Comunicado de solidaridad con la TCI

Versión para impresiónEnviar por email

Tras haber tomado conocimiento en las páginas Web de la Tendencia Comunista Internacionalista de un comunicado datado el 12 de abril titulado “A propósito di alcune infami calunnie” (“A propósito de unas calumnias infames”), la CCI quiere aportar toda su solidaridad a este organización a sus militantes más afectados frente a los ataques de los que están sido objeto de la parte de algunos antiguos miembros de la sección en Italia de la TCI, el Partido Comunista Internacionalista.

Todos los que se reivindican de la corriente de la Izquierda Comunista o que se interesan por ella, conocen los desacuerdos que existen entre la CCI y la TCI, desacuerdos que afectan a cuestiones de análisis general (como la del curso histórico), de interpretación de la experiencia histórica (como el trabajo de la Fracción italiana entre 1928 y 1945 o sobre la fundación del Partido Comunista Internacionalista en 1943-45) o, y para nosotros es lo más importante, sobre las relaciones que deben existir hoy entre los grupos que se reclaman de la Izquierda Comunista. Nunca hemos escondido estos desacuerdos ni renunciado a denunciar vigorosamente los posicionamientos políticos de la TCI (antes BIPR) que a nuestro juicio son nefastos para el combate de la Izquierda comunista. Sin embargo esto no debe afectar, según nuestro punto de vista, a la expresión de nuestra total solidaridad hacia la TCI ni a la firmeza con la que condenamos las calumnias que esta organización y algunos de sus militantes son hoy víctimas. Es una actitud que pertenece a la tradición del movimiento obrero.

La CCI no tiene conocimiento de la identidad de los elementos que están atacando al PCInt-TCI ni de los términos exactos de sus alegaciones. Sin embargo, la CCI expresa su confianza en el comunicado publicado por esta organización y considera como verídicas las informaciones que aporta. Esta confianza se apoya sobre los hechos siguientes:

  • No podemos imaginar que una organización que se reclama de las posiciones de la Izquierda Comunista y que las ha defendido durante 70 años pueda inventar los hechos que se detallan en su comunicado
  • La experiencia del movimiento obrero (al igual que la de la CCI) testimonia la bajeza y la ignominia en la que pueden caer antiguos militantes cuando desarrollan sus recriminaciones contra su antigua organización y cuando abandonar el combate por la defensa de la perspectiva comunista para desviarse hacia el combate por la defensa de su persona. La decepción, la frustración, el orgullo herido, el rencor, se transforman en los motores de su comportamiento dejando de lado la rebelión contra la infame sociedad de explotación. Como dice el comunicado del PCInt «los ataques odiosos contra su antigua organización se han convertido no solo en el centro de su política sino en el centro de su vida», dejando de lado el combate contra el capitalismo del cual se convierten, lo quieran o no, tengan o no consciencia, en sus aliados.
  • Uno de los medios más perniciosos y sin embargo desgraciadamente clásico de la postura destructiva de estos elementos hacia su antigua organización es la de lanzar las acusaciones las más sórdidas contra sus militantes más destacados, en especial de tacharlos de “agentes del Estado”.

Este tipo de acusaciones debe ser combatido y denunciado con la mayor firmeza, especialmente porque introduce la sospecha dentro de la organización pero igualmente en el conjunto del medio proletariado. Por ello, la CCI afirma su disponibilidad para aportar toda su ayuda a la TCI en las modalidades que ésta juzgue útiles, con objeto de desenmascarar las calumnias lanzadas contra algunos de sus militantes y de restablecer su honor.

La CCI llama a todos los elementos y grupos que combates sinceramente por la revolución comunista, y particularmente a aquellos que se reclaman de la Izquierda Comunista (y especialmente de aquellos que se vinculan a la corriente animada por Bordiga desde 1952) a aportar su solidaridad sin reservas a la TCI frente a los sórdidos ataques de los que es víctima. Es el honor de la Izquierda Comunista de haber combatido este tipo de métodos, en los cuales el estalinismo fue un gran especialista en los momentos más negros de la contrarrevolución. Participar en el combate de la Izquierda Comunista no significa solamente defender sus posiciones políticas. Significa también denunciar los comportamientos políticos tales como los rumores, la mentira, la calumnia, el chantaje, los cuales dan la espalda a los principios del combate del proletariado por su emancipación

CCI, 17-4-2015