1919, La IIIª Internacional rompe con la IIª Internacional

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

El programa político de la IC

Trotsky a finales de enero de 1919 en la Carta de invitación al Congreso de constitución de la IC, determinó los principios políticos de la nueva organización. La "Plataforma de la Internacional Comunista" y ofrece un buen resumen basándose en los programas de los dos principales partidos comunistas:

"El reconocimiento de los principios siguientes establecidos en la forma de programa y elaborados a partir de los programas de la Liga Espartaco en Alemania y el Partido Comunista (bolchevique) de Rusia, debe, en nuestra opinión, servir de base de la nueva Internacional." (Carta de invitación a la 1er Congreso,)

La Liga Espartaco que se constituyó en Partido Comunista Alemán (KPD), el 29 de diciembre de 1918, perdió a sus principales dirigentes, Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, asesinados por los socialdemócratas durante el aplastamiento del proletariado insurrecto de Berlín en enero de 1919. Así, al constituirse la IC se sabe de esta primera derrota del proletariado internacional, donde perdió dos de sus dirigentes de más prestigio, (con la fuerza y la capacidad teóricas y políticas comparables a los de Lenin y Trotsky).

La decadencia histórica e irreversible del capitalismo

Para Rosa Luxemburgo, con la guerra de 1914 había comenzado el período de decadencia del capitalismo. En su discurso sobre el programa en el congreso de fundación del KPD dijo: "Históricamente, el dilema que se plantea hoy la humanidad es como sigue: caer en la barbarie, o la salvación por el socialismo". Esta posición se reafirmó en el primer párrafo de la Carta de invitación para el 1er congreso de la IC:

"1° El período actual es la descomposición y el colapso de todo el sistema capitalista mundial, y será el hundimiento de la civilización europea en general, si el capitalismo, con sus contradicciones insuperables, no es abatido." Y "Una nueva era ha nacido: la época de la desintegración del capitalismo, su derrumbe interior. La era de la revolución comunista del proletariado". ("Plataforma de la Internacional Comunista")

 

Las implicaciones políticas de la época de decadencia del capitalismo

Para todos los revolucionarios de la IC, el declive del capitalismo tiene un impacto sobre la vida y lucha del proletariado, contrariamente a la posición del centro pacifista, por ejemplo la de Kautsky, el final de la guerra no significaba el retorno al programa de anteguerra. Se trata de uno de los puntos de ruptura entre la IIª Internacional ya muerta y la IC

"Una cosa es cierta, la guerra mundial representa un punto de inflexión para el mundo. (...)" La Guerra Mundial modificó las condiciones de nuestra lucha y nos ha cambiado a nosotros mismos radicalmente." (La crisis social la democracia -Folleto de Junius-, R. Luxemburgo, 1915, Ed. Roca, México)

La apertura del período de decadencia del capitalismo, marcada por la guerra imperialista, significó nuevas condiciones de vida y lucha para el proletariado internacional. La huelga de masas en Rusia en 1905, la aparición por primera vez de una nueva forma de organización unitaria de masas de trabajadores, los soviets, la formación de consejos obreros, lo habían anunciado. R. Luxemburgo (Huelga de Masas, Partido y Sindicatos, 1906) y Trotsky (1905) extrajeron las lecciones esenciales de estos movimientos de masas. Con Luxemburgo, el conjunto de la izquierda llevó el debate sobre la huelga de masas y la batalla política en el seno de la IIª Internacional contra el oportunismo de los dirigentes sindicales y de los partidos socialdemócratas, atacando su visión de una evolución pacífica y gradual hacia el socialismo. "El método fundamental de lucha es la acción de la masa del proletariado, que comprende la lucha a mano armada contra el poder Estatal del capital". ("Carta de invitación al Congreso").

 

La revolución y la dictadura del proletariado

La acción de masas del proletariado llevó a la confrontación con el Estado burgués, y ésta es la contribución más valiosa de la IC, que rompe con el reformismo de la socialdemocracia, basada en el método marxista y las experiencias históricas de la Comuna de París, la revolución rusa de 1905 y, especialmente, el octubre ruso de 1917 que destruyó el Estado capitalista y erigió el poder de consejos de obreros, con ello, la IC se pronunció claramente por la destrucción del Estado burgués y por la dictadura del proletariado, la dictadura de las masas organizadas en los consejos obreros.

En la Carta de invitación, leemos:

"2° La tarea del proletariado consiste en apoderarse del poder estatal. La toma del poder mediante la destrucción del aparato estatal de la burguesía y la organización de un nuevo poder proletario.

