En torno a la muerte de Orlando Zapata, el castrismo y la izquierda