TRIBUNA DEL LECTOR: contra las calumnias de la FICCI

Versión para impresiónEnviar por email

Con asombro leo en el número 174 de Acción Proletaria, en un artículo cuyo titular reza “Balance de un Círculo de Discusión”, una cita sacada de un boletín de la FICCI, acerca del comunicado elaborado por el Círculo de Discusión de Barcelona, cuyo texto completo fue remitido a varias organizaciones de la Izquierda Comunista, entre ellas Acción Proletaria, cuya redacción lo insertó en el nº 173; que literalmente reproducido (se refiere a la cita de la FICCI, NdeR) dice: “es sintomático que este ‘círculo de discusión’ familiar se haga conocer internacionalmente justamente sobre este sujeto ¡y con qué arrogancia! Pero sin duda no tienen nada que decir sobre las cuestiones políticas generales”. Ni a la más candorosa de las conciencias se les escapa la intención del texto citado de inyectar la cizaña (al más puro estilo de la metodología periodística burguesa, cuestión que, por lo publicado, ustedes en eso de crear taimadamente discordias son unos avezados profesionales) entre los compañeros que habíamos participado en las discusiones del Círculo; no tratando la FICCI el fondo de lo que planteábamos sino disipando su respuesta en pura frivolidad. (Por cierto ¡hay que felicitar a la redacción de AP al publicar la parte quizás más escabrosa del texto de la FICCI y no callárselo! Aunque desconozco la totalidad del mismo a pesar de que el Círculo hizo un esfuerzo y facilitó un apartado de correos).

Lo anterior y lo que continúa lo manifiesto a título personal; si bien participé en casi todas las sesiones del Círculo las opiniones aquí vertidas sólo expresan mi propio punto de vista.

En la cita hablan ustedes, con sarcasmo y sin la menor justificación, de un “círculo de discusión familiar” sin tener presente el fondo de nuestras manifestaciones y sobre todo el balance conciso que hicimos de las diferentes cuestiones políticas abordadas, y relacionadas en el mismo texto de AP nº 174.

Tratan al Círculo de Barcelona sin ningún tipo de rigor político y, lo que aún es más grave, sin respeto por las minorías de la clase obrera que se acercan al ámbito de la Izquierda Comunista, cuando nos tildan de “arrogantes” por darnos a conocer internacionalmente sobre este sujeto, es decir la FICCI. Pero lo cierto es que nosotros no publicamos el comunicado y la relación de las cuestiones tratadas para darnos a conocer a nadie, sino exponiendo como Círculo y pronunciándonos frente al medio político, respecto a un asunto que ha sido esencial en el Movimiento Obrero y pidiéndoles explicaciones que hasta ahora se han sorteado sólo con evasivas.

Porque como bien deben saber, y olvidar no deben, las cuestiones de organización son cosas del máximo interés para la clase obrera, para el aprendizaje de sus minorías, para no caer y estar advertidos en los tiempos que corren, por donde circulan y que hacen las minorías revolucionarias. No quiero hacer más largo este breve comentario, porque la cita que se critica no da para más, pero no puedo concluirlo sin decirles que si tienen la profunda convicción que nos hemos querido dar a conocer internacionalmente tratando sobre una cuestión como la de la FICCI y además con arrogancia, aplíquense la misma vara de medir y reflexionen, mientras no contesten a nuestros interrogantes; ¿en base a qué se han dado ustedes a conocer internacionalmente? ¿o no fue el detonante de su salida a la escena internacional, las denuncias que formularon contra la FICCI sus antiguos camaradas de la CCI y de las que todavía ciertas minorías, con las que me identifico, esperamos que se dignen contestar de forma clara y razonada?.

RQ (30 de Abril de 2004).