionaria de la clase obrera

Para todos los que aún consideran que la última esperanza para el género humano es el derrocamiento del capitalismo mundial, es imposible comenzar el año 2017 sin recordar que es el centenario de la Revolución rusa. Y también sabemos que los que insisten en que no hay ninguna alternativa al sistema social actual lo recordarán a su manera.

III - 1917: La insurrección de Octubre, una victoria de las masas obreras

El año en curso nos recuerda que la historia no es un asunto de profesores universitarios, sino una cuestión política, de clase social, una cuestión de importancia vital para el proletariado. El principal objetivo político que la burguesía mundial se ha propuesto en 1997 es imponer a la clase obrera su propia versión falsificada de la historia del siglo XX. Con ese fin enfoca sus proyectores sobre el holocausto de la Segunda Guerra mundial y sobre la revolución de Octubre, intentando establecer un vínculo entre esos dos acontecimientos.

II - 1917: Las «Jornadas de julio»: el papel indispensable del partido

Las Jornadas de julio de 1917 son uno de los momentos más importantes, no sólo de la revolución rusa, sino de toda la historia del movimiento obrero. Esencialmente en tres días, del 3 al 5 de Julio, tuvo lugar una de las mayores confrontaciones entre burguesía y proletariado, que aunque se saldó con una derrota de la clase obrera, abrió la vía a la toma del poder cuatro meses después, en octubre de 1917.

III - El aislamiento es la muerte de la revolución

En los números 71 y 72 de la Revista internacional, publicamos los dos primeros artículos de esta serie, en los que mostrábamos cómo la revolución proletaria de Octubre de 1917 fue el resultado de una acción masiva y consciente de los trabajadores, de su combate político contra los partidos de la burguesía (mencheviques, socialistas-revolucionarios,...) que trataban de sabotear su lucha y encadenarlos a la defensa del interés imperialista de Rusia en la Iª Guerra mundial.

II - La toma del poder por los soviets

En la Iª parte de este artículo vimos que la Revolución rusa no fue, como proclama la propaganda burguesa, un «vulgar golpe de Estado», sino que constituyó el movimiento de las masas explotadas más gigantesco, más consciente, más rico en experiencias, iniciativas y creatividad, que jamás haya podido verse en la historia. Fue –pese a su posterior derrota– la prueba más evidente de que la clase obrera es la clase revolucionaria de la sociedad, de que sólo ella puede salvar a la humanidad de la catástrofe a la que la conduce el capitalismo en descomposición.

I - La primera revolución masiva y consciente de la historia

Lucha de clases y revolución comunista son hoy nociones que muchos podrán colocar en el desván de lo trasnochado cuya inutilidad habría demostrado la experiencia histórica. El torbellino de la crisis económica mundial en el que se han hundido los regímenes de capitalismo de Estado en la URSS y en todo el ex bloque del Este europeo ha sido la ocasión para que todos los detractores de la revolución rusa de 1917 reforzaran sus ya viejas mentiras que desde hace décadas se propagan sobre ese acontecimiento histórico.

Suscribirse a 1917: la Revolución Rusa