República Dominicana: EL DESEMPLEO, LA INFLACION, LA MISERIA GALOPANTE… ¡NO LAS SOLUCIONA EL VOTO!

Versión para impresiónEnviar por email

Próximo 16 de Mayo, será realizado el circo electoral de la democracia burguesa, la misma que al igual que la dictadura oprime a la clase trabajadora. Para confundir a los obreros se nos invita a votar por el menos malo o por el candidato de la izquierda, pero la verdad es que no existe menos malo y las candidaturas de izquierda son tan capitalistas como las de derechas.

Desde la muerte de Trujillo el control estatal se lo han disputado e intercambiado el PLD, PRD, PRSC, todos han hecho lo mismo oprimir al obrero y matar a militantes revolucionarios, unos como Balaguer abiertamente y otros como el PRD y Leonel, más disimuladamente.

Esta ha sido una campaña en la que se ha invertido grandes recursos económicos, en publicidad, compra de conciencias, compra de opositores, millones que han sido sustraídos de los bolsillos de los obreros, de los campesinos, de toda la población laboriosa.

Desde el inicio de la contienda electoral la burguesía ha logrado polarizar en 2 alternativas: el PRD y el PLD, el PLD partido del anticomunista Juan Bosch no tiene nada que ofertar al igual que el PRD al pueblo sino la continuación de la pobreza y explotación.

PLD, PRD, PRSC... todos defienden el interés del Capital

Con Balaguer tuvimos represión, fraudes y miseria, apenas disimuladas con los repartos para comprar votos de canastas populares. Con Hipólito Mejía tuvimos el mayor escándalo bancario de la historia del país, detonante de una crisis económica de grandes proporciones. Con Leonel Fernández para "sanear la economía" (en realidad para sanear los negocios capitalistas) se destruyeron 120.000 empleos en las zonas francas sumiendo a muchos familias en la indigencia. Hoy, mientras se gastan ríos de dinero en obras públicas de escaparate, mientras se reparten nóminas CB a los funcionarios del Partido gobernante, la gente se ve obligada a malvivir vendiendo en los semáforos, a hacer trabajos que apenas duran unos días. Hay muchas familias que sobreviven con las remesas de madres o padres, hijos o hijas, que tienen que realizar duros trabajos, muy mal pagados, en Estados Unidos, en España, y ahora encima esos países -golpeados por la crisis de la subprime- pretenden que los emigrantes se vuelvan a casa. Tras más de 20 años de gobiernos de unos y de otros, todos los cambios han sido a peor: miseria, desempleo, inflación, corrupción, catástrofes ecologicas...

La candidatura de la llamada izquierda

Un Conglomerado de Organizaciones que dicen ser revolucionarias, haciéndole el juego al capitalismo han decidido participar en estas elecciones con el triste cuento que en América Latina, la izquierda está tomando el poder por las elecciones. Llevan como cabeza de lista a un hombre de probada seriedad pero no socialista y prometen que habrá un "cambio de verdad".

Es verdad que en todos los países de América del Sur, gobiernos de izquierda toman el poder, el último el obispo Lago en Paraguay. Actualmente solo queda como gobierno de derecha el de Uribe en Colombia. Pero ¿Ha supuesto algún cambio positivo este ascenso arrollador de la Izquierda en el continente? Ni con los gobiernos de izquierda "moderada" de Lula, Bachelet o Alán García, ni con los gobiernos de izquierda "radical" de Chávez, Morales o Correa, la suerte de la gran mayoría ha mejorado lo más mínimo. Al contrario ha empeorado notablemente. Con la explosión de los precios de los alimentos básicos la situación de muchas familias es desesperada. Antes apenas podían malcomer dos veces al día, ahora si comen una vez es una suerte. En cuanto el trato de las huelgas obreras, la izquierda sigue con la misma arrogancia y brutalidad policial que la derecha: ahora Bachelet envía la policía a reprimir la huelga de los mineros de El Teniente en Chile; hace un par de meses Chávez hizo lo mismo ante los obreros siderúrgicos en huelga en la zona de la Guayana.

La candidatura de izquierdas nos vende dos ilusiones: una que podríamos conseguir un gobierno de los trabajadores por la vía electoral, cuando la experiencia demuestra que el Gobierno -incluso el que tiene las mejores intenciones- es el gestor de los intereses del conjunto del capital. La otra ilusión es que se podría cambiar la situación de un país de manera aislada, es decir, que en cada país se podría desarrollar una solución nacional a la crisis de la economía y de la sociedad. Pero eso no es verdad: la crisis es mundial y todos los países y pueblos de la tierra están atados por el mercado mundial, por el imperialismo, por la emigración, de tal manera que no hay solución en las fronteras de ningún país.

Algunos dentro de la "extrema izquierda" especulan con si hay un fraude electoral masivo para que siga el PLD o asuma el PRD, ese seria el caldo de cultivo ideal para iniciar un levantamiento armado que llevara a una revuelta como la de Abril del 65. Pero el quid de la cuestión es que si los obreros toman candela en un conflicto entre fracciones de la burguesía son utilizados como fuerza de choque de unos contra otros y ¡son ellos quienes se llevan la peor parte! ¡Son ellos quienes ponen los muertos, los encarcelados, los desaparecidos!. Tomar partido por unas elecciones limpias, luchar contra el fraude etc., es una lucha en el terreno de la defensa del Estado burgués, el órgano que utilizan para engañarnos, para oprimirnos y para mantenernos atados de pies y manos a la explotación.

La solución es la lucha de clases

La actual agudización de la crisis capitalista -cuyo epicentro son los Estados Unidos- nos muestra que la crisis es mundial, que el desempleo es mundial, que la miseria es mundial, que el hambre es mundial. No hay ninguna alternativa dentro de los partidos que nos piden el voto pues todos están comprometidos en la defensa de la nación, en la utopía reaccionaria de una "solución aislada" a los problemas.

La solución no está en el voto sino en la lucha obrera. Con el voto eliges a un señor que te promete todo durante la campaña electoral y que te lo quita todo durante los 4 años que gobierna. Cuando estaba en la oposición prometía lo que después en el gobierno nunca cumplió, mientras que cuando está en el gobierno hace cosas que siempre negó o criticó cuando estaba en la oposición.

La clase obrera mundial está luchando, tanto en los países industriales "ricos" como en los países "pobres". En 2007 y 2008 ha habido luchas que empiezan a ser masivas en Egipto, en Dubai, en Perú, en Francia, en Alemania, en Rusia, en Grecia, en Argentina... Las masas oprimidas han protagonizado junto con los trabajadores revueltas contra el hambre en Haití, en Mozambique, en Camerún, en Egipto, en Senegal... El Banco Mundial reconoce que en los tres primeros meses de 2008 ha habido protestas contra el hambre en 33 países.

La única solución es la lucha obrera internacional y solidaria. Reforzarla con luchas, con iniciativas de debate y organización, contribuir a que los obreros y todos los explotados sean conscientes de sus intereses propios y rechacen ser tomados como carne de cañón en los conflictos entre fracciones de la burguesía, es la mejor contribución que podemos hacer.

12 de mayo de 2008.Núcleo de Discusión Internacional de la República Dominicana en colaboración solidaria con la Corriente Comunista Internacional.