Reflexiones de un compañero que difundió nuestra hoja en la manifestación del 29

Versión para impresiónEnviar por email

Saludos. Todo bien en el reparto del panfleto[1]. La verdad es que la hoja estaba muy bien, decía lo que tenía que decir, sin grandilocuencias estériles ni oportunismos a la ideología dominante. ¿Habéis mandado la hoja a algún foro tipo kaos, la haine, etc?

En concreto sobre el panfleto no sé la aceptación, porque no me comentaron nada; quizá alguien pudiera escribir a vuestra dirección.

Bueno la manifestación muy similar a lo que viene siendo habitual: tirando a pasacalles y poco debate.

Aquí en Burgos parece ser que ha sido bastante multitudinaria para lo normal (15.000 aproximadamente). Algunas reflexiones generales:

        * Una mayor predisposición y aceptación de las críticas al sistema capitalista, y de las ideas que hablan de la necesidad de la protesta masiva. Los últimos 4 años de crisis (o del último brote de la enfermedad crónica del capitalismo), y lo que viene, están suponiendo un lento, subterráneo, pero cierto, cambio de mentalidad. Aún así sigue sin aparecer todavía una clara alternativa a nivel social y político.

        * Llamativa la presencia de cada vez más jóvenes, y no de ambientes "alternativos" únicamente.

        * Esta "huelga general" sindical no es otra cosa que una estrategia sindical para lavarse un poco la cara y desmovilizar y confundir. El supuesto motivo de la huelga, "el mayor retroceso de derechos de los últimos 30 años", es una cortina de humo, porque no es sino más de lo mismo, con especial papel de la izquierda y los sindicatos en la desprotección creciente e imparable de los trabajadores. Los métodos y piquetes, en el contexto en el que se sitúan (toque de corneta en el que cada uno individualmente va a la huelga), son elementos, no ya estériles, sino que socavan la posibilidad de confianza,  solidaridad y la lucha colectiva proletarias.

        * Aún así, dado el malestar creciente, hay que aprovechar las movilizaciones y luchas donde se pueda intervenir y contactar con proletarios y minorías. "Salir de la normalidad" del cada uno a lo suyo y de la aceptación resignada y acrítica de todo lo que venga son pasos muy interesantes.

        * Los sindicatos minoritarios, cualesquiera su ideología y motivo, no son sino apéndices "radicales" (junto con otros "radicales", apéndices de apéndices...) de los "mayoritarios", utilizando métodos, discurso y convocatorias cualitativamente similares a los otros. Algunos compañeros honestos se ven entrampados en estas estrategias. Por lo que puede no ser eficaz la confrontación sindicato sí/sindicatos no (tanto "mayoritarios" o "minoritarios"), sino más bien métodos eficaces/métodos estériles, donde será más fácil encontrar un camino común eficaz.

JL 01-04-12


[1] Ver nuestra hoja en http://es.internationalism.org/node/3363