EL CAPITALISMO DE ESTADO SOLO PROMETE MAS BARBARIE

Versión para impresiónEnviar por emailEl Núcleo de discusión Internacionalista de Ecuador tomó posición sobre la agudización de las tensiones imperialistas en Centro y Sur América. Los compañeros, que denuncian correctamente las mistificaciones con las que se cubre cada imperialismo de esa región para defender los intereses de sus respectivas burguesías, y la dinámica creciente de guerra en la que se encuentra sumergido el capitalismo, denuncian también el Socialismo del Siglo XXI como una forma del Capitalismo de Estado creada para mantener al proletariado encadenado a las falsas ilusiones de que ese régimen defiende los intereses de los explotados. Si bien existen algunas imprecisiones en los datos históricos, particularmente los ligados al surgimiento del Capitalismo de Estado -lo que es comprensible, pues los compañeros hacen una reseña de la historia del capitalismo desde su entrada a la Decadencia hasta nuestros días en unos cuanto párrafos- esta toma de posición es expresión del compromiso militante que los compañeros tienen con la clase trabajadora y con su lucha revolucionaria y contribuye efectivamente a la toma de conciencia del futuro de destrucción que nos depara el capitalismo y de la necesidad de nuestra lucha para evitarlo. Por ello saludamos fuertemente esta toma de posición.
EL CAPITALISMO DE ESTADO SOLO PROMETE MAS BARBARIE Aparentemente el 1 de Marzo del 2 008 a la media noche en Angostura muy cerca de la frontera colombo ecuatoriana empezó todo, y eso es lo que nos han dicho el gobierno, los medios de comunicación, los editorialistas de toda ralea, analistas sociales, militares, políticos y demás pléyades del fascinante mundo de las fábulas burguesas utilizando todos los instrumentos que se prestan para la manipulación: videos, cartas, fotos, diarios secretos, etc. Entonces, nos arman un cuento en donde existe un país llamado Colombia en el que viven una manada de violentos y guerreristas conducidos por algunos de sus mejores cultores: el sr. Uribe, las FARC y el narcotráfico; que intentan exportar su violencia a nuestro remanso de paz, obviamente auspiciados por el tan temido y despreciado imperialismo norteamericano; pero todos estos funestos personajes no cuentan con que en Ecuador, el país de las mentes lúcidas y de los corazones ardientes, viven otra manada de patriotas dispuestos a llegar a la inmolación y claro está con la venia y regocijo de vuestro benefactor: el Bolívar encarnado, Hugo Chávez. Desde entonces, lo único que se escucha en la región son amenazas, gritos de guerra, invocación al patriotismo, defender a la nación y sus intereses, a darlo todo por ella. Desde los acontecimientos de Honduras (28 de Junio), los clamores nacionalistas se han agudizado, Correa como Chávez han tomado la cosa como una cruzada contra aquellas fuerzas oscuras conformadas por la oligarquía internacional aliada a la extrema derecha imperialista (aludiendo a la derecha norteamericana) que pretenden derribar su Socialismo del Siglo XXI; cuando Uribe entra en acuerdos militares con los EE UU, el chillido por la guerra se hace mas intenso por parte de las hienas: Correa y Chávez; provocaron tanto escándalo que obligaron a tratar en el último encuentro de los países que conforman la UNASUR en Bariloche Argentina (28 de Agosto), el asuntito de la presencia gringa en Colombia.
Lo sucedido el 28 de junio en Honduras es un freno a los intentos expansionistas de la burguesía venezolana y sus aliadas las burguesías ecuatorianas, nicaragüenses y bolivianas; implica un giro en la política de la administración de Obama para la región, es la constatación de un cambio en la correlación de fuerzas en América Latina. La cofradía anti norteamericana conformada por Rusia-Irán-Venezuela, la compra de armamento ruso por parte de las FF AA venezolanas incrementando su poderío y el despliegue de naves de la marina de guerra de ese país fondeadas frente a sus costas caribeñas, y la reacción de la burguesía hondureña opositora al Socialismo del Siglo XXI; ha obligado a los EE UU a moverse. Inicialmente, se aprovecha de lo sucedido en Honduras para sumir en el mayor desprestigio a Chávez y compañía, reagrupa la cuarta flota de la armada norteamericana con base en el caribe, y por último incrementa la presencia militar en siete bases colombianas incluidos efectivos de la armada en dos bases navales una en el caribe y otra en el pacífico.
