América Latina - Como en todo país capitalista, en Cuba los trabajadores pagan la crisis

Versión para impresiónEnviar por email 

América Latina

Como en todo país capitalista, en Cuba los trabajadores pagan la crisis

La agudización de la crisis capitalista, se muestra sin duda en la agravación de las condiciones de vida de la clase obrera; pero si estos ataques se presentan son motivados porque la burguesía ve afectadas sus ganancias. De manera que la crisis no es un acto que la clase dominante busque premeditadamente, pero tampoco proviene de factores externos del propio sistema capitalista, sino es expresión de sus contradicciones. Y esta crisis que aplasta al capitalismo desde finales de la década de los sesenta del siglo XX, encuentra en cada recesión una mayor profundidad que es trasladada hacia los trabajadores en todas partes del planeta.

Alrededor de la crisis la propia burguesía desarrolla todo un velo ideológico, que si no le permite evitarla, en cambio logra mistificar la realidad, justificar sus ataques y la existencia del mismo capitalismo. Ejemplo superior de esta dinámica se nota en Cuba, donde las relaciones de producción capitalistas dominantes, expuestas en la existencia de la explotación del trabajo asalariado, se encubren bajo el estatismo y el uso tramposo de un vocabulario radical, calificando los golpes a los obreros como "sacrificios necesarios por el socialismo". La agudización que toma la crisis capitalista ha llevado a la consolidación de una andanada de ataques en contra de las condiciones de vida de los explotados cubanos, que ya de por si son precarias. El pretendido aislamiento que la economía cubana mantenía de frente a la crisis capitalista no es posible ya sostenerlo y los discursos sobre el bloqueo como causa (externa) de la crisis, es ya un desgastado argumento con el que no pueden ya esconder que en Cuba, pese a que no existe un individuo que personifica al capital, este expresa su dominio, en tanto el capital es ante todo una relación social.

Despidos masivos en Cuba

El estalinista partido Cubano ha presentado un proyecto llamado "Lineamientos de la política económica y social", el cual describe mecanismos para lograr -nos dice- la "reorganización del Estado y el Gobierno". Esta propuesta es resumida por La Jornada así: "El documento prevé reducir los subsidios a su mínima expresión; elevar los impuestos; vincular los salarios con el rendimiento; exigir rentabilidad a las empresas públicas, eliminando el control del gobierno; ampliar las cooperativas, las microempresas, el autoempleo y el negocio inmobiliario..." (2-dic-2010) Todos estos puntos han sido argumentados en el documento oficial [1], el cual, como en todo proyecto capitalista lo que se hace es justificar la explotación y su necesario incremento. Así el programa advierte que se requiere "incrementar la productividad del trabajo, elevar la disciplina y el nivel de motivación del salario y los estímulos (...) [Suprimiendo] gratuidades indebidas y subsidios personales excesivos". Lo cual se traduce en golpes a los salarios directos e indirectos (atención médica, educación...) y por supuesto en despidos masivos.

La estructura sindical cubana, como en todo el mundo, cumple su papel de instrumento del capital incrustado en las filas obreras, así la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) justifican el anuncio de despido de medio millón de trabajadores diciendo: "El Estado no puede ni debe continuar manteniendo empresas (...) con plantillas infladas y pérdidas que lastran la economía, (...) generan malos hábitos y deforman la conducta de los trabajadores". Pero además, siguiendo el descaro de Fidel Castro que se divertía con el hecho de que cientos de jóvenes, ante la miseria que viven se ven obligadas a prostituirse, diciendo que Cuba contaba con las prostitutas más cultas y sanas, Salvador Valdés, líder de la CTC asegura que: "Un trabajador estatal cesante (...) tiene la posibilidad de realizar actividades privadas que le reportan mucho mas." Y poniendo un ejemplo, habla de cómo un trabajo precario genera una mejor vida: "Un ingeniero que dejó de trabajar para el Estado hace años (...) reparando zapatos gana entre US$70 y US$100 al mes..." (BBC Mundo, 3-02-2010).

¿Estado obrero en Cuba?

Todas las medidas descritas en "Lineamientos de la política..." son sin duda ataques directos en contra de los trabajadores que desenmascara la naturaleza burguesa del Estado cubano, no obstante ante ello, la gran mayoría de los grupúsculos estalinistas guardan silencio, sólo en algunos portales y sitios de discusión (por ejemplo kaosenlared.com) se encuentran argumentos de furibundos defensores de Stalin y Castro, que no dejan de afirmar que las medidas anunciadas por el partido del gobierno cubano se tratan de medidas dolorosas pero necesarias para "perfeccionar la Revolución y hacerla estratégicamente viable". Pero si la defensa de los ataques en contra los trabajadores, por lo burdo y descarado no hace sino confirmar que estalinismo y el gobierno cubano son enemigos de la clase obrera, en cambio los argumentos de los trotskistas, al usar un discurso cargado con citas de Marx y Trotsky para encubrir el carácter capitalista del Estado cubano y usar un tono que aparenta la crítica, ayudan bien a la burguesía al ampliar la confusión entre la clase trabajadora sobre la existencia del capitalismo en Cuba.

Es cierto que las posturas en torno a Cuba son tantas como tantos grupos trotskistas hay, aunque todos coinciden en declarar que el golpe de Estado encabezado por Castro logró expropiar a la burguesía y cambiar las relaciones económicas capitalistas, imponiendo un "Estado obrero", al que califican -intentando dar un toque crítico- como "deformado". Sosteniendo ese argumento, unos dirán que lo que se requiere es una "revolución política", otros dirán que desde la caída del bloque estalinista, en Cuba se percibe un giro aperturista, "restaurando" el capitalismo... y aunque sólo algunos de ellos han tomado postura ante las amenazas lanzadas por el gobierno cubano con su "nuevo" plan económico, todos se unen para llamar a la defensa... no de los trabajadores, sino de "las conquistas de la revolución", es decir, el estatismo. Estos argumentos que se presentan como marxistas y críticos, no son sino trampas ideológicas que (consciente o inconscientemente) no hacen sino servir a la burguesía que se empeña en manchar la tradición comunista presentando estalinismo como producto de la lucha proletaria. El trotskismo encubre el carácter burgués del estalinismo cuando le otorgan la posibilidad de ofrecer mejoras a los obreros (a eso que llaman las "conquistas de la revolución") e incluso de crear en un solo país el socialismo, y aunque ellos suponen hay un proceso "deformado", no dejan de ayudar a la campaña de la burguesía en apuntalar la idea de que el marxismo tiene como objetivo la construcción de una sociedad como la cubana, en la que se somete a los trabajadores por un Estado militarizado, represivo y explotador.

Los ataques hacia los trabajadores cubanos pone claridad que lo que existe (y ha existido) en ese país, no se trata de un "Estado obrero degenerado", sino un Estado capitalista, que tiene como único objetivo la defensa de la economía nacional por lo que requiere la perpetuación de la explotación.

Tatlin / Diciembre-2010

Notas:

1. El documento completo puede bajarse en: http://rouslyn.files.wordpress.com/2010/11/proyecto-lineamientos-pcc.pdf