Huelgas en Suecia y en la ciudad de Nueva York: Una confirmación del desarrollo de la combatividad