India: lucha y solidaridad obrera contra los ataques y la represión

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

El domingo 18 de octubre por la tarde,  los obreros de RICO Auto, en  Gurgaon, en huelga desde el 3 de Octubre, tratan de enfrentarse a los rompehuelgas. Los guardas de seguridad y los rompehuelgas (en su mayoría criminales llevados allí para amedrantar a los obreros) lanzan un ataque furibundo contra los huelguistas. Por su parte la policía, que desde el principio de la huelga controla las puertas de la fábrica, dispara contra los obreros. Saldo: 1 obrero muerto y 40 heridos.

Esta salvaje represión desata un ola de cólera en los obreros del cinturón industrial de  Gurgaon-Manesar, que cuenta con 30 000 obreros, algunos de los cuales estaban ya en huelga contra sus patronos. El 20 de Octubre, primer día hábil tras la muerte del obrero de RICO Auto, los obreros bloquean las ciudades de Gurgaon y Manesar. Los sindicatos llaman a la huelga. Los obreros de las empresas en lucha recorren todas las empresas de la zona llamando a parar el trabajo. Desde primeras horas de la mañana los obreros de RICO Auto y los de Sunbeam Casting se ponen en marcha y bloquean la carretera nacional 8, allí se les van uniendo olas de obreros de otras empresas: Sona Koyo Steering System, TI Metals, Lumax Industries, Bajaj et Hero Honda MotorsLdt. Según cifras oficiales de la administración local: 100 000 obreros de 70 empresas de recambios se juntan en Gurgaon-Manesar.

Aunque la mayoría de obreros de esas empresas vuelven al trabajo el 21 de Octubre y pese a que la lucha no logra extenderse, estos sucesos significan un avance importante de la lucha obrera en India. Son resultado de la ampliación a diversas regiones de India, incluida la de Gurgaon-Manesar, de las luchas y huelgas de Julio de 2005 en las que los  obreros se enfrentaron al Estado como por ejemplo la de los obreros de Honda Motorcycles. Los obreros, desde entoces y a través de numerosas luchas han fortalecido su determinación de combatir a los patronos y lo hacen de una forma cada vez más simultánea.

Los amargos frutos del boom económico

Durante los "años del boom" hasta 2007 en que la economía india se ha expandido de forma significativa, las condiciones para la clase obrera han ido de mal en peor. Su expresión más grave: la inseguridad en el empleo, la destrucción masiva de puestos de trabajo fijo y su sustitución por contratos temporales, con la consiguiente reducción de sueldo y prestaciones sociales. Es el caso de Hero Honda, Maruti y Hyndai, empresas en las que la producción ha subido vertiginosamente durante estos "años del boom".  Por ejemplo, en Hero Honda la producción pasó de 2 Lakhs[1] a más de 36 Lakhs mientras que los empleos fijos iban disminuyendo hasta desaparecer sustituidos por empleos temporales. Y lo mismo ha ocurrido en la mayor parte de las empresas en India. La industria del automóvil y de recambios han estado a la cabeza de esos ataques forzadas por la feroz competencia en ese sector. A pesar de esos ataques, durante la mayor parte de ese periodo los trabajadores han tenido gran dificultad para desarrollar sus luchas. La amarga realidad para la clase obrera del mundo entero en los últimos 10 años es la lluvia de ataques de la patronal y la incapacidad para batirse contra ella.

Y con la llegada del hundimiento económico en 2007 la situación empeora. En todos los sectores se suprimen empleos de forma drástica al tiempo que se recortan los sueldos y las prestaciones sociales. Y por si eso fuera poco, el precio de los bienes de primera necesidad se dispara. Las verduras y legumbres, así como otros productos de las tiendas de alimentación han más que doblado su precio. No se trata de un fenómeno puntual sino que ese alza de precios se mantiene desde hace dos años. La escalada de los precios y  la congelación salarial hacen que las condiciones de vida de los obreros sean cada vez más precarias y desesperadas.

Hoy, mientras los patronos hablan del fin de la recesión y del rápido crecimiento que experimentará la economía India, la situación para la clase obrera no cambia: la precariedad en el trabajo y la congelación salarial continúan.

La clase obrera desarrolla su lucha

Frente a la crisis y los ataques patronales la clase obrera intenta batirse. Se han dado huelgas importantes en el sector público, entre los empleados de banca. Huelgas como la  del sector del petróleo, los pilotos de Air India,  los empleados públicos de Bengala Occidental, o en el estado de Bihar,... han recorrido el país. En algunos casos, una vez terminado el conflicto, el Estado ha intentado aplastar a los obreros a través de medidas represivas por medio del ESMA[2] y otras leyes. Ese ha sido el caso en la huelga de los funcionarios de Bihar, y con mayor virulencia lo han sufrido los obreros del sector petrolífero al tratar de extender la lucha a otras empresas del sector público.

La lucha no se reduce a los compañeros del sector público, los obreros de otros muchos sectores también entran en lucha. Una de las luchas más masivas y radicales ha sido la de los dinamiteros de Gujarat en 2008. La gran mayoría de estos centenares de miles de trabajadores son de pequeñas empresas que no están dominadas por los sindicatos. La huelga nace y se extiende como una revuelta masiva que recorre varias ciudades: Surat, Ahmedabad, Rajkot, Amerli etc. El Estado recurre sistemáticamente a la represión para mantener el orden en esas ciudades.

Además, en las principales empresas del automóvil en India - Tamilnadu, Maharashtra, et Gurgaon-Manesar- los trabajadores han protagonizado esfuerzos repetidos y tenaces de luchas en defensa de su trabajo y sus condiciones de vida.

