Bárbara violación en Delhi

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

Publicamos un artículo realizado por una simpatizante cercana a la CCI en la India, respondiendo a la violación y asesinato de una joven estudiante en Delhi. Le siguen comentarios de otras dos mujeres hindúes. La traducción ha sido realizada por una compañera simpatizante de nuestra sección en España a quien agradecemos el trabajo realizado.

Habían decidido casarse el 13 de febrero. Regresaban después de disfrutar de una sesión de cine. Estaban esperando el autobús en una carretera de la ciudad de Delhi. No murió de noche. En ese momento eran sólo las 21:30. Pero a esa hora de la noche en la Delhi metropolitana tuvo lugar el suceso más doloroso, una tragedia que nos desgarró el corazón. Subieron a un autobús vacío; justo después se dieron cuenta de su error. Pero ya los malhechores les habían atrapado. No había forma de salir de allí. Seis jóvenes delincuentes tomaron el autobús, golpearon severamente al compañero de la infortunada chica y lo dejaron inconsciente. Entonces esos animales saltaron sobre la chica y abusaron sexualmente de ella uno tras otro. No sólo eso. Golpearon con fuerza la parte inferior de su cuerpo con una barra pesada. Esto dañó seriamente sus órganos internos. La actividad inhumana no paró ahí. Los malhechores la dejaron inconsciente, la arrojaron a la vía y trataron de matarla atropellándola. Sin embargo ella todavía estaba viva, de alguna manera superó las graves agresiones físicas y sexuales. La llevaron a un hospital de la ciudad gravemente herida y traumatizada. Después de varios días en el Hospital AIIMS más avanzado (All India Institute of Medical Sciences) y después de varias operaciones quirúrgicas fue trasladada a un hospital en Singapur en una situación muy inestable. Allí, la infeliz muchacha falleció el 26 de diciembre de 2012.

Probablemente este suceso tan extremadamente bárbaro ha removido brutalmente lo que de humano tenemos cada uno en nuestro interior. Como miembro de la especie Homo Sapiens también estoy muy dolida, conmovida y entristecida. Como mujer que soy también estoy angustiada con una sensación de impotencia tremenda y de inseguridad. Desde el 16 de diciembre y durante bastantes días desvié voluntariamente mi mirada del televisor o de los periódicos. Como si intentara huir de todo ello. Mis ojos se llenan de lágrimas mientras trato de escribir esto. Una y otra vez se me viene a la mente la desgraciada estudiante de medicina de 23 años. Sus reacciones de infinito dolor y sus protestas contra la agresión aparecen ante de mí de forma claramente visibles. Estoy tratando de darme cuenta de la profundidad de su dolor y de su trauma. Muchas personas estarán ansiosas por ver la fotografía de la pobre víctima de tan enorme crueldad. Pienso decirles que se miren al espejo. Esto les permitirá ver su fotografía.

A cada momento nuestros sentimientos, emociones y autonomía están siendo violados. Nosotras no podemos transmitir la experiencia y la educación que queremos para las estudiantes. No podemos construir nuestra vida del modo en que nos gusta. No podemos ver el mundo con la forma y el contenido que queremos verlo. En mi opinión, esta represión constante de sentimientos, deseos y sueños no es más que otra forma de violación. Después de luchar contra la muerte durante diez días la muchacha falleció. El gobierno central la ha adornado póstumamente con algunos adjetivos bien elegidos y calculados para mostrar su preocupación 'humanitaria'.

En el centro de Delhi, la capital India, cientos de miles de personas agraviadas, particularmente jóvenes, se reunieron en las calles espontáneamente y se manifestaron contra este acto de inimaginable barbarie. Desde todos los barrios ha crecido la demanda de un castigo ejemplar para los culpables. Quizás se les castigue muy severamente. El gobierno, sus “sabios” y “expertos”, han presentado el caso dándole un gran “bombo” en los medios de comunicación. Los canales de televisión compiten en la realización de tertulias, repartiendo consignas sobre lo que “se debería hacer” o lo que “no se debería hacer”. Todo esto llegará a su fin tarde o temprano. Este atroz acto de barbarie culminará en "la historia" de un día. Y creo que otra vez se repetirá esta historia,

La ira acumulada durante tanto tiempo y las quejas estallaron de forma espontánea, con manifestaciones masivas en respuesta a este suceso. Mucha gente participó en una marcha silenciosa a la luz de las velas mostrando así su impotencia. También han surgido en otras zonas diferentes tipos de reacciones. El líder de la RSS (Rastriya Swayam Sevak Sangha), una organización ultra derechista militar, ha dicho que el estilo de vida occidental de la mujer es responsable de esos incidentes. Un gurú espiritual, Asharam Bapu dijo “ella podría haber parado el ataque coreando el nombre de Dios e implorando a los pies de los atacantes”. El año pasado ocurrió un incidente de violación en la zona de Park Street de Calcuta. En aquel momento el gobierno de Bengala Occidental dirigido por una mujer señaló que la mujer –que salió sola en Nochevieja– tenía muy mala reputación.

