Iniciativas obreras frente al timo sindical

Versión para impresiónEnviar por email

Pero hay grupos de trabajadores que quieren combatir esa trampa, que pelean para que la lucha la decidamos entre todos, para construir una verdadera unidad, para desarrollar una lucha de verdad que rompa con la pasividad y la desmovilización que nos pretenden imponer.

Publicamos dos ejemplos. Uno es de unos compañeros de Alicante, otro es de compañeros de Valencia. Ambos representan iniciativas realistas, sencillas, de contribución a una lucha de verdad.

¡Animamos a que cunda el ejemplo! ¡Animamos a que otros grupos de trabajadores desarrollen iniciativas similares!

CCI

Hoja de Alicante:

BUSCAMOS TRABAJADORES REALES PARA LUCHAR POR NUESTRAS NECESIDADES REALES

No sabemos cuál es la distancia que separará los caminos que andamos transitando pero, allá por donde andéis, recibid nuestro más cordial saludo. Somos vuestros compañeros.

Quizás nos hayamos cruzado en más de una ocasión por alguna de las calles que habitualmente recorremos para pactar el negocio de vivir; quizás por alguna de las ciudades a donde hemos ido a parar dando tumbos y en donde hemos creído perseguir la escurridiza sombra de la felicidad; quizás, más próximos, bajo la niebla animada del bar; compartiendo el calor, muslo con muslo, en el autobús, con una nómina recién cobrada, de vuelta a casa; en los sueños siempre y en el deseo de una vida mejorada para el goce propio, para el del amigo y el de la familia.

Seguramente seríamos capaces de reconocernos mejor en estos ámbitos que en todas esas estadísticas que cifran a diario el número creciente de parados, el aumento en el consumo de psicofármacos y antidepresivos, el del embargo cotidiano de viviendas, el del retraso de los sueldos, el de las cuentas propias restando los días de paro por cobrar,...

Y pese a todo, chocamos con una aparente apatía, con el inmovimiento de las "masas" y el desanimo generalizado. Ni tan siquiera las minorías mas "espabiladas" parecen tener respuestas y mucho menos fuerzas para afrontar la situación. Pero no todo es lo aparente, un árbol no es tan solo la corteza. Cada vez mas gente es consciente de que este estado de cosas es insostenible, que no hay garantía alguna de futuro, que las supuestas organizaciones de lucha de los trabajadores (sindicatos y partidos), son organizaciones de lucha contra los trabajadores. En lo elemental un nivel de conciencia se va fraguando lentamente. La desilusión puede ser fértil si encuentra el camino de la verdadera (autoorganizada, solidaria, consciente) lucha: si se mira en la historia de la lucha de los trabajadores y en las débiles y dispersas luchas actuales que están, aunque apenas se perciban.

Yéndonos a la cercanía de lo inmediato, los ataques a la griega promulgados por Zapatero y orquestados por toda la burguesía, se nos dan en dos tiempos: el primero el tijeretazo a nuestras condiciones de supervivencia, obvio y brutal; pero el segundo, el que cierra la pinza, son las (des)movilizaciones que preparan los sindicatos y similares. Estos nos ofrecen la falsa dicotomía de "quedarse en casa o salir a la calle para nada". Una autentica movilización debe partir de un debate real entre los trabajadores, de una organización real y asamblearia de los trabajadores, de una lucha real y unificada de los trabajadores. Nos quieren hacer creer que "estas huelgas (sin debate), estas manifestaciones (procesionales), esas asambleas (antiasamblearias) son lo único que se puede hacer". Nos planteamos participar en las (des)movilizaciones denunciando lo que son y proponiendo verdaderas herramientas de reflexión y lucha de clase: asambleas generales y abiertas a todos los trabajadores. Igualmente consideramos fundamental extender la información de las luchas de los trabajadores en cualquier recodo del mundo para ir dando pistas de cuáles son los caminos, para responder a ese, cada vez más imperioso, "¿qué hacer?", que sin referentes, sin espejos donde vernos con nuestros hermanos que luchan, nos arrima a la catatonia.

Somos un grupo de trabajadores que a través de la AUTORGANIZACIÓN y que, a pesar de las afrentas de los intereses empresariales, las amenazas de despido, los diversos mecanismos de control y opresión con los que pretenden disgregarnos, los impagos reiterados de nuestros sueldos que nos acercan a la desesperación, hemos podido seguir haciendo rumbo. La autorganización como un sistema para agrupar nuestras fuerzas y defender nuestros propios intereses, nuestra manera de pactar una convivencia atenta a la realidad de nuestras necesidades, las mismas que las de todos los trabajadores, pero buscando el contacto directo con nuestras propias fuerzas y el reconfortante efecto de su UNIÓN.

