Lucha de los trabajadores bananeros en Bocas de Toro (Panamá)

Versión para impresiónEnviar por email

Agradecemos profundamente esta colaboración y animamos a proseguirla. Todos sabemos que los medios de información no son neutrales y sirven desvergonzadamente a sus amos: el Estado y el Capital, ejerciendo unas veces una censura total sobre las luchas obreras en especial sobre aquellas que muestran tendencias interesantes de solidaridad, auto-organización, combatividad etc., y otras veces organizando escandalosas campañas de calumnia como se ha visto recientemente con la huelga del Metro de Madrid. Por ello es de la mayor importancia que al menos, minorías avanzadas de la clase realicen una labor de información rápida sobre luchas obreras[1].

No se trata de "darse ánimos" resaltando solamente lo positivo. La clase obrera no necesita palmaditas en la espalda. Lo que necesitamos son informaciones veraces con análisis donde no haya miedo a expresar las debilidades, los obstáculos y las dificultades.

Entrando ya en el conflicto mismo de Panamá quisiéramos resaltar que a pesar de las debilidades y limitaciones todavía muy grandes que hoy tienen las luchas obreras, vemos sin embargo, un elemento muy positivo: las luchas se dan con mayor o menor coincidencia tanto en los llamados países "ricos" (Gran Bretaña, Grecia, Francia, China, España...) como en los denominados países "pobres" (Rumania, Panamá, Bangla Desh, India...), es decir, se hace posible -aunque habrá que vencer enormes obstáculos para alcanzarla plenamente- la unidad internacional del proletariado, rompiendo las divisiones entre obreros de países "ricos" y países "pobres", que tanto han utilizado las clases dominantes.

La huelga estalló a partir del 1 de julio en la provincia bananera de Bocas de Toro, limítrofe con Costa Rica. Sus motivaciones eran por una parte, el reclamo de los salarios pendientes y, por otro lado, el problema político planteado por la nueva Ley promovida por el Gobierno Martinelli, llamada Ley 30, la cual « restringe el derecho de huelga y las negociaciones colectivas, habilita la contratación de "rompehuelgas" y da inmunidad a la policía, otorgándole fueros por encima de la Constitución panameña»[2]. Esta Ley incluye igualmente artículos que anulan el descuento automático de las cuotas sindicales por parte de los patronos. Además, se acompaña de medidas represivas tales como la legalización del chivatazo y el soploneo porque un decreto del ministerio de la Seguridad Pública establece la figura del "agente encubierto" que tiene manos libres para espiar y acusar a quien "realice actividades contra la Seguridad Nacional, los bienes del Estado, la convivencia social, es decir, cualquiera puede ser denunciado".

La agitación provocada por estas medidas hizo que más de 10000 personas se manifestaran el 29 de junio en ciudad de Panamá. Pero pronto la combatividad de los obreros bananeros ocupó el primer plano de la situación social. La huelga se extendió rápidamente a toda la provincia. "Más de cuarenta piquetes bloquearon desde el 1º de julio los veinte puntos de acceso a Bocas del Toro, recogiendo una enorme adhesión popular, Grupos de indígenas de todas las fincas de la zona se sumaron rápidamente a la lucha iniciada por el sindicato de bananeros, sumándose a los retenes organizados por los trabajadores y a la ocupación del aeropuerto, que se bloqueó completamente". Los trabajadores se reunieron en la entrada de las principales poblaciones de la provincia desde los que partían en manifestación pidiendo a todo el mundo unirse a la lucha. Estas acciones encontraron un rápido eco puesto que la solidaridad de la población se hizo patente con manifestaciones y concentraciones diarias de apoyo.  Ante los ataques policiales de un ensañamiento brutal, se levantaron barricadas tanto en avenidas urbanas como en carreteras rurales. Pese a las presiones de las autoridades los padres decidieron no enviar a sus hijos a la escuela y del mismo modo los estudiantes de secundaria se solidarizaron con la lucha siendo total la paralización de los centros educativos.

«Además de los grupos indígenas y de los vecinos, a la huelga de los bananeros, rápidamente, se unió la de los maestros y los trabajadores de la construcción que trabajan en la ampliación del canal de Panamá, que enfrentan un recorte de sus salarios y despidos de los principales dirigentes obreros. Del mismo modo se manifestaron los estudiantes de la Universidad de Panamá, que cerraron la vía Transísmica en apoyo a la lucha de los bananeros y contra la Ley 30, debiendo enfrentar también una brutal represión que concluyó con la detención de 157 estudiantes del Colegio Artes y Oficios que participaban del cierre de la vía Transístmica junto a estudiantes de la Universidad de Panamá».

El gobierno descargó una salvaje represión. Especialmente bárbara fue en la ciudad de Changuinola, centro de la huelga bananera. Según diferentes fuentes hubo hasta 6 muertos y cientos de heridos, víctimas de los disparos del cuerpo anti-motines directamente enviado por el Presidente de la República. Se emplearon perdigones que provocaron graves daños en la vista de numerosos manifestantes. Según un testimonio «Niños murieron asfixiados por causa de los gases lacrimógenos lanzados contra áreas residenciales.  Murieron por problemas respiratorios, dicen las autoridades, y no los registran como víctimas de la brutalidad policial», lo que elevaría aún más el número de muertos. Otro testimonio incide en que «La Policía sacó a heridos de casas y hospitales para llevárselos presos.  Sin orden judicial alguna, efectuaron allanamientos a residencias y hasta a la Casa Cural y realizaron arrestos.  Torturaron, golpearon, humillaron, insultaron...»

