La explosión de la pobreza en Grecia: Eso es lo que le espera a la clase obrera en todos los países

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

El Estado griego está al borde del colapso. Su "fracaso" ([1]) está dominando todos los medios de comunicación en todos los países. Una verdadera "tragedia griega" se deleitan en repetir los mismos periodistas, orgullosos de su ingenio dramatúrgico. Pero detrás estos vuelos líricos hay una terrible realidad, sentida en carne propia por los trabajadores, los desempleados, pensionistas, jóvenes precarios... bueno, toda la clase obrera.

Lejos de ser aplazada indefinidamente, el deterioro brutal de las condiciones de vida es en efecto par ella una realidad muy tangible. Los planes de austeridad se suceden a un ritmo infernal. Las fábricas cierran, los impuestos se elevan, los trabajadores del Estado ven sus magros salarios reducirse drásticamente cuando no, simplemente son despedidos. En el momento de redactar este documento, el Gobierno griego se está preparando para anunciar aún más ataques. De acuerdo con una "filtración" cuidadosamente orquestada para preparar a la "opinión pública", se trata "entre otros" (sic) de "la recuperación (adicional)del IVA] en los puntos 1 y 2", de "la supresión de los 13° y 14° mes en el sector público ", de un "aumento de 4% anual, frente al 2% en la actualidad, de la proporción de empleados que pueden ser despedidos, "una" congelación salarial para varios años en el Sector Público ([2]) y un aumento de la edad de jubilación de los trabajadores del Estado ¡de 53 a 67 años! Según la prensa burguesa, el presente es una dosis "sin precedentes de austeridad" (Liberation) ([3]), una austeridad "sin precedentes" (le Echos) ([4]), de un "tratamiento de choque" (Le Monde y Le Figaro) ([5]).

Y el temor del "efecto dominó" de "contagio" de "pánico"... comienza a surgir en las declaraciones de los políticos europeos y los economistas. Portugal y España son, a su vez culpados. Su capacidad para controlar la deuda pública se considera demasiado "incierta". Estos Estados también deberán reducir drásticamente sus gastos para limitar el aumento de la deuda pública. El gobierno portugués también ha anunciado un nuevo plan de austeridad. El tratamiento griego es administrado también a los habitantes de la península Ibérica. Para los mismos males la misma "cura": reducción de las pensiones, subsidios, salarios y empleo en el sector privado y el público, aumento de impuestos ...

Sin embargo, en los últimos meses, los doctores en economía nos quieren hacer creer que Grecia es un caso especial, víctima de la falta de honradez de sus políticos (que efectivamente han falseado, más que otros, las estadísticas de su economía nacional) y del apetito de los depredadores de la especulación del bursátil. Ellos desean ocultarnos la triste realidad: todos los Estados del mundo están sobre-endeudados. La economía mundial ha sobrevivido durante décadas sobre la base del crédito y la hora de las cuentas ha llegado. La crisis que comenzó en 1967 se ha acelerado brutalmente desde julio de 2007. Hoy, el capitalismo mundial convulsiona. El futuro ahora será una sucesión de recesiones cada vez más violentas, brutales y devastadoras. Nada tiene que ver, por lo tanto con cualquier ¡"especificidad" griega!

Portugal y España ([6]) también están comenzando a agrietarse, Italia e Irlanda se encuentran en una situación económica dramática... y no es sólo los "PIIGS" ([7]) están concernidos! Francia es uno de los países más endeudados de Europa. Gran Bretaña es otro de los países más afectados, incluso destruidos, por la crisis y la burguesía británica espera para después de las elecciones anunciar la gravedad real de la situación y las medidas drásticas que van a venir. En cuanto a la primera potencia mundial, Estados Unidos, sigue desempeñando el papel de locomotora de la economía mundial, ¡pero ahora entra como los otros hacia el abismo!

El desastroso estado de la economía mundial puede asustar. ¿Cómo luchar y contra quien cuando los Estados están al borde de la quiebra? ¿Qué hacer cuando los políticos responsables efectúan un chantaje repugnante: "se debe aceptar los planes austeridad para salvar la economía nacional, el Estado y las pensiones..."? Estos golpes tienen un efecto paralizante. Pero también dejan claro a todo el mundo que el capitalismo no tiene futuro, que este sistema de explotación es inhumano, que sólo puede engendrar como siempre más lágrimas, sudor y sangre. Sobre todo, esta crisis económica devastadora revela que el Estado (sea cual sea su color, el azul de la derecha, rosa -verde, amarillo-de la izquierda o rojo de la extrema izquierda) es el peor enemigo de la clase obrera. Es él quien ha infligido los ataques económicos más violentos. Es él quien reprime sin piedad ni vergüenza.

El futuro pertenece a la lucha de clases!

Ante el monstruo estatal, que representante la fuerza y unidad política de la burguesía, un trabajador aislado no puede evitar sentirse abrumado e impotente.

¿Qué puede hacer un puñado de individuos, cuando sus escuelas, sus hospitales, sus administraciones y sus fábricas industriales, cierran? ¡Nada, si se quedan aislados! Pero hoy, toda la clase obrera es a la vez afectada. En todos los países, los trabajadores públicos y privados, los pensionados los desempleados los jóvenes precarizados, sufren una pobreza insoportable. Esta situación que se considera socialmente "explosiva" por la propia burguesía, es propicia para la comprensión de que todos los trabajadores tienen los mismos intereses, el mismo enemigo (la burguesía y su Estado) y que sólo mediante la lucha de forma organizada, consciente, como una clase, pueden resistir los ataques. Sólo las luchas de masas, pueden poner en acción la unidad y la solidaridad de los trabajadores para hacer temblar a la burguesía. El capitalismo está en bancarrota, ¡el futuro pertenece a la lucha de clases!

Pawel (29 de abril)


[1]) A lo largo de este artículo, este término será utilizado por nosotros en un sentido muy particular. Un Estado no puede ir a la bancarrota como una empresa. La burguesía no pondrá la llave bajo la puerta y dejar su lugar a quien bien la pueda tomar. Detrás de la palabra "quiebra", nos referimos a un Estado que no puede pagar los intereses de su deuda y cuya economía está extremadamente devastada. Pero incluso en una profunda depresión, la clase dominante siempre enfrentará política y militarmente a la clase obrera. Los trabajadores y los jóvenes griegos en luchan víctimas de la represión lo pueden testificar.

[2]) lesechos.fr de 29 de abril.

[3]) libération.fr de 29 de abril.

[4]) lesechos.fr de 29 de abril.

[5]) lefigaro.fr, y lemonde.fr, 29 de abril.

[6]) La tasa de desempleo ya ha ido más allá del 20% en este país.

[7]) Juego de palabras con las iniciales en Inglés de países como Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España (Spain), que irónicamente son comparados con los cerdos (pigs)