El EZLN y la “otra campaña”, estructuras ajenas al proletariado

Versión para impresiónEnviar por email

Recibimos en meses atrás correspondencia en la que destacan el significado de la "6ª declaración del EZLN" y la "otra campaña". Dos de ellos son de un joven contacto (C-E) que participa en las actividades de la "otra campaña", y aunque señala algunos acuerdos con las posturas históricas de la Izquierda Comunista (de la que la CCI se reclama), no comparte los argumentos que hemos presentado en diversos artículos de RM, denunciando el carácter burgués del EZLN y las campañas que articula.

Otro correo que recibimos proviene del Grupo Socialista Libertario (GLS, del cual en el pasado RM-100 publicamos una toma de posición), en el que hace una denuncia del carácter burgués del EZLN. Creemos que ambos correos exponen la necesidad que existe en las nuevas generaciones proletarias, por reflexionar ante la realidad que vive... justamente las preocupaciones que el compañero C-E presenta en su correo, son las mismas que el GLS desarrolla, por ese motivo, en esta ocasión publicaremos extractos de ambas reflexiones (ajustando solamente algunos aspectos de sintaxis para hacer más clara su comprensión y acotando algunos comentarios), buscando con ello colaborar en el impulso de la discusión y la reflexión colectiva.

 

Extractos de los correos del camarada C-E

"... Adelantare los comentarios e intercambios de ideas con respecto al EZLN y La Otra Campaña... lo que llama (la CCI) «sometimiento de los trabajadores en defensa de la ideología burguesa» es totalmente falsa..." El compañero C-E no desarrolla la idea, pero está preocupado por diferenciar al EZLN de la "otra campaña":

"...lo que refieren al EZLN en alguna medida es cierto... me atrevo decir que el mito burgués (en los comunicados del EZLN) se hace presente, pero en este caso ellos responden solos, por la Otra Campaña respondemos los que estamos... Ni los que nos sentimos comunitas nos hemos adoptado en el pasamontañas ni ninguno otro en otra identidad, esa es la parte cursi pero también valiosa en la Otra, nadie deja sus reivindicaciones por seguir a alguien mas."

En su segundo correo insiste en la explicación sobre lo que es el EZLN y la "otra campaña": "En diversos artículos hacen referencia (la CCI) de algo muy impreciso y que invita a la confusión, primera: La Otra Campaña no es ni esta sujeta a lo que diga el EZLN ni Marcos, la Otra Campaña es un movimiento de articulación de los diversos sectores anti sistémicos de la sociedad, que en la medida que se avanza construye, coordina la diversidad de esfuerzos que se han gestado durante años... Insisto, la trayectoria e historial del EZLN no determina ni es la característica de los que estamos en la Otra Campaña, muy valida es la critica que se hace a ellos, su camino tiende a pasar de un lado a otro, su compromiso ha mutado del reformismo con armas al radicalismo con dialogo...

Del resto de comentarios que hacen al EZLN son solo comentarios de lo que fue el EZLN antes de la sexta, de lo de hoy es un proceso tan nuevo que tanto el trotskismo, el maoísmo, el leninismo, el anarquismo, etc. se han dejado sentir como opciones reales de cambio dentro de la Otra."

 

Extractos del texto del GSL

 "La sexta declaración y la otra campaña: Un programa y un proyecto para la continuidad del capitalismo"

Por espacio y por la finalidad de que ofrezca elementos de reflexión al camarada C-E y a otros que de la misma forma presenten tales confusiones, tomamos fragmentos explicativos relativos a tales preocupaciones:

 

EL GSL ubica el control que el EZLN hace de la "otra campaña"

