5.Llamamiento a la solidaridad obrera internacional

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

Cabe señalar que para salvar a los obreros que iban a ser fusilados uno por uno por la República no se oyeron las voces de ningún Gobierno “democrático”, ni partido de izquierda, ni de asociaciones “pro-derechos humanos”, ni del Papa. Bien es cierto, que a los compañeros de BILAN no se les pasó ni un momento por la cabeza apelar a los sentimientos “humanitarios” de dichos personajes.

Han dejado de oírse los cañonazos en España.  Miles de proletarios han sido pasados por las armas despiadadamente: este es el balance que la burguesía puede exhibir orgullosa al lado de las matanzas de Febrero en Austria o de las decapitaciones en Alemania.

El proletariado mundial yace descuartizado y su sangre generosa es mancillada por las botas de los tiranos de la burguesía que vienen a imponer su orden a cañonazos. De Este a Oeste reina el terror bestial de las clases dominantes que hacen rodar cabezas por el suelo, que mandan obreros l paredón a fin de estrangular la lucha revolucionaria. Nuestro homenaje se dirige en primer lugar a los luchadores asturianos. Han combatido hasta la muerte, han sacrificado mujeres y niños por su clase, por la revolución, pero sin guía, han sucumbido.

Qué bien comprenderán los mineros de Oviedo lo que significa construir pacíficamente el socialismo en Rusia, ellos que han sido destrozados por las bombas y descuartizados por las bayonetas de los legionarios moros. EL 17º aniversario de la URSS será para estos obreros un “de profundis”; pues al llorar a sus muertos el proletariado español se dará cuenta también que sólo puede contar con su lucha, la del proletariado mundial,  del que Rusia se ha separado ya.

Después de la orgía de sangre en Asturias la burguesía ha querido que sus tribunales militares mandaran asesinar a los obreros insurrectos para simbolizar el destino que espera a los que se atrevan a tomar las armas de nuevo para emanciparse.

El 7 de Noviembre han sido fusilados José Laredo Corrales y Guerra Pardo para que cunda el ejemplo, uno en Gijón y otro en León. Otros seguirán sí la solidaridad internacional no se manifiesta vigorosamente.

BILAN 13 Diciembre de 1.934