"Se avecinan Vientos de Guerra" vociferaba el sr. Chávez tras conocer los acuerdos militares entre Colombia y EE UU; pues esos gritos de hiena herida solo demuestran, con toda amplitud, que lo actuado por los EE UU y sus aliados en la región fue un golpe en los testículos de las pretensiones imperialistas de Venezuela y sus socios, para que ocupen su sitio, un escalón abajo ante los intereses gringos. Y no deja de ser una advertencia para el conjunto de las burguesías de la región en el sentido de que sepan que los EE UU no está dispuesto a ceder mucho terreno en su patio trasero, y en particular al imperialismos brasileño; no olvidemos que Brasil el 25 de Dic. 2 008 refuerza su alianza con Francia en sendos acuerdos militares y posiciones comunes para enfrentar la crisis financiera

EL UNIVERSO, 25 de Diciembre del 2 008, y con su variopinta diplomacia lo único que persigue en el fondo es hacer sucumbir los intentos de Venezuela de convertirse en el caporal de América Latina y así sacarse de encima a un franco competidor, Brasil tiene fuertes inversiones en la agro industria en Centro América por lo del bio- combustible. Para el imperialismo norteamericano no es ventajoso ceder mucho terreno de su zona de influencia directa a Chávez y sus socios -no solo están la burguesía ecuatoriana o boliviana, están también intereses de la burguesía rusa e iraní apostando a mover un poco el tablero a su favor-; de ahí su interés por alinearse estratégicamente a la burguesía uribista para que sirvan de dique a las pretensiones imperialistas de las siamesas: Ecuador y Venezuela. La reunión en Bariloche, solo sirvió para demostrar el encono entre los Jefes de Estado: verdaderos funcionarios de los intereses imperialistas de sus respectivas burguesías nacionales; ahí no estaban presentes los intereses de la clase trabajadora, el proletariado. Se evidenció que: por un lado estaba Chávez y sus socios; luego Uribe respaldado por Obama en las sombras, y diseminados como buitres esperando la carroña Lula, Bachelet, Kishner, García y el resto. Todos con intereses imperialistas contrapuestos y que lo único que los une es su política de explotación y represión a la única clase capaz de detener tanta aberración e irracionalidad, el proletariado.
¿Cómo lo vemos nosotros?
La I Guerra Mundial (1914 - 1918), marca la entrada del capitalismo en la fase de DECADENCIA, dividiendo el campo entre los que defendían el estado capitalista abrazando la bandera del nacionalismo guiando al proletariado a la defensa de la patria: los socialistas y socialdemócratas de la II Internacional en completa bancarrota ideológica y programática; y del otro lado, las minorías revolucionarias del proletariado aglutinadas alrededor de la defensa del programa comunista y del internacionalismo como ocurrió en Septiembre de 1915 (38 delegados de 11 países europeos se reúnen en Zimmerwald, Suiza, para la 19 conferencia socialista contra la guerra). Estamos claros que para los marxistas las guerras en la fase de ascenso no son las mismas que en la fase de decadencia; en la primera fase las guerras sirven de impulso en la consolidación del capitalismo, sirven para su desarrollo; con la configuración del imperialismo las guerras tendrán otras características, lo dijo en su momento Rosa Luxemburgo «en la decadencia del capitalismo las guerras serán una constante» es decir, las guerras es el movimiento natural del imperialismo, modo en que se manifiesta el capitalismo en la fase de decadencia