Pero en cualquier caso no hay ninguna duda de que el hecho es tan despreciable que no podemos dejar de denunciarlo a fondo y tan fuertemente como sea posible. ¿Pero es el primero? ¿Podemos clasificar los casos de violación en más o menos importantes? Todos los actos de violación son igualmente despreciables e igualmente condenables. Según el informe de 2007 de NCRB (Consejo Nacional de registro de crimen) el número de violaciones en la India es de 21.397 mientras que para Estados Unidos es de 89.241. Pero no es posible hacer una correcta evaluación y comparación basándonos sólo en números. En un país como la India, donde a las mujeres se les hace responsable de ser violadas, muchas mujeres prefieren no informar sobre las agresiones sexuales. Además, las quejas de las mujeres violadas que se atreven a ir a las comisarías de policía a menudo no son debidamente registradas por los policías. En el último mes una chica de 17 años de edad de una remota aldea en Punjab fue a la comisaría para presentar una denuncia tras ser violada. La policía se negó a registrar esa queja. Después de esto la chica se suicidó. Así se puede entender fácilmente que el número de violaciones en la India será mayor del que se dice. Cada 20 minutos ocurre una violación por término medio en este país. En 2011 se registró un número de brutales agresiones a las mujeres en Uttar Pradesh y según el informe de la Unión del Pueblo para las Libertades Civiles (PUCL) la mayoría de las agredidas fueron las mujeres pobres de zonas remotas, muchas de ellas Dalits ("intocables"). Partidos y líderes políticos utilizan estos hechos únicamente con fines políticos.

A pesar de todo esto, por la reacción del gobierno y el espectro político, parece como si esta violación de Delhi hubiera ocurrido por primera vez en la India. Todos los líderes y ministros han presentado reacciones aparentemente muy humanitarias. Han exigido un castigo para los culpables. La Ministra Jefe Shila Dikshit del partido gobernante del Congreso ha dicho que no tenía valor para visitar a la víctima. Sushama Swaraj, un líder del BJP, ha afirmado que los violadores deben ser colgados. Como si ahorcando a los violadores se pusiera fin a las violaciones en el futuro. Estoy confundida. No tengo claro qué tipo de castigo debe exigirse para los culpables. ¿Además a quién debemos exigir este castigo? ¿Pueden impartir Justicia personas inmersas en el mar de la corrupción, la delincuencia y la falsedad?

En diciembre de 2009 una mujer rusa fue violada por un político del estado, y Santaram Naik, un Diputado del Congreso de Goa hizo una defensa vigorosa de la violación, culpando a la víctima. En 2011 Bikram Singh Brahma, otro Diputado del Congreso de Assam fue acusado de violación en el distrito de Chirang. En 2004 en la región de Manipur, en el noreste de India, soldados indios raptaron en su casa a Manorama, una mujer de treinta y dos años, y la llevaron por la fuerza al campamento militar cercano, la violaron y luego la mataron. Más tarde la autoridad militar divulgó que fue asesinada en un 'encuentro' militar, alegando que pertenecía a un grupo extremista armado. La autoridad del estado y el gobierno nunca se cansan de entonar himnos de alabanza para su ejército porque participa en la defensa del país y la seguridad de las personas. Los militares representan el patriotismo interpretado por las autoridades y los medios de comunicación Este patriotismo no es más que una poderosa arma de la clase dominante para mantener intacto el sistema capitalista.

Por eso el ejército está violando y matando mujeres inocentes con la excusa de “choques” en zonas de la India donde existe un movimiento fuerte de protesta contra la explotación y la represión de la autoridad. ¿Podría juzgarse a alguien en estos casos de violación y asesinato cometidos por fuerzas del estado? ¿Podrían los culpables castigarse a sí mismos? ¿Hay una posibilidad de verdadera justicia para explotados y oprimidos en este sistema social? Si la decisión para castigar a los culpables se toma únicamente por quienes hacen el cálculo de pérdidas o ganancias políticas y por la condición social de los culpables, ¡nunca habrá ningún castigo debido sólo a la tremenda humillación y dolor mental causado a las mujeres violadas!. La clave para la persistencia del sistema es la destrucción de todos los sentimientos humanos, solidaridad social y confianza. Entonces ¿es posible que personas situadas en las más altas posiciones de autoridad se molesten por esos sucesos “insignificantes” como la violación de inocentes mujeres desconocidas e indefensas, cometida por su propio personal militar?.