Los sindicatos apuñalan por la espalda a los trabajadores

Ante esta brutal represión, los jefes sindicales ofrecieron inmediatamente su ramo de olivo al gobierno. El 11 se iniciaron conversaciones entre delegados gubernamentales y el sindicato convocante, SITRAIBANA[3]. Este desconvocó la huelga gracias a un acuerdo ¡DONDE LO ÚNICO CONSEGUIDO ES QUE SE RETIRABAN LOS ARTICULOS DE LA LEY 30 QUE SUPRIMÍAN EL COBRO PATRONAL DE LAS CUOTAS DE AFILIACIÓN A LOS SINDICATOS! ¡El sindicato fue A LA SUYA y se olvidó descaradamente de las reivindicaciones obreras y de la brutalidad de la Ley 30!

Hubo sectores de trabajadores que rechazaron volver al trabajo y se mantuvieron en huelga hasta el 14 de julio, las manifestaciones diarias de toda la población no fueron desconvocadas y el 18 de julio hubo manifestaciones en todo el país en señal de duelo con los trabajadores asesinados.

Para calmar los ánimos "Martinelli y su comitiva asistieron a Bocas del Toro como si todavía estuvieran en campaña electoral, haciendo regalos, falsas promesas y fingidas disculpas, sin reconocer la magnitud de la responsabilidad que como Gobierno tiene en esta masacre contra el pueblo.  Los medios tampoco difundieron las numerosas muestras de rechazo de valientes bocatoreños a lo que fue, sin duda alguna, una ofensa a la dignidad del pueblo".

También, el presidente organizó una "Comisión de Investigación", compuesta por delegados gubernamentales, patronales, eclesiásticos y sindicales, para "investigar los hechos ocurridos en la provincia de Bocas del Toro, entre el 5 y 13 de julio de 2010" y una Mesa de Concertación para "analizar las condiciones laborales de los trabajadores de la banana" que como dice uno de los mensajes recibidos "es una comisión de yo con yo".

Combinando el palo con la zanahoria, una represión feroz con shows de diálogo y acción parlamentaria, la burguesía panameña parece que ha logrado salirse con la suya, endureciendo y degradando las condiciones de vida obrera y reforzando la represión y la arbitrariedad patronal. Sindicatos disidentes han prometido la celebración de una "huelga general" a la que no han puesto fecha determinada.

Algunas enseñanzas

El control sindical de la lucha acaba poniendo a los trabajadores a los pies de los caballos. Al principio, el SITRAIBANA se mostró muy combativo y todas las organizaciones de izquierda y sindicales lo exaltaban como un "ejemplo". Este "aval radical" permitió a sus líderes dar un viraje de 180º y pactar con el gobierno un "acuerdo" que acabó desmovilizando a los trabajadores pese a las resistencias que se manifestaron. Esto nos muestra que los trabajadores, afiliados o no afiliados, necesitan controlar colectivamente su lucha arrancándola de las manos tramposas de los sindicatos, Asambleas masivas abiertas a los demás trabajadores que lleven cotidianamente el seguimiento de la lucha, las negociaciones, las medidas de acción etc., son vitales para que la solidaridad, el compañerismo, la fuerza colectiva, el heroísmo y la conciencia que se generan en la lucha no se vean malgastados y echados a perder provocando desilusión y desmoralización.

Al mismo tiempo en esta lucha ha tenido mucha presencia, desviándola de una auténtica y autónoma fuerza proletaria, el hecho de que la provincia de Bocas de Toro es uno de los territorios más relegados del país, con numerosas tribus indígenas oprimidas y empobrecidas. La huelga ha sido la señal para una importante expresión de descontento. Esto es positivo si el proletariado logra canalizarlo hacia su propio terreno de clase contra el Capital y el Estado. Es sin embargo, negativo y debilita tanto al proletariado como la liberación de esas capas sociales, si -como ha sucedido en esta lucha- lo que domina es una movilización interclasista por "el restablecimiento de las libertades democráticas conculcadas por la Ley 30", "la demanda de implementación por el gobierno central de inversiones en la provincia abandonada", "el reconocimiento de los derechos ancestrales de los pueblos indígenas"...

Cuando la lucha cae en ese terreno popular e interclasista EL UNICO QUE GANA ES EL CAPITAL. Este jamás presenta sus intereses como lo que son -intereses egoístas en detrimento de la gran mayoría- sino que siempre los envuelve en los ropajes engaños del pueblo, la ciudadanía, los derechos sociales y demás palabrería vacía. Con estas trampas hace que el proletariado pierda su identidad y autonomía de clase y de esa manera consigue derrotarlo tanto a él como al conjunto de la población oprimida.

CCI 27-7-10


[1] En el Foro ESPAREVOL hay una meritoria labor de recopilación de noticias y comunicados sobre luchas obreras que saludamos calurosamente. Ver http://esparevol.forumotion.net/noticias-informaciones-y-comunicados-obreros-f9/

[2] Las citas que se exponen proceden de informaciones recibidas de diferentes compañeros.

[3] SITRAIBANA: Sindicato de Trabajadores de la Industria Bananera.