"3 ° El nuevo aparato de poder debe ser la dictadura de la clase obrera, y, en algunos lugares, el de los pequeños agricultores y trabajadores agrícolas (...). El poder de los consejos obreros y las organizaciones obreras es su forma concreta.

"4 ° La dictadura del proletariado debe ser la palanca para la inmediata expropiación del capital, la abolición de la propiedad privada de los medios de producción y su transformación en propiedad social".

Esta cuestión fue un punto esencial del congreso expresada con la aprobación de la "Tesis sobre la democracia burguesa y la dictadura del proletariado" presentadas por Lenin.

Tesis sobre la democracia burguesa y la dictadura del proletariado

Las "Tesis" se inician por denunciar la falsa oposición entre la democracia y la dictadura "porque en ningún país capitalista civilizado, existe la democracia en general, sino sólo una democracia burguesa" agregaba que La Comuna de París puso de manifiesto el carácter dictatorial de la democracia burguesa. La defensa de la democracia "pura" en el capitalismo, es en realidad la defensa de la democracia burguesa, la forma por excelencia de la dictadura del capital. ¿Qué libertad de reunión para los trabajadores? ¿Qué libertad de prensa? Lenin contestó:

"La ' libertad de prensa' es también uno de los principales lemas de la "democracia pura". Sin embargo, los trabajadores saben (...) que esta libertad es una ilusión, mientas las imprentas y mayores existencias de papel están monopolizadas por los capitalistas, y mientras exista el poder del capital sobre la prensa, este poder se expresa en el mundo entero aún más clara y cínicamente cuando la democracia y el régimen republicano están más desarrollados, como en los Estados Unidos. Para conquistar una verdadera igualdad y una verdadera democracia para los trabajadores y campesinos, debemos quitar a los capitalistas la posibilidad de contratar escritores y comprar a las casas editoras, y corromper a la prensa. Para ello es necesario sacudirnos del yugo del capital, derrocar a los explotadores y de romper su resistencia." ("Tesis sobre la democracia y la dictadura del proletariado")

Reivindicar y defender la democracia pura, como los kautskystas, es un crimen contra el proletariado después de la experiencia de la guerra y la revolución, agregan las Tesis. Fue en el interés de los diferentes imperialismos, de una minoría de capitalistas, que millones de hombres fueron masacrados en las trincheras y que en todos los países, democráticos o no, se haya edificado la "dictadura militar de la burguesía". Es la democracia burguesa quien asesinó a K. Liebknecht y R. Luxemburgo cuando fueron detenidos y encarcelados por un gobierno socialdemócrata.

"En tal situación, la dictadura del proletariado no sólo es legítima como medio de derrocar a los explotadores y de romper su resistencia, sino también... necesaria para la masa de los trabajadores como la única forma de defensa contra la dictadura de la burguesía, que condujo a la guerra y prepara nuevas guerras .(...)" La diferencia fundamental entre la dictadura del proletariado y la dictadura de otras clases es que (...) la dictadura del proletariado es la represión por la violencia de la resistencia de los explotadores, es decir, de la pequeña minoría de la población de los grandes terratenientes y capitalistas. (...)"

La forma de la dictadura del proletariado ya se ha desarrollado, es decir, el poder de los soviets en Rusia, el sistema de consejos obreros en Alemania, los delegado obreros de los Shop-stewards Committees y otras instituciones soviéticas de otros países, realizadas precisamente por las clases trabajadoras, es decir, por la gran mayoría de la población, y significan una efectiva posibilidad de gozar de los derechos y libertades democráticos, como jamás  ha existido, ni siquiera aproximadamente, en la mejor de las repúblicas de la democracia burguesa."(Ibíd.)

Sólo la dictadura del proletariado en el mundo puede destruir el capitalismo, abolir las clases y asegurar la transición al comunismo.

"La abolición del poder del Estado es el objetivo que se asignan a todos los socialistas... Hasta que este objetivo no se logre, la verdadera democracia, es decir, la igualdad y la libertad, será inalcanzable. Sólo la democracia soviética o proletaria conducirá a este resultado, ya que empieza a preparar la desaparición completa de cualquier Estado, con la participación de las organizaciones de las masas trabajadoras en la gestión del Estado." (Ibíd.)

La cuestión del Estado fue crucial en el momento que la oleada revolucionaria barrió Europa y en el que la burguesía de todos los países dirigía la guerra civil contra el proletariado en Rusia. En esta época concretamente expuso la necesidad de defender la dictadura del proletariado en Rusia y la extensión internacional de la revolución del poder soviético a Europa.

