Huelga minera en Perú

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email    La huelga minera en Perú es un hecho. Los mineros que trabajan para la empresa china Shougang la comenzaron hace unas tres semanas. La lucha se expandió por todos los centros mineros del país. El inevitable, por el momento, papel de los sindicatos ha cumplido su papel reaccionario, en especial el sindicato de la minera más grande del país:Yanacocha (mina de oro en el norte del Perú, en Cajamarca que genera unos 800 a mil millones de dólares al año). Ese sindicato anda en conversaciones aisladas con su empresa y no se sumó a la huelga. De la misma manera la base de la Oroya en donde los sindicalistas fueron denunciados por la prensa, por trabajar. Obviamente se quiere quebrar un mínimo de unidad cuando la federación minera dice que 33 bases sindicales han parado.
En Chimbote, donde la lucha campesina y de desocupados se dio hace unas semanas, la empresa Sider Perú esta totalmente paralizada. Las esposas marcharon con los mineros y con muchos pobladores de esa ciudad. En la ciudad de Ilo se bloquearon carreteras al igual que en Cerro de Pasco donde detuvieron a 15 mineros acusados de apedrear el local del Gobierno Regional.
La prensa ha cumplido su papel reaccionario al decir que la huelga es un fracaso. Convertida en vocero del estado los medios de desinformación señalaron con la ministra del sector (Pinilla) que solo 5.700 mineros de un total de 120.000 están en huelga. La federación minera señala que son 22.000 mineros
en huelga.
En la mina Casapalca, en la sierra de Lima, los mineros han retenido a los ingenieros de la mina que los amenazaban de despido si abandonaban sus puestos de trabajo. La ministra Pinilla ha declarado la huelga como ilegal pues se presentó el anunció de huelga 4 días antes de realizarse y no los 5 días como dicta la ley. Las minas han contratado personal eventual y la ministra amenaza a los mineros que no se reintegren a trabajar el día jueves, entonces serán despedidos.
Por otra parte está la lucha de los mineros que son parte de empresas intermediarias con las minas. Un minero contratado directamente por la empresa gana unos 23 dólares al día. Un minero contratado por la empresa intermediaria que a su vez los subcontrata a la mina gana unos 9 dólares diarios. El reclamo de una esposa de un minero señalaba
que fue el propio presidente Alan García quien prometió en sus discursos electorales, eliminar esas empresas intermediarias que aquí se llaman “services”.
Por otra parte en un noticiero se presentó a un minero desmoralizado de la empresa Shougang diciendo que ya llevan tres semanas y no tienen que comer. Las lágrimas del minero narrando su pobreza y la de su familia que se quedó en la provincia pueden desmoralizar a otros mineros en huelga. Algunos estudiantes de la Universidad de San Marcos de Lima se solidarizaron con esos mineros y llevaron algunos alimentos para las “ollas comunes”, esta última es una práctica común en toda huelga (maestros, enfermeras, obreros, etc). Allí comparten la comida con las familias mientras se intercambian experiencias y se evalúa en común la lucha del día.
Por otra parte el gobierno presentó como otro golpe desmoralizador la privatización de la mina Michiquillay en Cajamarca cuyo precio base era de 47 millones de dólares y se terminó vendiendo más de 400 millones de dólares.
Esta huelga nacional indefinida se da luego de casi 20 años que no paralizaba ese sector.
 Un compañero de Lima,
30 abril del 2007.