"Marcos, dos meses después de publicada "la sexta", durante las asambleas "preparatorias" inició una campaña que buscaba dejar en claro que ésta no sería sólo una campaña zapatista, sino que, según él, sería de todos los que se adhirieran a la sexta... <pero> lo único que une a quienes participan en la otra campaña, es su admiración por el mítico guerrillero, aspirante a sucesor del "Che" Guevara, el sub-comandante Marcos. La otra campaña dista mucho de ser la unión de los "anticapitalistas", es más bien, la unión de los admiradores de la estrella favorita del altermundismo pequeño-burgués. Quien nos lee, puede decir que nos encontramos exagerando. Nada de eso, y prueba de lo que decimos son las horas que el personaje encapuchado destinaba a la firma de autógrafos y a la foto del recuerdo, cargando al niño, con "la gente de abajo" y también, cómo no, con algunas artistas de "izquierda", seguramente, bastante "anticapitalistas"... Otro ejemplo de esto fueron (y son) las asambleas locales, quienes destinaban horas y horas para organizar el recibimiento de tan distinguido personaje; por días, semanas y meses, las asambleas locales de la otra campaña, se dedicaron exclusivamente a organizar quién daría de comer a Marcos, quién lo hospedaría, quién lo cuidaría, quién lo atendería si se enfermaba, etc.... las actividades que programaban las coordinadoras locales... podían ser modificadas a capricho del "distinguido visitante"...

Todo indica, entonces, que el recorrido de la dirigencia zapatista, por el país entero, no tiene sólo la intención de "escuchar a la gente de abajo" sino que además aprovechan el viaje para refundar su brazo político. El propio Marcos sostenía: "queremos dejar claro que el EZLN mantiene su línea, va a seguir promoviendo la aparición de nuevos sujetos sociales, la aparición de nuevas organizaciones, de nuevas formas de organización y de nuevos mundos." SC. Marcos; reunión preparatoria, 6 de Agosto de 2005.

De manera que el GLS demuestra que: "No se puede ser de la Otra Campaña, sin aceptar el programa zapatista expresado en la sexta declaración. La sexta marca una pauta, una serie de principios irreductibles que deben ser aceptados por todos sus adherentes... Queda claro que la otra campaña tiene una sola agenda: La del EZLN y tiene un solo programa: el del EZLN. El programa zapatista expresado en la sexta declaración es el pilar de la otra campaña. Ahí se marca el camino a seguir y se está de acuerdo o no se está, pero no se puede modificar en lo mas mínimo.

... Zebedeo (Monterrey, 5 de mayo 2007) fue muy claro: el objetivo de la comisión sexta es guiar a la otra campaña por dentro de los márgenes del programa zapatista expuesto en la sexta declaración. Si a esto sumamos el "aviso" de Marcos de que la sexta la va a cumplir aunque sea solos, tenemos como resultado que todo intento de modificar la sexta será rechazado por el EZLN.

 

La 6ª declaración y la otra campaña, denunciada claramente por el GSL como burguesas

"Algunas de las personas que se reclaman de la izquierda revolucionaria, llegan a asimilar el contenido de la sexta declaración como la ruptura del zapatismo con su pasado abiertamente reformista, que no es otra cosa que un conjunto de exigencias de derechos democráticos en el marco del Estado nacional burgués mexicano... un análisis detallado de "la sexta" demuestra que dicho programa y el proyecto político que propone (la Otra Campaña) no son más que el mismo intento zapatista de siempre, el de defender, rescatar y refortalecer el Estado capitalista mexicano...

Pese al discurso "anticapitalista" de la sexta declaración, las verdaderas intenciones del zapatismo siguen siendo las mismas desde su aparición pública: combatir solo al neoliberalismo, más no al capitalismo en toda su esencia. Y la lucha anti-neoliberal del EZ, al estar basada en el patrioterismo estatista, se convierte, en los hechos, en una defensa del capital nacional... cuando nos hablan de luchar contra el capitalismo, a lo único a lo que se refieren es a combatir al "modelo" económico que se viene imponiendo durante al menos dos décadas y media a lo largo del mundo, pero parece ser que "olvidan" que el "Estado de bienestar" que reinó en el mundo a partir de los años treintas también era una variante de capitalismo, que también estaba basado en la dominación y la explotación de una clase sobre otra, donde existían millonarios opulentos y masas populares miserables.

... El mismo nombre del EZLN expresa que su programa está contrapuesto a los intereses históricos del proletariado, y que el EZ no puede ser más que un exponente radical de la defensa del capital nacional, pues como su nombre lo dice, su proyecto es la "liberación nacional", la liberación del Estado-Nación mexicano, o sea de todas las clases que habitan dentro de sus márgenes, incluida, claro está, la burguesía mexicana...