Después de la derrota del proletariado en Alemania (1918-1919), de la liquidación de la III Internacional Comunista por parte de la camarilla estalinista y la declaración del Socialismo en un Solo País (1926), el mundo estaba listo para su entrada a una nueva carnicería, la II Guerra Mundial, solución de la burguesía ante el derrumbe económico desatado tras el viernes negro -1929, el ciclo crisis, guerra y reconstrucción planteada por la izquierda comunista se cumplía a cabalidad; los "Treinta Gloriosos" (1947-1967) daría la impresión de que el capitalismo habría recuperado sus bríos, que renacía como ave Fénix, mas las masas de proletarios por las calles de París (1968) gritarían al mundo que de eso nada, el estado del bienestar era pura ficción, la ley del valor le pasaba factura a la burguesía tras su intento de engaño con sus malabares con el crédito, la intensificación de la producción sin un mercado real en donde se realice la ampliación del capital, el agresivo endeudamiento, el creciente gasto en armamento, hizo estallar este espejismo y condujo a la sociedad capitalista a una crisis abierta y permanente obligando a los estados a desatar de manera vehemente el CAPITALISMO DE ESTADO. El Capitalismo de Estado es la respuesta organizativa en lo económico, político, social y militar que da la burguesía para enfrentar el hundimiento en la crisis y la amenaza latente al statu quo que ejerce la presencia del proletariado; esta forma de centralizar la producción que les permitiría competir de mejor manera en el ruedo del mercado mundial, se extiende a todos los ordenes de la sociedad, la tendencia es hacia el totalitarismo, hacia la militarización de toda la economía y de toda la vida social de los Estados, el objetivo central es el encuadramiento de toda la sociedad alistándola para la guerra; en Ecuador los Comités de Defensa de la Revolución Ciudadana (CDR) van en ese sentido. Las principales potencias imperialistas han aplicado y aplican políticas de Capitalismo de Estado para enmascarar, sus agonizantes economías; "El militarismo alemán de principios del siglo pasado, el estalinismo, el fascismo de los años 30 del siglo XX, las grandes obras del New Deal en los Estados Unidos tras la depresión económica de 1929, el Frente Popular en Francia en la misma época son otras tantas manifestaciones de un mismo movimiento de estatificación de la vida social"
Crisis Económica Mundial - ¿Un poco más Estado? Revista Internacional Nº 72, internationalism.org Corriente Comunista Internacional .Por ejemplo, los USA considerados la primera potencia mundial y el abanderado del liberalismo económico en lo ideológico, en la práctica, en las últimas décadas, ha impulsado con mayor fuerza la intervención del Estado en la economía. "El capitalismo de Estado en su forma estadounidense, que integra al capital privado dentro de una estructura estatal y lo somete al control de ésta, el famoso modelo adecuadamente llamado «liberal», es mucho más eficaz, flexible, adaptable, implica una mayor sentido de responsabilidad en la gestión de la economía nacional y posee un mayor poder embaucador para estar mejor disfrazado"
La Crisis del Capitalismo de Estado. Revista Internacional Nº 61, ídem .
Precisamente la caída de la URSS no fue la caída del "comunismo" como les gusta señalar a los plumíferos intelectuales de la burguesía, fue la forma stalinista del Capitalismo de Estado el que sucumbió ante el descontrol de las contradicciones agudas que se desataron por pretender torcer la ley del valor, y tras este derrumbe rompen ataduras las fuerzas centrífugas que antaño anuladas por un supuesto equilibrio entre las principales facciones burguesas en pugna dentro del capitalismo decadente ocultaban los apetitos imperialistas voraces de las burguesías nacionales. La tendencia de cada uno para sí marcará la conducta de los países en los años venideros, y será el creciente hundimiento en la crisis y la competencia atroz lo que los obligará a intentar replantearse nuevos reagrupamientos que les permita suficiente capacidad ofensiva en lo militar y así disputarle terreno al imperialismo norteamericano y poder asegurar el control en los flujos de divisas, los créditos, los mercados, las materias primas y recursos no renovables de importancia estratégica como el agua, el flujo de la mano de obra barata, etc.; lo que será de vital importancia para la supervivencia de las diferentes facciones de la burguesía a nivel mundial.