En sintonía con lo expuesto estamos deseosos de alentar y participar de todas las iniciativa, más allá de las fronteras, de lucha y solidaridad de los trabajadores que parten de la búsqueda de su AUTONOMÍA y de la negación de lo que les oprime y explota, sea en los aspectos más generales o en la cotidianeidad de las pequeñas, pero imprescindibles, luchas por la supervivencia. Participar en todo lo que se mueve con ese ritmo, desde la perspectiva que sabe y entiende que cuando un igual (con las mismas necesidades, intereses y anhelos) ha luchado en cualquier momento de la historia o lucha ahora en cualquier parte del mundo, somos también nosotros los que luchamos.

Para recordarnos nuestras fuerzas y seguir apoyándonos en ellas solemos reunirnos en asambleas abiertas de trabajadores a las que nos gustaría invitaros para compartir las experiencias vividas, para discutirlas, quizás sólo para saludarnos, darnos aliento de paso o desencontrarnos; quién sabe si para unirnos. Compartir la fuerza y la alegría.

Os dejamos nuestro contacto: [email protected]

Un saludo compañeros.

ASAMBLEA DE TRABAJADORES DE AFEMA

Hoja de Valencia:

En las últimas semanas se acumulan las razones para el malestar y la indignación. La reducción de sueldo del 5% a los funcionarios; la congelación de las pensiones; la reforma laboral que hace aún más fácil el despido; el aumento del recibo de la luz en un 4%, la subida del IVA... ¡Es el cuento de nunca acabar!

Los trabajadores, la gente en general, estamos descontentos y angustiados. Vemos necesario HACER ALGO.

Pero la huelga del día 8 ha sido un motivo de decepción. Por varias razones: estaba limitada a los funcionarios cuando ¿no somos todos los trabajadores los que nos vemos afectados? Además ¿hace realmente presión sobre el gobierno una huelga que consiste en que además del 5% te descuenten otro 5% por el día de paro?

Además, en los centros de trabajo no se ha hecho nada, ni se han convocado asambleas, el delegado sindical leía un papel y se iba. Para que una huelga sea de verdad ha de hacerse con la participación de todos los trabajadores.

Todo esto hace que se nos amontonen las dudas y las preguntas: ¿sirve para algo este tipo de huelga que consiste en parar el trabajo un día D y luego volver a la rutina sin continuidad ni una perspectiva clara de nuevas movilizaciones? ¿La huelga consiste en un acto individual en el que comunicas a la dirección que vas a parar para que te descuente el salario y figures como un número más en las cuentas de seguimiento de la huelga donde el Gobierno habla de un 11% y los sindicatos del 75%?

¿Qué es lo que nos interesa de la movilización? ¿Hacer bulto? ¿Ser un número más en los recuentos de unos y otros para los medios de comunicación? ¿Ser mansos corderos llevados por los pastores? . O, por el contrario, ¿lo que nos interesa es romper el aislamiento y la división, construir, sentir y vivir la UNIDAD y la SOLIDARIDAD, formar un COLECTIVO donde cada cual se siente respaldado por los demás y todos nos sentimos respaldados por la aportación de cada cual?

Por otra parte, ¿la movilización tiene que ser algo cocido desde las alturas por unos cuantos líderes o ha de ser algo en lo que los trabajadores tengamos voz y voto? ¿no tendríamos que ser nosotros los interesados los que decidamos el mejor momento para la huelga, los métodos a emplear en función de nuestras fuerzas y nuestros sentimientos? ¿No debería ser la ASAMBLEA colectiva la que decidiera escuchando las opiniones diferentes y adoptando finalmente una decisión? Estas preguntas se encadenan con otras: ¿todas estas medidas que adopta el gobierno son un mal trago que habría que pasar para al final poder "salir de la crisis"? Al contemplar que no es un asunto limitado a Grecia o a España sino que vemos las medidas de austeridad en países como Alemania, Japón o Gran Bretaña, ¿no estaríamos ante una crisis mucho más grave y profunda?. Esto genera un sentimiento de miedo ante un futuro que se ve cada vez más difícil. Pero también genera un sentimiento de indignación ¿Por qué siempre "los de abajo" son los que cargamos con los costes de una crisis que no hemos generado?

Somos unos trabajadores que ante la que está cayendo y viendo lo difícil que resulta "moverse de manera satisfactoria" hemos decidido escribir esta nota. No pretende decir lo que hay que hacer sino llamar a que gente trabajadora como nosotros rompamos el aislamiento, el cada cual encerrado en su rincón, y pensemos, discutamos y, si procede, tomemos algún acuerdo. Los sindicatos hablan de una huelga general y sería bueno ir con ideas e iniciativas de tal forma que no suframos una nueva decepción.

¿Qué podríamos hacer?

Quizá algo muy modesto es estar coordinados mediante una lista de correos electrónicos donde intercambiemos opiniones, noticias, convocatorias, iniciativas..., es decir, mantener un poquito de UNION en lugar de estar solos rumiando cada cual su malestar en la más completa soledad y sintiéndose culpable de "no hacer nada". Quizá se podría convocar una reunión donde se podrían plasmar ideas e iniciativas concretas.

De momento no tenemos nombre porque lo que decidamos hacer ya lo haremos entre todos los interesados

Nuestro correo es [email protected] Escríbenos. Pasa esta nota a más gente.