Luchas obreras en Nicaragua y Panamá

Versión para impresiónEnviar por email

Los compañeros de la Liga por la Emancipación de la Clase Obrera (LECO) que actúa en Nicaragua y Costa Rica, se han puesto en contacto con nosotros. Los compañeros editan una publicación llamada Gaceta Obrera y tienen un blog donde puede leerse su posición y contribuciones[1]. Estos compañeros defienden el internacionalismo y las luchas obreras y denuncian con firmeza el régimen sandinista cuyo mandamás es Ortega[2]

Estos compañeros constituyen una nueva expresión del esfuerzo de constitución de grupos o núcleos internacionalistas, en un buen número de países del mundo. En América hemos visto el surgimiento de estos colectivos en República Dominicana, Ecuador, Perú, Brasil, Argentina etc. Pero igualmente en Turquía, Filipinas, Japón, Corea, Eslovaquia, Rusia...

Estos compañeros proceden del trotskismo y han dado una serie de pasos teóricos y organizativos para deslindarse de esta ideología contra-revolucionaria. Los compañeros son conscientes del esfuerzo de clarificación teórica que hay que llevar a cabo al señalar con una gran honradez en uno de sus correos: «Notarán que hemos tenido que corregir y corregir muchas veces nuestras posiciones desde nuestra inauguración, partiendo que nacimos proclamando la Cuarta Internacional y el trotskismo y al fin rompimos con ese engendro».

Deseando llevar a cabo un debate fructífero que sirva a todo el medio internacionalista, en esta publicación queremos recoger la información que dan los compañeros de dos luchas obreras en 2008 en dos países de Centroamérica: Nicaragua y Panamá. Estas luchas forman parte de una tendencia que se ha visto a lo largo de 2008 al desarrollo de luchas en numerosos países tanto de las grandes metrópolis como de la llamada "periferia" mostrando la posibilidad de avanzar hacia una lucha internacional del proletariado[3].

¿Que nos dejó la huelga? - Masaya, Nicaragua

por Federico H.

La pasada huelga nacional de transporte demostró que mediante el paro de los trabajadores de un sector como el transporte que incluye a los chóferes de los buses, los de carga pesada, los taxistas, etc. se puede desestabilizar a la burguesía.

Y así quedo demostrado en Nicaragua mediante la huelga nacional de transporte que finalizó el viernes 16 de mayo por acuerdos entre la coordinadora nacional de transporte. Quienes con las propuestas indecentes de Ortega de bajarle al galón de gasolina 1,30 dólar y sin congelar el precio se rindieron ante los pies del "comandante" Daniel.

Durante la huelga las exportaciones de las zonas francas disminuyeron considerablemente, la empresa Parmalat también dio aviso de sus pérdidas. Al ver la situación del país Ortega tuvo que salir a defender su discurso del pueblo presidente y arriba los pobres.
Arriba los pobres de Nicaragua preparémonos porque ya sabemos lo que Ortega usará contra nosotros (ak47, gas lacrimógeno, balas de gaucho, cientos de encarcelados, fuertes golpizas y muertos).

El discurso de caricatura que Ortega preparó en plena huelga no fue sino una sumatoria más para seguir ganándose la enemistad de la población nicaragüense.

En el recalcó su avance fascista con los consejos de poder ciudadano[4] y su alianza íntima con Chávez para segur reprimiendo cualquier movilización de los trabajadores.
En los 13 días de paro la policía actuó de forma represiva ante los bloqueos y plantones que se realizaban en los diferentes empalmes y carreteras del país.

Con el argumento de que había que garantizar el orden público y lo que mandaba la constitución la policía ensayó con los transportistas lo que se usará ante cualquier rebelión de las masas hambrientas en Nicaragua. Se pudo ver como los "agentes del orden" entraban a los bloqueos disparando sus AK47 al aire, lanzando gas lacrimógeno y dando garrote a quien fuera; como lo fue el señor de 70 años quien murió después de recibir una golpiza de los antimotines en la intervención de estos en León.