Los obreros de la segunda mayor fábrica de coches en India. Hyundai Motor en Chemmai, han ido a la huelga varias veces (en Mayo y Julio de 2009) reivindicando aumentos salariales. Los patronos tratan de reprimir las luchas amenazando con cerrar las fábricas de India. Los obreros de la fábrica de piezas de automóvil Pricol India, cerca de Coïmbatore, llevan más de dos años combatiendo contra los despidos de trabajadores fijos y su sustitución por contratos temporales. Recientemente la lucha obrera se ha vuelto más violenta ante el despido en Septiembre de 2009 de 52 trabajadores fijos más para sustituirlos por temporales. El 22 de Septiembre, un alto cargo de Pricol muere durante de un choque violento. Casi al mismo tiempo los obreros de las fábricas de ruedas MRF y los de la Nokia en Tamilnadu entran en lucha contra sus patronos.

En Mayo de 2009, en el Estado de Maharashtra, los obreros de Mahindra à Nasik, van a la huelga por mejoras salariales. También desde el 15 al 25 de Septiembre, los obreros de la Cummins India y los de auto Bosch en Pune están en huelga por mejoras salariales y contra la precariedad en el empleo.

Simultaneidad de las luchas y desarrollo de la solidaridad de clase.

Hoy día vemos como los obreros están cada vez más dispuestos en entrar en lucha contra los ataques patronales. Las luchas son más numerosas en gran parte del  país y además tienden a la simultaneidad en un mismo sector geográfico. Esto posibilita los lazos entre las luchas y su extensión. Lo hemos podido ver en la huelga masiva de los dinamiteros de Goudjerate en la que simultáneamente se han dado huelgas salvajes en varias ciudades. Lo mismo en las huelgas del automóvil en Tamilnadu, Pune y Nasik donde han coincidido varias huelgas en el mismo sector geográfico. En otros casos la burguesía ha visto venir el peligro y anteponer la represión. Esta simultaneidad es producto de que los obreros de diferentes sectores se ven confrontados a ataques idénticos.

Antes de los últimos acontecimientos, los obreros de varias empresas de Gurgaon-Manesar se habían puesto en lucha contra sus patronos. Los obreros de  la Honda Motorcycles  llevan movilizados varios meses por mejoras salariales y contra la precariedad en el empleo. Según la dirección de la empresa, esas movilizaciones han causado una reducción de la producción del 50% y bloqueado la salida de una nueva serie. Para intimidar a los trabajadores, el 10 de Octubre, la dirección de Honda Motorcycles amenaza con dejar de fabricar en India y deslocalizar la producción en otras regiones. A finales de  Septiembre 2009,  en RICO Auto,  2500 obreros van a la huelga contra el despido de 16 trabajadores y en demanda de mejoras salariales. A partir del 3 de Octubre de 2009, 1000 obreros de la Sunbeam Casting van también a la huelga por mejoras salariales. La agitación, aunque no la huelga, afecta también a 25 000 obreros metalúrgicos de TI Metals, Microtech, FCC Rico, Satyam Auto.... así como a miles de asalariados desde Septiembre de 2009.

Según un boletín del Business Line[3] del 2 de Octubre de 2009 «con un total de carca de 30 000 obreros de las empresas auxiliares del automóvil movilizados en los polígonos de  Gurgaon-Manesar desde hace seis días, los principales productores de automóviles que dependen de estas empresas para su aprovisionamiento de componentes, pasan un por un mal momento » El Economics Times[4] haciéndose portavoz de la patronal del sector, publica el 11 de Octubre 2009 en su web: « Los constantes conflictos laborales en los polígonos de Gurgaon et de Manesar tienen consecuencias en toda la industria. De hecho los principales fabricantes de automóviles como  Honda et Maruti Suzuki  sufren actualmente problemas de abastecimiento a costa  de sus proveedores"

Que al mismo tiempo se pusieran en huelga los obreros de varias empresas y que en otras los obreros se movilizaran abría la puerta a una posible extensión y unificación de las luchas, única forma en que los obreros podrían combatir y retrasar los ataques de la patronal.  Esa posibilidad que asusta a la burguesía es lo que los sindicatos quieren evitar. En las luchas de Gurgaon, los sindicatos tratan de prevenir y bloquear la tendencia a la extensión y unificación que se daba en respuesta a la violenta represión y la muerte de un obrero de RICO. Para tratar de esterilizar el impulso de los obreros de juntarse y expresar su solidaridad de clase, los sindicatos convocan una jornada de lucha. Pese a ello, el 20 de Octubre la huelga de 100 000 obreros es una manifestación de solidaridad, y al mismo tiempo expresa la determinación y la voluntad de los obreros de batirse contra la burguesía.

Hemos visto como los sindicatos han tratado de desviar y desnaturalizar las luchas actuales en Gurgaon (Hyundai, Pricol, M & M) y otras luchas nacidas por reivindicaciones salariales hacia luchas por la defensa de los derechos sindicales.

Sin duda alguna hay una potente dinámica en el desarrollo de la lucha de clases, hacia su extensión y el desarrollo de la solidaridad. Pero para que esta dinámica pueda realizarse es necesario que los obreros sean conscientes de las maniobras sindicales y tomen las luchas en sus propias manos.

AM, 27 Octubre de 2009 (de Communist Internationalist, sección de la CCI en India)

 

 


[1] Unidad de medida india (1 Lakh es igual a 100 000 rupias, es decir 1700 euros).

[2] Ley sobre el mantenimiento de los servicios esenciales.

 

[3] Periódico económico y financiero

[4] Idem