Partiendo de estas experiencias de la lucha de clases y gracias a las fracciones de la izquierda comunista, que como Bilan (1933) o la izquierda comunista de Francia (GCF) de la pos guerra, han extraído las enseñanzas de las mismas y nos han dejado cual legado, es que nosotros podemos comprender la existencia de un Chávez, Correa, Morales u Ortega; son engendros de la dinámica de descomposición social e institucional del aparato del Estado producto de la Crisis Histórica del Sistema Capitalista y su época: La Decadencia. Son los apetitos imperialistas de la burguesía venezolana las que han demandado la existencia de un Chávez en el poder y su permanencia, siguiendo esa directriz a promovido la "franquicia": El Socialismo del Siglo XXI la cual no es más que Capitalismo de Estado en su forma neo estalinista, burdo remake del régimen cubano; como lo afirman los compañeros de Internacionalismo (órgano de difusión de la sección de la CCI en Venezuela), esta fenezca ideológica llamada Socialismo del Siglo XXI solo funciona en los países donde existen grandes masas paupérrimas resultado del mayor hundimiento en la crisis del sistema capitalista.
¿ESTAMOS AL BORDE DE UN CONFLICTO EN LA REGION?
En la medida en que se hunde todo el andamiaje capitalista en la crisis arrastrando a toda la sociedad con ella; la burguesía, otrora clase progresista, hoy por hoy, clase retrógrada en franca descomposición, no encuentra salida al problema central: la sobreproducción y con ello la saturación de los mercados (esto se demuestra con la caída del comercio mundial -13,2% según datos de este año de la OCDE) ; al no poder imponer la guerra mundial como salida al despelote, su solución momentánea es incrementar el endeudamiento a cifras inimaginables, (desde que se desató la mal llamada "crisis financiera" en el 2 007 hasta octubre de 2 008 llevaban gastado más de 3 billones de dólares en salva taje), para crear el espejismo de que el mercado se recupera, y así llevar al proletariado a confiar en las bondades del capitalismo y sus instituciones, ahogando cualquier intensión del proletariado por emprender luchas de envergadura que le permita recuperar la confianza en sus fuerzas; la carrera irracional a más endeudamiento conducirá a la sociedad burguesa a más caos y descomposición. ¿Por qué la burguesía no puede imponer la guerra mundial como solución al atolladero en la producción? Si bien es cierto que para que esto suceda se debería constituir un bloque lo suficientemente fuerte en lo militar para que se pueda parar delante de los EE UU y plantearle un enfrentamiento, daría la impresión que las amistades entre el ALBA (Venezuela y sus cofrades), Irán y Rusia apuntaran en ese sentido; mas hay un elemento mucho más importante y con mayor peso específico que este, ese elemento es extraído precisamente de la historia de la Lucha de Clases, y cual espada de Damocles pende sobre la cabeza de la burguesía desde entonces; nos referimos a 1917 (la Revolución de Octubre, triunfo del proletariado ruso), este acontecimiento histórico determinó el cese de hostilidades entre los bandos imperialistas, empujando a la unidad entre estos a pesar de sus diferencias apuntando sus armas contra el bastión del proletariado internacional; es decir, la acción conciente revolucionaria del proletariado internacional detuvo la I Guerra Mundial, de esto no se va a olvidar nunca más la burguesía, de allí que para llegar a 1939 (inicio de la II Guerra Mundial) ya la burguesía se había encargado antes que nada de asestar un certero golpe en la crisma del proletariado ( ahogando a sangre y fuego las revoluciones en Alemania; muerte de la III Internacional; socialismo en un solo país; triunfo de la contrarrevolución estalinista en Rusia), la ascensión de Hitler -1933- en Alemania y los acontecimientos de España -1936-, solo significaron la lápida sobre la consciencia del proletariado y la apertura de las puertas del infierno. Esto nos enseña que la burguesía para poder conducir al proletariado a la hoguera de la guerra mundial deberá liquidar política e ideológicamente a los principales batallones de la clase proletaria; aquello no ha ocurrido, todo lo contrario, desde Mayo del 68 el proletariado viene levantándose, reafirmándose en Polonia (1982) y a pesar de la derrota sufrida volverá con fuerza para el 2 003 con las manifestaciones en Francia y Austria contra los ataques a las jubilaciones, un creciente desarrollo de su combatividad en donde la solidaridad y su conciencia de clase va acrecentándose en cada enfrentamiento, como ocurrió en el 2 006, la lucha de jóvenes y viejos obreros por el CPE (Contrato por el Primer Empleo), en el 2 007, la lucha por el LRU (Ley de Reforma Universitaria) en donde los jóvenes universitarios se miraban como proletarios, ambos momentos históricos ocurrieron en Francia; y en Grecia a finales del 2 008, los jóvenes estudiantes en unión con los proletarios de todas las edades luchando contra la represión brutal del Estado; y en el 2 009 la mayor manifestación en la historia de las Antillas se desarrolló a finales de Enero con manifestaciones masivas en Guadalupe y Martinica contra la pauperización en las condiciones de vida de la población en general mostrando un profundo sentimiento de solidaridad entre los manifestantes.
