Respuesta de Leóns

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

Hegel, en algún lugar de su "Fenomenología del Espíritu" decía algo así: el desarrollo de la cosa no está en su resultado sino en su devenir. Y es que efectivamente, las cosas no vienen al mundo como quisiéramos que fueran, es decir, como su idea realizada y acabada como pueda representarse en nuestro pensamiento previamente. Las cosas y las fuerzas que se desarrollan en la naturaleza y en la sociedad no vienen pues terminadas de una vez para siempre sino a través de su desarrollo, o como ustedes mismos lo señalaron cuando comentaron un artículo mío publicado recientemente en vuestra pagina-web, y sea dicho de paso que agradezco, expresando que: "por otro lado las luchas del proletariado no son "puras" ni nacen al mundo perfectamente acabadas y con la consciencia clara de sus "objetivos últimos", esa visión es absolutamente idealista y nociva para la comprensión materialista e histórica de la lucha de clases". En este punto, como verán, estamos pues completamente de acuerdo.

 

Ahora bien, quería hacer una pequeña aclaración respecto a cuando dicen: "queremos hacer un matiz pues dada su necesaria brevedad nos parece que cuando se mencionan las diversas luchas del proletariado puede darse una injusta impresión de su carácter, en el sentido de generar una sobreestimación de su significación". En este punto estamos también de acuerdo, ya que efectivamente se dio en el referido artículo la apariencia de una sobreestimación de aquellas luchas que ustedes caracterizan como "minúsculas" pero proletarias. Sin embargo, quería aclarar que cuando catalogue a estas luchas como formas a través de las cuales la clase obrera expresaba su voluntad "por sí misma", no me refería a que la clase había expresado su voluntad conscientemente por sí misma, sino más bien instintivamente por sí misma y digo instintiva porque la tendencia de estas luchas estaban enmarcadas en una perspectiva histórica, a pesar de que de ello quiza no estuviesen conscientes los propios trabajadores, de manera general, que lucharon. Si dije pues que dichas luchas obreras eran la expresión de su propia y genuina voluntad era para ponerlas en contraste marcado con aquellas que el capital y sus esbirros orquestan cada vez que se llaman a las urnas "democráticas".

 

Ahora también, y en relación al punto anterior, cuando decís que: "creemos que el sentido es correcto pues es verdad que el proletariado cuando lucha armado de su solidaridad, unidad y consciencia, se expresa como clase autónoma". No creo que las luchas y/o huelgas que cité en el referido artículo, tales como las huelgas en Tekel (Turquía) o en Chala (Perú), deberian ser consideradas de manera general como conscientes (a pesar de las excepciones), y, para en base a esa aseveración, decir que fueron autónomas. Sino más bien, en cuanto a mi respecta, creo que dichas expresiones "minusculas" fueron espontaneas al igual que las de Grecia como lo enfatice en dicho artículo. Y que para determinar una expresión de lucha de proletarios como autónoma (en su sentido histórico y revolucionario) no deberia de venir de haberla catalogado previamente de consciente, sino mas bien, que la autonomía de la clase en un sentido histórico debiese de ser encuadrada en una tendencia hacia la concientización general. La autonomía revolucionaria del proletariado, en una huelga por ejemplo, no precede pues a su consciencia (histórica) general, en dicha huelga por ejemplo, sino al contrario. Osea, lo que quiero decer es que: La autonomia de la clase en un sentido general precede a la consciencia. Pero si ello es así ¿Cómo determinar entonces la autonomía de la clase si no es por su consciencia? Pues por su tendencia hacia ella, por sus instintos de conscientizacion. ¿Pero entonces, cuándo dicha autonomía instintiva se trasforma en una autonomía consciente? Cuando precisamente las vanguardias de la clase dirijan esas expresiones de la clase que están comenzando a darse ya en todo el mundo y, con lo dichas expresiones se transformarían, se desarrollarían, en expresiones conscientemente autónomas de forma general.

 

Lo anterior es pues un pequeño comentario a modo de respuesta al suyo y, espero que lo vayan a tomar con reflexion, como yo tome el vuestro en el punto de haber dado la apariencia de sobreestimnar estas luchas "insignificantes" que ya comienzan a agitarse como colosos y gigantes "insignificantes" en todo el mundo.

 

 

Fraternalmente

 

Leóns