Hay que quitarle las máscaras a los que siguen el juego a los burócratas reformistas de Latinoamérica, como lo es el caso de Omar Cabezas "procurador de los derechos humanos" quien inmediatamente salió a defender a su "Comandante Ortega" diciendo a gritos partidos que la huelga nacional de transporte era promovida y patrocinada por los Estados Unidos para desestabilizar el gobierno sandinista. Individuos como estos que les pasa lo de las monas que aunque de seda se vistan monas se quedan, no son más que burgueses conciliadores.

El proletariado latinoamericano no debe confiar en el movimiento reformista burgués que hoy se maquilla del socialismo del siglo 21, "el pueblo presidente", etc. Que dicen defender los intereses del proletariado de boca y en los hechos es un perro guardián del orden burgués y conyugado del imperialismo yanqui.

Los Obreros Panameños se Levantaron

El sindicato de constructores y afines SUTRACS, en Panamá estuvo en una huelga de más de una semana a mediados de febrero, que desató bloqueos de las principales vías de Panamá y que fue apoyado por otros sectores como los transportistas. Las movilizaciones y acciones fueron de enfrentamiento con la policía, con piedras, palos, palas y disparos. Alrededor de mil luchadores se procesaron sin derecho alguno, puesto que han aplicado la "modalidad" fascista de enjuiciarlos en los mismos cuarteles policiales, a los detenidos se les ha negado, abogado, inclusive verlos y dar alimentos.

Fue un sindicato de obreros de vanguardia el que levantó la lucha y amenazó con paralizar el país al gobierno. Las movilizaciones se han dado por la lucha contra el recorte de garantías sociales. Mueren decenas de obreros de la construcción cada año por "accidentes" laborales. También hubo allanamientos a dirigentes sin orden de juez y más de 50 obreros heridos. Un obrero joven resultó muerto de bala por la policía y muchos de los heridos, por perdigones, más todos los afectados por lacrimógenos.

Es una señal de que Panamá despierta y da el ejemplo de que no está aislado de la lucha centroamericana, que se están radicalizando los sectores obreros y así como los mecanismos represivos, además de que sectores que se han oprimido como los obreros más explotados están tomando en sus manos la lucha por el poder obrero, ejemplo del porqué no hay sindicatos, ni en la construcción, ni en la industria, ni en los chóferes, ni en el sector de trabajo doméstico, ni en los obreros del agro en Costa Rica, como mecanismo para que la dirigencia acomodada de los sindicatos acomodados del estado (los únicos que hay ) siga estableciendo sus alianzas con la burguesía y siga traicionando a las masas. En CR esos sectores son la mayoría de la clase trabajadora, la vanguardia que puede desplazar a la vieja dirigencia sindical pacifista y conciliadora, y la que menos goza de organización. Por eso la lucha de los trabajadores Panameños es un grito de amenaza al capital un grito por la unidad internacional obrera.

[1] Ver http://gacetaobrera.blogspot.com

[2] Es bien sabido que Ortega es uno de los principales aliados de Chávez en su empresa del "socialismo del siglo XXI". El Señor Ortega tiene méritos tan "socialistas" como haber violado repetidamente a su hijastra y haber pactado para asegurarse el poder con el ultra-derechista y corrupto Alemán -anterior presidente- amnistiando sus tropelías

[3] Ver en Revista Internacional nº 132 Por el mundo entero, ante los ataques del capitalismo en crisis
¡Una misma clase obrera, la misma lucha de clases!, http://es.internationalism.org/rint132edito ; en Acción Proletaria nº 201, Amenaza de hambrunas por la inflación: Crisis capitalista y respuesta obrera, http://es.internationalism.org/ap/2000/2008/201_crisis . Para acontecimientos más recientes ver: República Dominicana: como en los demás países capitalistas crisis económica y luchas obreras, http://es.internationalism.org/node/2329 y Crece la solidaridad de los trabajadores en lucha en Argentina, http://es.internationalism.org/node/2330

[4] Los CPC, consejos de poder ciudadano. Son "organismos de poder ciudadano" que ha sido impuesto por rosario murillo, son nombrados al dedo por la burocracia sandinista y están subordinados a lo que el comandante Daniel y su esposa ordenen. Entre otras cosas se encargan de supervisar la ayuda venezolana y como última propuesta quieren que supervisen la policía nacional