El proyecto de "liberación nacional" está en contradicción con el de la liberación del proletariado, del pueblo explotado. La "reconciliación" de ambos proyectos fue obra del estalinismo y del maoísmo durante los 60's y 70's, que llevaron a los explotados a unirse a sus explotadores nacionales, bajo discursos patrióticos, para "combatir al imperialismo". No es raro que el EZ defienda esa supuesta concepción "anticapitalista", tomando en cuenta que las orientaciones políticas mencionadas influenciaron el nacimiento de las Fuerzas de Liberación Nacional, predecesoras del EZLN. Ese falso "anticapitalismo" patriótico es el que expresa el vocero del EZ, de manera repetitiva en la sexta declaración...

... Se deja de lado que el elemento central y decisivo de la lucha anticapitalista es el de que los trabajadores destruyan las bases económicas de la sociedad capitalista, es decir, que hagan desaparecer la propiedad privada y que colectivicen (no hay que confundir con estatizar o nacionalizar) los medios de producción, distribución y de vida. La sexta declaración no habla en ningún momento de la apropiación de los medios de producción a manos del los trabajadores, todo lo reducen, siempre fieles al campo reformista, a hacer nuevas leyes para los pobres...

 

El izquierdismo de corte maoísta, trotskista, estalinista y el anarquismo oficial, se integran en la "otra campaña", porque son expresiones burguesas como el EZLN

"... En sus declaraciones y discursos a lo largo del país, Marcos justifica esta teoría, presentando al Estado-nación como el mayor exponente del bien público. Este entendimiento falso de la naturaleza del Estado lo lleva a justificar la existencia de dicha institución que realmente sólo tiene como función social la de legitimar y mantener el orden explotador. El Estado moderno es el producto del ascenso de la burguesía como clase dominante... Desde siempre ha sido muy común para esa izquierda guerrillera latinoamericana que se identifica con el estalinismo, el maoísmo, o el guevarismo identificar al "socialismo" con la conquista del poder político y la estatización de todos los medios de producción. Siempre han considerado que "aboliendo" la propiedad privada empresarial y sustituyéndola por la propiedad estatal (propiedad que sigue estando "privada" del proletariado) se abolían las relaciones capitalistas de producción...

Esta falsa concepción sobre el "socialismo" proviene de la URSS, donde se vendió la misma idea de la "construcción del socialismo" cuando realmente lo que imperaba era una forma degradante de explotación capitalista, capitalista de Estado...

Esto es realmente lo que existe en el Estado cubano y hacia donde supuestamente pretende dirigirse el Estado venezolano y he ahí hacia donde se dirige el EZLN y la Otra Campaña, que venden la idea reaccionaria de que el Estado es un perfecto y genuino representante del pueblo cubano, que no hay contradicción alguna entre el "arriba" y el "abajo" en Cuba...

Con argumentos de ese peso el GLS puede concluir que:

"... la sexta declaración, no representa un paso adelante en el programa zapatista pues pese a que ahora incluyen en su discurso la palabra "anticapitalista", no hacen mas que definirlo como antineoliberalismo, como hicieran todos los movimientos de "liberación nacional" en el mundo al equiparar anti-imperialismo como anticapitalismo...

  A pesar del cambio de discurso, el programa zapatista de la sexta declaración no representa una ruptura revolucionaria con el sistema; por el contrario se mantiene, a lo sumo, dentro de su muy vieja (y no "muy otra") tradición del marxismo-estalinismo-guevarismo, de las FLN (organización madre del EZLN) y del EZLN mismo hasta antes de su aparición pública, si no es que dentro del margen democrático-liberal...

Al presentar ambos argumentos y al mismo tiempo definir nuestro acuerdo en lo general[1] con lo expuesto por el GSL, no nos conduce a buscar "aplastar" al camarada C-E, por el contrario, es con el motivo de reconocer que el proletariado tiene como único medio para clarificar, fortalecer su conciencia y construir, a la discusión abierta, dicho esto planteamos el llamado a dar continuidad a este proceso reflexivo.

 

Tatlin/octubre-2007

 

Notas:


[1] 1. Como lo hacíamos en RM-100, debemos señalar que consideramos erróneo hablar del EZLN como reformista. Es claro que se trata de un proyecto burgués, y hablar de este como reformista, supondría la existencia de fracciones de la clase dominante reformistas y por tanto "progresistas", aspecto que no es posible en la fase DECADENTE del capitalismo.