El comunismo no es un bello ideal, sino una necesidad material

El comunismo no es un bello ideal, sino una necesidad material