El humanitarismo como pretexto en Haití

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

 

Hasta el momento ya se encontraron 170,000 cuerpos.
La radio haitiana Scoop FM afirma que cerca de 220,000 personas aún están
desaparecidas y potencialmente bajo los escombros[1].
De entre los 200,000 heridos, más de mil han sido amputados; 1,5 millones de
personas se encuentran sin refugio y 1 millón de niños quedaron huérfanos.
Sobre estas ruinas y cuerpos humeantes, una treintena de países libran una
competencia innoble y vergonzante. A cada catástrofe, el humanitarismo se
convierte en un pretexto que permite a los estados enfrentar una guerra de
influencia sin piedad. Habíamos anunciado que esto sucedería nuevamente. Pero
esta vez, la rebatinga ha sido tan frenética que rasgó violentamente el velo
del humanitarismo. He aquí algunos hechos edificantes. Un miembro de una ONG
francesa comunicaba su descontento a la radio Francia Info, a mediados de enero, cuando, en la emergencia en el
aeropuerto de Puerto Príncipe, vio aterrizar prioritariamente una veintena de
aviones gubernamentales precediendo las ayudas. ¡Daba cuenta, molesto, del
recorrido de diplomáticos chinos para establecer como "vencedores" su bandera
nacional! La prensa china presumió incluso este primer lugar. También se pudo
leer "China más rápida en la ayuda a
Haití"
en el título de un sitio web francés[2].
Francia no descansa precisamente, se encuentra también entre los primeros
actores de esta danza macabra. ¡El "país de los derechos humanos" luchó y jugó
con todo para ser el que reconstruirá... el palacio presidencial! Los 1,5
millones de persona sin hogar pueden estallar con la boca abierta, la prioridad
está en la conquista del poder. Obviamente, en este pequeño juego, los que
logran imponerse mejor son los Estados Unidos, la primera potencia mundial, el
ogro vecino de Haití. Tomaron oficialmente el control del aeropuerto y el
principal puerto del país. Su ejército desembarcó y se instaló para garantizar
el mantenimiento del orden. Esta presencia de 3500 "muchachos" sobre el terreno
y 9000 en el mar no ayuda de ningún modo a salvar vidas; los fusiles, las granadas,
los chalecos antibalas son de muy poca utilidad para sacar a una persona de las
ruinas o para alimentar a quien se muere de hambre. Salvar vidas humanas no
constituye de ninguna manera la parte fundamental de la misión de intervención
masiva americana (y lo mismo ocurre con todas las demás naciones). Es necesario
salir de las ruinas y mostrar ante las cámaras a algunas mujeres y niños para
justificar la presencia de las asociaciones humanitarias y, sobre todo, del
ejército que las acompañan. Como prueba de esta repugnante hipocresía, Estados
Unidos desplegó cinco buques de la Guardia costera para rechazar a todos los
haitianos que intentaban huir del horror y sobrevivir en Florida. La dominación
de América hace rechinar los dientes a más de una burguesía nacional que
denuncia este "golpe de mano". "Estados
Unidos en Haití, una cuestión de liderazgo"
, se podía leer en el diario Le Monde del 19 de enero. Pero detrás de
estas protestas y jeremiadas, no hay una onza de humanidad, solamente la
rivalidad imperialista, hay que decir que para lograr sus fines el Estado
americano no ha retrocedido ante nada. ¡Hasta este día, cinco aviones de ONG
francesas y un avión-hospital no han podido aterrizar sobre la pista de Puerto
Príncipe![3].
Las ayudas humanitarias provenientes de países de Centroamérica o América
Latina han conocido también las peores dificultades para llegar. Estados Unidos
sabe muy bien que esta "ayuda humanitaria" no es más que otro caballo de Troya
de sus adversarios imperialistas. El capitalismo es una sociedad de explotación
inhumana donde las palabras paz, ayuda y solidaridad no son más que para
justificar la guerra y la competencia.

 

Pawell / 25-01-2010

[1] http://www.scoopfmhaiti.com/actualites/760
(nota en francés, tomada de La Tribune   del
Lunes 25 enero 2010, en la que se pronostica que los decesos podrían llegar
hasta 350 mil, cifra que supera 220 mil del tsunami que asoló Asia a finales de
2004.)

[2] http://french.peopledaily.com.cn/Horizon/6876299.html,
(en esta nota también en francés el titulo es bastante elocuente, "En la
ayuda al siniestro de Haití: China es la más rápida, EUA la más fuerte, y
Francia la más numerosa"
)

[3] http://www.20min.ch/ro/news/monde/story/11818276
(la nota en francés reseña la protesta -sic- de Francia por que EUA ha impedido
aterrizar un avión- hospital enviado por Francia