Todo indica que el camino trazado por la clase dominante a nivel mundial va a conducir a la sociedad a mayores desordenes en todos los campos, sus apetitos imperialistas le obligarán a emprender más y más su carrera hacia el abismo de la barbarie guerrera, sólo en la región el gasto militar paso de 24 700 millones de dólares a 47 200 millones, un aumento del 91%, para este año el correísmo presume un presupuesto de más de mil millones de dólares en gastos militares, el 2.1% del PIB; esta lógica implicará someter cada día más a todo el aparato productivo a un proceso de militarización y de encuadramiento a los objetivos militares e imperialistas, para ello la burguesía contará en primera línea del ataque a las posiciones proletarias al sindicalismo y la mistificación de la "democracia", en lo político y en lo ideológico por parte del aparato político de la izquierda del capital (alter mundialistas, maoístas, trotskistas, anticapitalistas, socialistas del siglo XXI, bolivarianitas, etc.).
Ante esta perspectiva el proletariado deberá dotarse de toda las lecciones que la Lucha de Clase le ha dejado a lo largo de la historia. Solo situándose en el terreno de clase logrará vencer todo intento de mistificación política e ideológica. La vicisitud será la acompañante en toda protesta que emprenda el proletariado defendiendo sus posiciones, pero en esa dinámica de lanzarse al asalto y errar para después de un tiempo volver a intentarlo sobre bases y fuerzas distintos, en este movimiento al principio inseguro, quizás torpe, el proletariado irá perfeccionando su lucha e ira tomando bríos, fuerza, confianza, se irá curtiendo, cual carne al sol, y lograra vencer sus limitaciones, tomando aún mayor fuerza y en ese momento el asalto al poder será decisivo e histórico, en profundidad y extensión. Ahí radica la valiosa escuela de las luchas del proletariado a las cuales debemos sacarle la mayor cantidad de enseñanzas para volverlas hueso y carne en el proletariado, en este proceso de aprendizaje es en donde debemos involucrarnos todos los que de una u otra manera nos sentimos parte de la clase trabajadora, parte de las minorías de revolucionarios que las luchas proletarias han ido produciendo y que en este momento debemos unirnos y situarnos en el camino de la clarificación , debate y decantación cara al legado de la izquierda comunista ha dejado a lo largo de la historia. Lanzamos nuestro llamado a todo el conjunto de la clase trabajadora a que no se deje engañar por estos cantos de guerras, el proletariado debe de mantenerse totalmente unido e independiente, en su terreno de clase frente a todos los bandidos burgueses y sus lacayos incrustados en el movimiento proletario, que van por el mundo convocando a defender a uno u otro estado nacional, a una u otra pandilla de explotadores. Póngale el nombre que le pongan: Neo- Liberalismo, Socialismo del Siglo XXI, Democracia Participativa, Revolución Ciudadana, Revolución Cubana, Estado Obrero Degenerado, etc.; todos son en esencia las diferentes máscaras con que se oculta el CAPITALISMO DE ESTADO.
¡Proletarios de todos los países, uníos!
¡POR LA REVOLUCION COMUNISTA MUNDIAL!
Núcleo de discusión internacionalista del Ecuador
Simpatizantes de la Corriente Comunista Internacional
Ecuador, Septiembre de 2 009