El camino es la lucha de clases, no la democracia

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

En el Ecuador, la burguesía nos vuelve a convocar a elecciones “democráticas”, esta vez para nombrar a los administradores menores del Estado; esto es, Alcaldes, Prefectos y la corte que los acompañan: concejales y concejeros, a nivel nacional. ¿Bajo qué condiciones la burguesía nos convoca a votar por sus sátrapas?

La burguesía a nivel mundial sigue sin poder detener el hundimiento acelerado del Capitalismo en el pozo de la descomposición, desde la década de los 60 vive en constante zozobra, recesiones de 1974 – 1975, 1980 – 82, el cataclismo bursátil de octubre de 1987, el efecto “Tequila” de 1994, el desplome de los “Tigres” y “Dragones” asiáticos, la bancarrota de Rusia, Brasil, Argentina, a finales de los 90, el paro cardiaco de 2007 para la economía mundial. Y lo que más le atormenta es que no logran superar los niveles de producción de la década de los 60, como se demuestra: La tasa de incremento del PIB, media para los 24 países de la OCDE, entre 1960-70 era del 5.6 %, entre 1970-80 era del 4.1 %, 1980-90 era de 3.4%, 1990-1995 era del 2.4 %. En el 2013 el PIB de América Latina y el Caribe creció un 2,6 %, cifra inferior al 3,1% registrado en 2012. Este resultado ilustra la continuación de la desaceleración económica regional que se manifiesta desde 2011 (Fuente: CEPAL, 2013. “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y El Caribe”).

Y el Ecuador no puede escapar a la vorágine del descalabro del capitalismo a nivel mundial, a pesar de que el correismo hábilmente intente esconder con sus malabares financieros contables; este país nunca ha solucionado el quiebre de su economía, la economía decrece desde el tercer trimestre de 2011. En 2013 la desaceleración de la economía es más pronunciada (Fuente: Reporte Macroeconómico n° 57, Diciembre de 2013; “Observatorio de la Política Fiscal del Ecuador”, Autores: Jaime Carrera y Verónica Mejía). Esto significa que no habrá suficiente dinero para gestionar “maravillosamente” los favores de la “revolución ciudadana”. Ahora mismo, mientras se edita esta toma de posición, el sector del magisterio no se les ha pagado sus haberes. Días atrás el correismo anunció restricciones en las importaciones, mayores controles para la salida de divisas y legislar para tener mayor control sobre el mercado. Ha dicho públicamente que este año (2014) es un año difícil, por la situación económica mundial.

Bajo estas condiciones de estrangulamiento de la economía ecuatoriana, se desarrollan estas elecciones, esto implica que para la burguesía en su conjunto es vital mantener sometida a toda la sociedad, y no hay mejor arma para ello que las fiestas “democráticas electoreras”, en el jolgorio que desata las elecciones, la burguesía a través de todo su aparato político y sindical de todo color: desde la derecha socialcristiana pasando por los correistas y llegando a los llamados radicales de izquierda, el MPD, arrastrando a los tránsfugas de los sindicalistas del FUT, UGTE, CTE, CONAIE, etc. ; todos ellos elaboran las estrategias para mistificar la realidad, embaucar política e ideológicamente al proletariado y las capas no explotadoras, venderles la idea de que la democracia es el único camino posible para resolver todas las necesidades. Alejando a los trabajadores a plantearse la posibilidad de encontrar el camino de unidad y solidaridad luchando independiente y autónomamente de los partidos políticos del capital y sin la dirección de los sindicatos contra la dictadura del capital. El proletariado a nivel mundial desde 1968 con mucha dificultad viene luchando por zafarse del control de los aparatos políticos de derecha e izquierda del capital como así de los sindicatos de toda ralea; mas a partir de 2003 en Austria con la lucha contra la reducción de las pensiones jubilares y en Francia en el 2006 con la lucha contra el contrato del primer empleo, su ímpetu y decisión en la lucha contra el capital ha sido muy significativa que ha provocado réplicas tanto en el tiempo como en el espacio, entre 2008 a 2013, desde Inglaterra, pasando por Grecia, España, Egipto, Israel, China, Corea del Sur, EE.UU, México, Brasil, Argentina; demostrando un proletariado con dificultad, a veces mezclados con las capas sociales de no explotadores sin reconocerse como clase histórica, pero aún así se muestra firme no derrotado con todos los bríos para imponer su programa, la revolución comunista a nivel mundial.

La democracia ha sido y será, la forma en que se expresa la dominación de la burguesía sobre el conjunto de la sociedad, la democracia sirve para el sostenimiento del capitalismo, las elecciones son el mecanismo de confirmación de esa dominación. La democracia es la dictadura de la burguesía sobre el proletariado y las capas no explotadoras de la sociedad. Bajo la democracia el mundo se encaminó hacia dos carnicerías: la Primera y la Segunda Guerra Mundial; por la democracia se han matado millones de seres humanos, y siguen muriendo muchos más bajo el signo de la democracia, en los campos de refugiados en el Medio Oriente, en las calles de las asoladas ciudades en Irak, en Siria; bajo la democracia millones están en el desempleo abierto en todas partes del mundo, gracias a la democracia millones mueren de hambre, de enfermedades catalogadas propias de la pobreza, como el cólera, malaria, disentería, etc.; la democracia no ha logrado resolver y no lo hará, la crisis histórica del capitalismo que desde 1914 ha hundido al mundo en una espiral macabra de miseria, destrucción y muerte.

Volverás a votar y al día siguiente no habrá cambiado nada para millones de ecuatorianos, trabajadores y miembros de familias; seguirán siendo explotados y oprimidos, y sus necesidades quedarán para el olvido. Cuando el proletariado tome consciencia de su poder, ese día empezará a brillar en el firmamento el fuego dónde arderá la burguesía y su democracia, junto a ello todo el asqueroso aparato político sindical del capitalismo.

La revolución comunista Internacional es el único camino que nos conducirá hacia una verdadera sociedad humana, llena de paz, sana convivencia con la naturaleza y de necesidades satisfechas.

Internacionalismo Ecuador