¿En qué contexto se produce el proceso de Bolonia y qué lucha plantea?

Versión para impresiónEnviar por email¡Compañeros!

 

Unos militantes nuestros participaron en vuestra asamblea del pasado 6 de noviembre para expresaros nuestro apoyo. Queremos agradeceros antes que nada vuestra acogida fraternal y abierta que son un signo de pertenencia a la clase social a la que la mayoría de vosotros os uniréis -si no formáis parte ya-: la clase obrera.

Lo que espera a muchos de vosotros no es ese futuro privilegiado que anuncian autoridades académicas, políticos y empresarios, sino la pesadilla del desempleo y la precariedad, los trabajos mal pagados que nada tienen que ver con los estudios realizados y que suponen un claro despilfarro de los conocimientos laboriosamente adquiridos.

Bolonia agrava ese proceso. El sistema de grados y postgrados promueve una enseñanza degradada orientada a formar personas maleables y flexibles adaptadas al máximo a las exigencias del mercado laboral; la sustitución de las becas tradicionales por becas - préstamo atrapa en el endeudamiento durante largos años al antiguo estudiante, lo que viene a sumarse al peso agobiante de la hipoteca de la vivienda[1]. Una característica destacada de Bolonia es una "tecnificación" de la enseñanza que es vaciada de contenidos humanistas y científicos -que ya de por si estaban bastante degradados-.

Aunque Bolonia viene de lejos, su actual implantación tiene lugar en medio de la agudización brutal de la crisis capitalista y está íntimamente relacionada con ella. Acorralados por la crisis, los Estados practican recortes sistemáticos en educación: despiden profesores y cancelan puestos de trabajo administrativos, aumentan la proporción de trabajadores precarios, dejan en el abandono más craso las instalaciones educativas, hacen más caros los estudios y más duras y difíciles las condiciones de los estudiantes.

Pero Bolonia y la degradación de la condición estudiantil no pueden verse como algo aislado y puramente universitario, sino en estrecha relación con la explosión del desempleo, la caída de los salarios, el avance de la pobreza., el recorte de las prestaciones sociales y la degradación inexorable de la enseñanza, la sanidad y los servicios sociales.

En vuestra lucha NO ESTAIS SOLOS. Un buen número de facultades en Valencia está movilizado. Hay también movilizaciones en Salamanca, Madrid, Burgos, Sevilla etc. Pero TAMPOCO ESTAIS SOLOS A NIVEL INTERNACIONAL. En la Asamblea del jueves 6 participó un estudiante italiano que informó de las luchas contra los planes del gobierno Berlusconi (despidos de maestros, cierre de escuelas, privatización de las universidades vía la constitución de Fundaciones etc.)[2]. Estos movimientos continúan los de Francia en 2006[3] y en 2007 que convergió con las luchas obreras[4] o los estudiantes de Barcelona en marzo 2008 que se unieron a la lucha de los trabajadores de los autobuses.

Por eso, lo fundamental para vuestra lucha actual y, sobre todo, para vuestro futuro es converger con los demás estudiantes y con la clase obrera. Lo que os dará fuerza es que abráis la lucha a los trabajadores, que concibáis vuestra lucha como parte y contribución de la lucha de la clase obrera.

Vivimos una época de crisis general. Ante ella no podemos encerrarnos en visiones corporativas y nacionales. Tales planteamientos nos llevan al fracaso y a la impotencia, hacen la movilización estéril y desmoralizante. Lo que puede darnos fuerza es un planteamiento que amplíe y extienda, que unifique y haga converger, que vea no el problema del estudiante sino el problema de toda la masa trabajadora y que a través de él vea el problema de la inmensa mayoría de la humanidad. Que no limite su prisma a la universidad y su estrecho mundillo académico sino que desde la universidad comprenda y asuma la lucha ante una situación general cada vez más degradada y sin futuro.

Sacar la lucha a la calle bajo la forma de manifestaciones masivas a las que puedan sumarse los trabajadores -como ocurrió en Francia en 2006-, es la mejor manera de crear una correlación de fuerzas que pueda hacer retroceder los planes del capital y su estado. El aislamiento y el corporativismo llevan a la derrota y la desmoralización. En cambio, la unificación de las luchas y la extensión a los trabajadores llevan a la conciencia, la solidaridad, y abren el camino hacia una futura solución de los graves problemas que el capitalismo está causando a la inmensa mayoría de la humanidad.

Vuestro movimiento se basa en las Asambleas. La mayoría de vosotros no conoceréis quizá el movimiento de los estudiantes franceses de 2006 que se basó igualmente en Asambleas Generales. Pero es muy notable y significativo que por vuestra iniciativa y sin conocer ese ejemplo hayáis seguido EL MISMO METODO: Asambleas soberanas que deciden las acciones a tomar, las consignas y las pancartas comunes y a cuyas decisiones todos se adhieren de manera libre y consciente. Esa es la columna vertebral de un movimiento fuerte y masivo. Asambleas que saben organizarse en Comisiones de información, lucha, formación, para desarrollar actividades durante los encierros y concentraciones.

Es la práctica de las luchas obreras cuando estas alcanzan un mínimo de fuerza e iniciativa: los trabajadores se organizan en Asambleas Generales donde éstos, tengan o no carné sindical, pelean por tomar la lucha en sus manos intentando vencer el sabotaje que practican sistemáticamente los sindicatos.

Asambleas Generales, apertura a la clase obrera, manifestaciones masivas, extensión y ampliación de la lucha, tales son las palancas sobre las que vuestro movimiento podrá avanzar y contribuirá a hacer avanzar la lucha general de la clase obrera y de la humanidad entera.

Recibid compañeros nuestra solidaridad y contad con nuestra disposición para contribuir activamente en todo lo que podamos.

Corriente Comunista Internacional 9-11-08


[1] Muchos estudiantes norteamericanos se ven atrapados por esos préstamos por estudios que les persigue durante largos años de vida laboral precaria.

[2] Ver el texto de nuestra sección en Italia titulado "Nosotros no pagamos la crisis" (es el eslogan más repetido en las manifestaciones):  http://it.internationalism.org/node/662

[3] Ver nuestras Tesis sobre el movimiento de estudiantes en Revista Internacional nº 125: http://es.internationalism.org/rint/2006/125_tesis

[4] Ver en Acción Proletaria nº 198: Luchas en Francia: ¡hay que luchar unidos! http://es.internationalism.org/ap/2007/178_unidos