15M y Spanish revolution: control, confusión y manipulación

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

En nuestra intervención en la Asamblea de Barcelona nos encontramos con un compañero que estaba repartiendo una hoja que nos pareció interesante y se comprometió a enviarnosla para su publicación, cosa que hacemos con gusto a continuación

El movimiento 15M, o movimiento de los indignados, nació en Madrid araíz de las palizas y detenciones en la plaza del Sol el 15 de mayo de2011, después de los choques entre la policía y el bloque autónomo ylibertario, que secundó la manifestación de Democracia Real Ya (DRY),aunque distanciándose claramente de su discurso, que considerabaninsuficiente, reformista y sin conciencia de clase[1]. No obstante, eldetonante de este movimiento, que se extendió tan rápido por todo elEstado, ha sido, sin duda, su explosión mediática. DRY, por un lado,constató la espontaneidad de las acampadas y negó dirigirlas; por otro,consiguió que los supuestos portavoces repitieran su mismo discurso ambiguo y ciudadanista.
En el manifiesto de DRY no se pide la desaparición del capitalismo, sinoúnicamente la mejora de las condiciones de vida de los explotados y más"transparencia democrática"[2]. Entre sus ideólogos, destaca eltecnócrata Enrique Dans, de No Les Votes. Enrique Dans estudió formaciónempresarial en la UCLA y Harvard y trabaja para grandes grupos financierosque forman parte del entramado oligárquico responsable y defensor de laactual situación de injusticia social[3]. Más detalles en su currículum:
http://www.enriquedans.com/curriculum
Entre las muestras de apoyo recibidas al 15M destacan las de Ynestrillas,la Falange Española de las JONS, las Comunidades Cristianas Populares oEduard Punset, firme defensor del Nuevo Orden Mundial que habló con los indignados de Oviedo y coincidió con ellos en varios temas: listasabiertas, limitación de mandatos presidenciales, reforma de la LeyElectoral... [4] [5] [6] que no parecen más que fruto de una indignaciónultraliberal cercana a las ideas antiestatistas de Ron Paul (que encarna elneofascismo disfrazado de movimiento social). Estos datos tienen dosposibles lecturas.
1) Que, al margen de las intenciones de DRY, las acampadas de Madrid,Barcelona y las demás ciudades son autónomas y funcionan de formaasamblearia. La infiltración de grupos ultraderechistas es, por tanto, una lamentable consecuencia del carácter heterogéneo del movimiento, que hadejado atrás todo sectarismo para avanzar en el camino de la revoluciónde la gente común.[7] 2) La futura convocatoria de manifestación mundial para el 15 de octubre
[8], las relaciones entre DRY y la oligarquía financiera y, finalmente, la simbología anarcocapitalista presente en varias plataformas ciudadanas estrechamente relacionadas[9], todo ello en total consonancia con el discurso globalista e interclasista del Nuevo Orden Mundial, explicarían el impacto mediático del movimiento. Es bien conocida la dictadura mediática existente en el Estado español; sólo un grupo con poder,influencia, mucho dinero y un interés detrás es capaz de hacer girar elenfoque de los medios respecto a la lucha social, además de impedir la represión y violencia policial que ha tenido lugar en otras acciones populares que sí han plantado cara al sistema (lucha contra el TAV en
Euskal Herria, protestas estudiantiles contra el Plan Bolonia, huelga general del 29-S, etc.).
La complicidad de la dictadura mediática, así como el "somos apolíticos", "no somos de izquierdas ni de derechas" y "no tenemos ideología", nos hacen sospechar que el 15M es un proyecto de disidencia controlada, fabricado por el propio sistema capitalista, para ser utilizado como válvula de escape del malestar social para canalizarlo hacia unas posiciones asumibles para el Poder. El elemento más importante, en este sentido, es el pacifismo compulsivo que se impone, además de asegurarse de negar toda colaboración con los partidos y sindicatos minoritarios de la izquierda radical, que siempre han tenido un peso más o menos importante en la lucha de clases.
No obstante, no es fácil controlar un movimiento de masas. En algunas de las acampadas, es evidente la existencia de un grupo de personas que monopoliza los turnos de palabra, influye en las comisiones populares y manipula las votaciones escudándose en términos abstractos e interpretables o limitando las opciones. En plaça Catalunya,  por ejemplo, se ha llegado a numerosos consensos basados en discusiones privadas y la centralización de la asamblea, lo que la ha hecho más fácilmente manipulable [10]. En Valencia, a su vez, los asistentes detectan una especie de secta que limita la libertad de expresión [11], como en el caso de la macabra maniobra para aprobar la "reestructuración" del
campamento de Sol: el pueblo votó entre irse al día siguiente o discutir, en comisiones, sobre cómo y cuándo marcharse en base a un plan de reducción del campamento, sin la opción de resistir indefinidamente, como es voluntad del pueblo. Las votaciones, sin embargo, tuvieron que ir posponiéndose ante las quejas de personas y comisiones rebeldes.[12] Consultad detenidamente la cita nº12.
Todo parecen incansables esfuerzos por contener a una masa popular en el pacifismo, la no-acción, y forzar su vuelta a la rutina de la producción y el consumo. Es claro lo que, tras un atento análisis de las cosas, concluye, de todo este movimiento, un auténtico revolucionario. Este movimiento nuevo se está gestando, no está orientado ideológicamente y presenta muchas contradicciones internas, pero, a la larga, no podrán seguir controlándolo, y es entonces cuando empezarán los desalojos de verdad y las noticias de supuestas infiltraciones "antisistema" que justifican la represión policial. El pueblo ha de tomar este movimiento para conducirlo a la revolución social, que es imposible sin unos
fundamentos básicos, aún inexistentes en el 15M. La lucha revolucionaria se centra ahora, pues, es la consecución de estos objetivos:
1) El cambio hacia un discurso de clase en el movimiento ("no somos ciudadanos indignados, somos explotados que se rebelan por la abolición de las clases sociales").
2) La creación de un contrapoder popular que deslegitime las instituciones dictatoriales del Estado español: una red de asambleas locales, libremente organizadas, cuyo objetivo sea la destrucción del sistema capitalista y su régimen de control social y propiedad privada para construir una sociedad horizontal, sin líderes ni jerarquías, en laque se respete la autonomía y la autogestión de los pueblos y territorios. Esto es imposible sin la huelga general indefinida.
AUGUSTO PELUSITA
1. http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/17536
2. http://www.democraciarealya.es/?page_id=88
3. http://boltxe.info/?p=32961%2F
4.
http://www.kaosenlared.net/noticia/indignado-punset-discursos-coincidentes-globalistas
5.
http://www.eduardpunset.es/11280/general/no-tiene-sentido-que-cada-pais-vaya-a-su-bola/
6.
http://www-org.cadenaser.com/espana/articulo/punset-indignados-pareis/csrcsrpor/20110525csrcsrnac_21/Tes
7. http://www.kaosenlared.net/noticia/las-revoluciones-gente-comun
8.
http://www.lavanguardia.com/noticias/20110530/54162716915/democracia-real-ya-prepara-una-manifestacion-mundial-para-el-15-de-octubre.html
9.
http://antimperialista.blogia.com/2011/052901-la-refundacion-del-capitalismo.-similitudes-entre-el-movimiento-15-m-el-anarcoca.php/
10. http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/421156/index.php
11. http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/422833/index.php
12.
http://www.kaosenlared.net/noticia/sol-nos-quedamos-victoria-popular-ante-amenazas-gobierno-manipulacion-