Esta degradación extrema de los valores humanos no es más que la manifestación de la fase avanzada de la decadencia del sistema capitalista mundial hoy en día. No se puede mantener para siempre la lozanía de un árbol, un árbol cuyas raíces están podridas, simplemente rociando agua sobre sus hojas. Del mismo modo no es posible para el sistema social y sus diferentes partes, cuyas raíces también están podridas, realizar las cosas de forma correcta y justa. Los valores humanos siempre son violados por el sistema. Así que las raíces de problemas tales como la violación, la bárbara tortura bajo custodia policial, la privación de libertad o la muerte en combates o ataques terroristas muy a menudo subyacen a la estructura socio-económica, política, cultural y a la dinámica de esta sociedad, que atraviesa su avanzada fase de decadencia.

Esto comenzó a principios del siglo XX. Este sistema es absolutamente incapaz de proporcionar a las jóvenes generaciones una orientación positiva y una perspectiva de futuro. Así que en medio de su creciente desempleo, pobreza, miseria y angustia vital, la perversión sexual resulta ser la única orientación. Los medios de comunicación, impresos y digitales, mientras enfatizan de tal modo este suceso de violación, organizando reuniones de protesta en contra y ofreciendo sermones de gran resonancia para respetar los valores humanos y los derechos de las mujeres, no dudan en presentar las características físicas y las posturas de atractivas mujeres como mercancía con fines de lucro en sus páginas de publicidad. Estos roles contradictorios prueban que en realidad solo están preocupados por su propio interés sórdido y nada más. Esto puede llamarse "prostitución de los medios de comunicación".

Estos incidentes manifiestan nada más que la descomposición del sistema. Muy a menudo decimos que hay dos alternativas en el mundo de hoy: socialismo o barbarie. Nos estamos ahogando cada vez más profundamente en el amplio océano de la barbarie. ¿No es todavía suficiente para nosotros? Hasta ahora la única alternativa que nos queda es el socialismo. No hay otro camino que luchar para alcanzar la meta del socialismo, con toda nuestra capacidad física y mental, tiempo y energía. Se trata de la única forma de salvar a la humanidad de la destrucción total y poner fin a todo tipo de explotación, represión, agresiones sexuales y violencia, no sólo contra las mujeres, sino contra todos los seres humanos

Comentarios adicionales

K: ¿Por qué se envió a la chica herida y violada a un hospital de Singapur en una condición tan inestable? Algunos médicos de AIIMS han señalado que las modalidades de tratamiento médico adecuado y eficaz son igualmente buenas o mejores en AIIMS. ¿No es una mistificación cruel del gobierno de la India y de la clase dominante para mostrar que están muy interesados y preocupados por el estado de salud de la desventurada víctima enviarla al exterior para un mejor tratamiento? Este desplazamiento de la chica en esas condiciones empeoró mucho su salud y podría haber contribuido a su muerte. ¿Por qué no fue trasladada a un hospital en Europa o Estados Unidos desde el principio? No puede ser otra cosa que una mistificación. Todo se está haciendo para la ganancia política de la clase dominante. Es una situación muy traumática y trágica. No sólo son las mujeres están siendo víctimas sino todos aquellos que se relacionan con ellas, como los padres, esposos, hermanos… también ellos están siendo víctimas y son heridos o asesinados por los malhechores.

La clase dirigente debe mantener una relación muy estrecha con elementos antisociales. Partidos políticos, la policía y elementos antisociales están en una estrecha alianza. Hay una crisis profunda por todas partes y está deteriorándose cada día que pasa. La falta de seguridad no sólo de mujeres y niñas sino de todas las personas de la clase obrera está aumentando. Esta inseguridad se ha intensificado tanto que las mujeres no quieren tener niñas. Hoy la clase dominante no puede ya servir a la humanidad de ninguna manera. Dejan de seguir siendo seres humanos una vez que están en el poder y autoridad. Así que no importa si la persona del gobernante es un hombre o una mujer.

R (hija de K): por ser una chica siempre estoy preocupada por la situación de inseguridad. Una vez pensé que si hay algún compañero conmigo cuando salgo para estudiar, me puede salvar, pero la realidad es que nuestros compañeros también están siendo atacados por delincuentes y como en este caso, los atacan primero y los dejan inconscientes o los asesinan antes de atacar el objetivo real, la pobre chica desamparada.