La conciencia de clase

La conciencia de clase en las condiciones de la descomposición capitalista

La conciencia de clase es un arma fundamental para el proletariado. Sin ella éste se verá condenada a una lucha ciega, dispersa, desesperada, y será más bien prisionero de la actual situación histórica de caos y descomposición, en lugar de dar una respuesta autónoma y con fuerza contra ella. Analizamos en este texto, producto de una discusión con simpatizantes, las dificultades para el desarrollo de la conciencia de clase en la presente situación histórica de descomposición del capitalismo.

Balance del Círculo Obrero de Barcelona

Presentamos a continuación el balance de su actividad que nos ha hecho llegar el círculo obrero de Barcelona. La lectura de dicho balance muestra de forma elocuente el trabajo de discusión y clarificación sobre los problemas fundamentales del movimiento obrero y la humanidad que han realizado los compañeros de una forma seria y exhaustiva.

El proceso de toma de conciencia del proletariado es un proceso mundial e histórico que tiene una serie de canales relacionados entre si y que se influyen mutuamente: las organizaciones comunistas constituyen el medio más sistemático, coherente y avanzado. Pero ellas no constituyen el único lugar del proceso de toma de conciencia. Las luchas aportan valiosas experiencias que permiten la clarificación de las posiciones comunistas y contribuyen a su extensión en el seno de la clase. También, elementos de la clase se reúnen en círculos de discusión donde clarifican los problemas más importantes y se van delimitando contra las posiciones de la burguesía y en dirección hacia las del proletariado. Esa es la labor que han realizado los compañeros, que han sido capaces de llegar a conclusiones militantes: plantean la necesidad de continuar la intervención en las luchas y los esfuerzos de conciencia de la clase, y por tanto, se proponen claramente continuar con su propio desarrollo político.

Es necesaria y posible la reflexión basada en posiciones de la clase obrera

La constatación de la creciente agravación de la situación económica, política y social, no sólo en Venezuela, si no a nivel mundial, plantea de manera permanente a trabajadores y elementos de otros sectores de la población, un conjunto de reflexiones, en busca de una clarificación, una salida, que inevitablemente les lleva a moverse entre dos polos opuestos: por un lado, los planteamientos ideológicos defendidos por los partidos y grupos políticos de la burguesía, de derecha o izquierda; y por el otro, las posiciones defendidas por las organizaciones políticas del proletariado, que defienden el comunismo como única salida a la barbarie capitalista.

El partido desfigurado: la concepción bordiguista

La Tercera Conferencia Internacional de grupos de la Izquierda Comunista quedó varada en un banco de arena, formalmente a causa de la cuestión del Partido. No cabe duda que esa explicación fue tan solo un pre­texto. La verdad es que desde la Segunda Conferencia "Battaglia Comunista" y el "Communist Workers Organisation" estaban inquietos, y desde luego más preocupados por los intereses inmedia­tos de su grupo -lo que es característico de aquellos grupos contaminados por el sectarismo- que por la

Suscribirse a La conciencia de clase