Argentina

Argentina

No todo fue complicidad y silencio

Hemos recibido un folleto que reúne documentación sobre distintas publicaciones (preferentemente hojas o panfletos), que en el fuego de los acontecimientos mantuvieron una posición internacionalista contra la guerra, denunciando ambos bandos. La calidad de la presentación deja mucho que desear, pues la mayoría de textos se recogen en su formato original de la época (1982), pero el interés que presentan aminora con mucho las dificultades de la lectura.

Argentina: Sobre la lucha en Kraft-Terrabussi

Publicamos a continuación un texto que nos envía la Agrupación Internacionalista de Obreros del Sur (AIOS), sobre el conflicto de Kraft-Terrabussi. Esta fábrica es una de las mayores de la región de Buenos Aires, y ante la gravedad del ataque a los trabajadores (despidos) y la brutal represión, con cargas a caballo y ocupación de la fábrica por la policía, la lucha ha tenido un impacto importante, tanto dentro, como fuera del país.

Crece la solidaridad de los trabajadores en lucha en Argentina

Un compañero ha colgado en la sección de comentarios de nuestra Web el texto que vamos a ver a continuación que contiene la información de una lucha de trabajadores en Argentina con tentativas de unión y solidaridad. Agradecemos la iniciativa del compañero y manifestamos nuestro apoyo a los trabajadores en lucha.

Ante el conflicto del campo en Argentina

El conflicto que opone a los productores agrarios de soja con la presidenta argentina a propósito de un aumento de los impuestos a la exportación ha tomado un amplio relieve mediático no solo en toda Sudamérica sino también en Europa y Estados Unidos.

Según nos lo presentan se trataría de una lucha entre "el campo" y el gobierno. El bando agrario dice defender los intereses de los pequeños campesinos perjudicados por la voracidad fiscal del gobierno. Por su parte, la facción oficialista dice defender los intereses "generales" para lograr una mayor justicia distributiva.

Hace 30 años del golpe militar en Argentina: Democracia o dictadura, dos caras de la misma explotación asalariada

El 24 de marzo de 1976 una junta de jefes militares, con el General Jorge Rafael Videla a la cabeza, se hizo del poder en Argentina. Se iniciaba así lo que se le llamó como Proceso de Reorganización Nacional que no era otra cosa que un profundo proceso de militarización del trabajo y de toda la vida social, 30 mil víctimas dan testimonio de la barbarie de la que es capaz la burguesía. Hoy, 30 años después,  la clase capitalista da rienda suelta a la “fiesta de la democracia”, bajo el lema de “nunca más”  se hacen remembranzas de los golpes de Estado que se propagaron en América Latina en la década de los 70 (Brasil, Argentina, Chile, etc.). Toda esta alharaca pretende introducir en el proletariado la idea de que la “dictadura es mala” y la “democracia buena” ocultando así la esencia de la miseria y la violencia contra los trabajadores: la permanencia de un sistema de explotación del trabajo asalariado y cuya decadencia arrastra a la humanidad entera a un abismo sin retorno.

Una contribución sobre la naturaleza de clase del «movimiento» piquetero (II)

El GCI miente sobre la naturaleza del movimiento piquetero para estafar al proletariado, identificando a los desocupados con el lumpen

Los análisis que deben realizarse y debatirse sobre la lucha de clases que eventualmente pudo haber existido en un momento determinado y que el proletariado desarrolló, deben efectuarse basados pura y exclusivamente en los hechos concretos, a los efectos de que la clase obrera mundial pueda extraer de los mismos las lecciones y las enseñanzas para los futuros combates. La posición contraria, las inexactitudes, las medias verdades y las mistificaciones no ayudan al proletariado mundial, todo lo contrario, profundizan más los errores y las limitaciones de las nuevas luchas por venir.

Movimiento piquetero en Argentina I

Publicamos a continuación un artículo de los compañeros del Núcleo Comunista Internacional de Argentina que han elaborado unas Pautas Programáticas muy próximas a las posiciones de la CCI y desarrollan actualmente discusiones con nuestra organización y con el conjunto de la Izquierda Comunista en una perspectiva militante e internacionalista. Los compañeros nos enviaron un primer artículo sobre la “cruzada Axel” (ver RM 81) y ahora presentan un trabajo muy importante sobre el llamado “movimiento piquetero”.

DESDE ARGENTINA: Contribución sobre la naturaleza de clase del movimiento piquetero (I)

Publicamos a continuación un artículo de los compañeros del Núcleo Comunista Internacional de Argentina que han elaborado unas Pautas Programáticas () muy próximas a las posiciones de la CCI y desarrollan actualmente discusiones con nuestra organización y con el conjunto de la Izquierda Comunista en una perspectiva militante e internacionalista. Los compañeros nos enviaron un primer artículo sobre la huelga de los hospitales municipales en Buenos Aires (ver Acción Proletaria nº 176) y ahora presentan un trabajo muy importante sobre el llamado “movimiento piquetero”. Este “movimiento” es presentado dentro de la “movida anti-globalización” y en numerosos medios jóvenes como una “auténtica alternativa revolucionaria”. La realidad, como podrá percibirse a través de la argumentación rigurosa y contundente de los compañeros, es que es una alternativa de la burguesía contra el proletariado. Los obreros, los revolucionarios, no tenemos ninguna necesidad de engañarnos con falsas quimeras, con mitos exóticos de “revolucionarismo”, sino que hemos de mirar la realidad cara a cara, rompiendo con todos los tinglados con los que la burguesía intenta desviarnos de la defensa de nuestros intereses y de la lucha por la liberación de la humanidad del yugo cada vez más insufrible de la sociedad capitalista.

DESDE ARGENTINA: Huelga de los hospitales municipales de Buenos Aires

Los  trabajadores  estatales argentinos que  trabajan  en  el estado nacional, provincial,  municipal,  entes antárticos, descentralizados, o  empresas estatales  se hallan divididos, no sólo  como consecuencia de  la artificial separación que la constitución  del estado burgués  de  1853  y sus sucesivas   reformas, sino también, que dicha  división  abarca  también a los trabajadores producto  del accionar de un aparato  estatal al servicio del capital que  son los sindicatos.

Páginas

Suscribirse a Argentina