Trabajadores chilenos explotados por el Estado se movilizan

Versión para impresiónEnviar por emailEste martes 11 de noviembre, más de 100 mil trabajadores pertenecientes al sistema fiscal, se han adherido al paro convocado por la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), el cual se ha considerado como "la movilización más grande de los últimos 50 años" (fuente: diario el mercurio) en Chile.

 

Excluyéndose de la negociación que era liderada por la CUT (central unitaria de trabajadores), han demostrado el carácter capitalista de esta organización sindical, paralizando todo el aparato estatal (se han adherido mas del 95% de los trabajadores fiscales, de 15 gremios distintos),  llegando por ejemplo, a crear una fila de unos 10 kilómetros de largo en el paso fronterizo Los Libertadores, principal ruta que une Chile y Argentina, debido a la adhesión de los empleados fiscales del Servicio Agrícola Ganadero (SAG) y Aduanas.

Su petitorio ha consistido en un reajuste salarial de un 14,5%, consecuencia de la disminución de su salario real por la crisis económica. ¡Ya vemos como afecta a los trabajadores chilenos esta gran crisis!

Esperada también ha sido la reacción de los distintos ministerios de Estado. Unos, indiferentes, hablan de extrañeza, pues se estaba llevando a cabo una negociación en una mesa de dialogo, liderada por la CUT, organización sindical capitalista. Otros, como Edmundo Pérez-Yoma, declaran que se deberían descontar las horas no trabajadas. En tanto a Velasco, la ANEF le pidió que respondiera el petitorio, ya que si fuera un empleador privado, estaría sancionado. "Entregue las cifras, si usted fuera un empleador del sector privado, estaría a lo menos, ya multado, por no haberlo respondido", dijo de la Puente, presidente de la ANEF.

El paro de la ANEF continuará mañana, miércoles 12 de noviembre, donde además tienen fijada otra reunión masiva en Plaza Italia, para las 12 del día.

 

NOTA de la CCI:

Saludamos la aportación del compañero. Consideramos que esta noticia confirma el desarrollo de la combatividad obrera en un número creciente de países. Durante 2008 se han producido movilizaciones obreras en más de 40 países. Aunque de manera todavía embrionaria estas luchas muestran la búsqueda de la solidaridad, de la unidad obrera y tentativas de tomar a cargo la lucha por los obreros mismos.

Es evidente que el camino es muy largo y difícil. Uno de los obstáculos más importante es en ello la cuestión sindical. Las centrales sindicales de fuerte implantación y con responsabilidades evidentes ante el Capital Nacional tienden a desenmascararse como es el caso de la CUT chileno que el compañero califica claramente de "organización capitalista".

Sin embargo, hemos de reflexionar sobre el papel de organizaciones sindicales alternativas a las grandes centrales que se presentan como más combativas o como una representación fiel de los trabajadores de un determinado ramo. ¿Pueden ser realmente una alternativa a los grandes sindicatos o son por el contrario MAS DE LO MISMO? ¿Pueden hallar dentro de ellas los trabajadores más conscientes y combativos un terreno donde contribuir a la lucha o son un complemento y un competidor de las grandes centrales que acaban por asquear y desmoralizar a esos compañeros?

Nosotros invitamos a un debate lo más amplio posible sobre estas cuestiones vitales.