 

Hoy y mañana: continuar el trabajo de la IC

El cambio de período histórico revelado por la guerra de 1914-1918 determinó la división entre las posiciones políticas de la IIª y IIIª Internacional. Como lo fue sobre la cuestión del Estado. La decadencia del capitalismo y su impacto en las condiciones de vida y lucha del proletariado, plantearon una serie de nuevos problemas: ¿Debemos siempre participar en las elecciones y utilizar el parlamentarismo? ¿Frente a los consejos obreros, los sindicatos participaron en la "unión sagrada", son todavía organizaciones obreras? ¿Qué actitud adoptar con respecto a las luchas de liberación nacional en la era de las guerras imperialistas?

La IC no pudo contestar a estas preguntas. Es más un año después de octubre de 1917 en Rusia, dos meses después de la primera derrota del proletariado en Berlín, y sobre todo los años siguientes se caracterizaron por la derrota y el retroceso de la oleada revolucionaria y, en consecuencia, por el creciente aislamiento del proletariado en Rusia. Este aislamiento fue la causa de la degeneración del Estado de la dictadura del proletariado. Estos acontecimientos harán que la IC no pueda resistir el desarrollo de oportunismo. A su vez, ella morirá.

Para hacer un balance de la IC, es necesario reconocerla como lo que fue, el Partido Comunista internacional. Para aquellos que no pueden verla más que como una organización burguesa debido a su degeneración ulterior, es imposible hacer un balance de sus lecciones. El trotskismo reivindica acríticamente sus "Cuatro primeros congresos". Nunca había visto que, el primero rompe con la IIª Internacional, y que los siguientes marcan un reflujo en oposición a la división realizada con los socialdemócratas por el primero, así el 3º ofrece a esto últimos la alianza en un "Frente único". Después de haber reconocido su paso al campo de la burguesía, se rehabilita a los socialdemócratas en este congreso. Esta política de alianza con los socialdemócratas llevaría al trotskismo al "entrismo", es decir, entrar en estos partidos en los años 30 en contra de los principios del 1er Congreso. Esta política de alianza, de capitulación, -hubiera dicho Lenin-, habría de precipitar aún más a la corriente trotskista en la contrarrevolución burguesa con el apoyo al gobierno republicano en la Guerra Civil española y luego de la IIª guerra mundial imperialista, y por lo tanto, traicionar a Zimmerwald y la Internacional.

Fue en la IC que, desde los primeros 20 años, se creó una nueva izquierda para tratar de luchar contra la degeneración, en particular la izquierda italiana, alemana y holandesa. Estas fracciones de izquierda, que fueron excluidas a lo largo de los años 1920, continuó su lucha política para garantizar la continuidad entre la IC que murió y el "partido del futuro" extrayendo un balance de la oleada revolucionaria y la IC. "Bilan" [Balance] fue el nombre de la revista de la Fracción italiana de la Izquierda comunista en la década de 1930.

En continuidad con los principios de la IIIª Internacional, estos grupos criticaron las deficiencias de su ruptura con la IIª Internacional. Su trabajo en la oscuras profundidades de la contrarrevolución, su defensa de los principios comunistas en los años 30 y durante la IIª guerra imperialista mundial, permitieron dar lugar a la aparición y existencia de los grupos comunistas de hoy, y que, a falta de una continuidad orgánica, aseguraron una continuidad política. Las posiciones promovidas y desarrolladas por estos grupos responden a las cuestiones planteadas en la IC para el nuevo período de decadencia capitalista.

Por lo tanto, es sobre la base de la evaluación crítica realizada por las fracciones de la Izquierda Comunista que la IC vive en la actualidad y vivirá en el Partido Comunista mundial del futuro.

Hoy en día, frente a la explotación y la pobreza creciente, el proletariado debe tener la misma posición que la izquierda de Zimmerwald:

¡No a la unión sagrada con la burguesía en la guerra económica!

¡No al sacrificio para salvar a la economía!

¡Viva la lucha de clases!

¡Transformación de la guerra económica en la guerra civil!

Ante la catástrofe económica, frente a la descomposición de la sociedad, frente a la perspectiva guerrera y de caos creciente a la que nos conduce el capitalismo, la alternativa histórica es la misma que en 1919: la destrucción del capitalismo y el establecimiento de la dictadura del proletariado a nivel mundial, ¡socialismo o barbarie!

El futuro pertenece al comunismo.

R.L.