Asesinato de un joven obrero en Argentina

Versión para impresiónSend by email

Diferentes compañeros nos han hecho
llegar informaciones sobre el asesinato vil de un joven obrero de los
ferrocarriles en lucha, perpetrado por una banda armada de los Sindicatos,
conchabado con el Gobierno Kirchner que ha adoptado la táctica, como subraya
uno de los textos que publicamos a continuación, de subcontratar la represión a
las bandas sindicales -en la terminología argentina "patotas".

Hoy, mientras con su deceso,
Kirchner es elevado por todas las fuerzas políticas de la burguesía a la
categoría de "gran estadista", estos hechos nos proporcionan enseñanzas muy
clarificadoras:

1º El cinismo y la hipocresía
infinitas de los políticos democráticos que no dudan en poner en segundo plano
a las fuerzas represivas del Estado en el ejercicio de la represión contra las
luchas de la clase obrera. Subcontratan la represión en bandas armadas
sindicales. Conviene aclarar que no es ninguna novedad. En la Rusia
zarista, la policía "delegaba" tareas represivas contra los obreros y los
militantes revolucionarios en las Centurias Negras, bandas de criminales que
reagrupaban la escoria de la sociedad. Igualmente, en enero de 1919 frente a la
insurrección de los obreros berlineses, el Partido Socialdemócrata alemán, al
no poder contar con los soldados y hasta con un sector de la policía, organizó
los Cuerpos Francos, bandas armadas encargadas de reprimir a los obreros. En
esa inmundicia militaron muchos de los que luego serían jerarcas muy altos del
régimen nazi.

2º Los sindicatos muestran con esta
colaboración con el partido en el poder que son una organización del Estado que
participa en la represión de las luchas y que colabora descaradamente con las
fuerzas de represión.

3º La necesidad de la solidaridad
con las víctimas de la represión capitalista. Son compañeros que, más allá de
su militancia en tal o cual organización, han sido asesinados por las fuerzas
del Capital cuando estaban comprometidos en una lucha por intereses de clase.

Publicamos a continuación 3
documentos referidos a estos hechos: el primero es de un compañero simpatizante
de la CCI que está en proceso de reflexión sobre el trotskismo. El segundo es
de un grupo anarquista de Rosario -Argentina- y el tercero es de un documento
al que hace referencia el grupo anterior.

Más allá de las matizaciones que
podamos hacer sobre algunas apreciaciones políticas, publicamos estos
documentos por la información que proporcionan y el compromiso con la lucha de
clases que expresan.

Carta de un simpatizante de la
CCI

En el mediodía
del miércoles 20 de octubre, la emboscada criminal de una patota sindical
terminó con la vida de Mariano Ferreyra, militante trotskista del Partido
Obrero.
Otra compañera del PO, Elsa Rodríguez, y varios trabajadores ferroviarios
siguen internados en grave estado.

Las balas
asesinas defendían el negociado infame de la tercerización, que une a los
empresarios amigos del gobierno de los Kirchner, y al sindicato de la Unión
Ferroviaria.
Con el dinero de los subsidios, los concesionarios del tren, pagan contratos
millonarios a "empresas" que les pertenecen a ellos mismos.

El
sindicato del dirigente "Pedraza" es comisionista de este
negocio.
"Habrá que encontrar a los
responsables
", dijo la Presidenta, luego de dedicar el acto en Parque
Norte a la falta de sabor de las frutillas grandes -siete horas después de los
asesinatos.
Pero los testimonios y videos acusan a la patota ferroviaria sin sombra de
dudas.
Esos mismos videos testimonian que la policía liberó la zona donde la patota
ejecutó su emboscada.

"Habrá que investigar", dijo el
gobierno que reivindica a la Juventud Sindical Peronista, el brazo armado
sindical en los años ‘70.

El gobierno
reiteró que "no reprime",
pero ¿no estamos acaso ante la tercerización de la represión por medio de
patotas, como ya ocurrió en el Hospital Francés, o como pasa en el metro
de Buenos Aires por parte del sindicato de la UTA (Unión tranviarios del
automotor)?

Mariano
militaba desde los catorce años; quería su puesto en la clase obrera con su
oficio de tornero, pero, sobre todo, desarrollando las organizaciones de la
juventud; se puso a luchar codo a codo por la organización obrera sobre bases
clasistas, nada menos que en la ciudad de Avellaneda.

Mariano es
el mejor ejemplar humano de la juventud que se pone de pie en el mundo entero.
Todos los luchadores conscientes somos Mariano.

¡Asesinos!

Como si no
les bastará con vivir de la sangre y el sudor de los trabajadores, un muerto y
heridos graves es el saldo de la acción de una patota sindical, esta vez de la
Unión Ferroviaria, con barrabravas incluidos. Mariano Ferreyra asesinado de un
balazo y Elsa Rodríguez, con un tiro en la cabeza se debate entre la vida y la
muerte, entre otros manifestantes heridos.

Amparados
por la Policía Federal y el gobierno de turno, que seguramente nos vendrán a
decir que unirán fuerzas "para encontrar al culpable", es decir algún
chivo expiatorio para lavarse la cara y seguir para que todo siga igual, esa fue
siempre su política, ¡eso es la política!

Por si hacía
falta, el Miércoles 20 de Octubre de 2010 en Buenos Aires queda expuesto lo que
es este entramado de muerte que llaman sociedad, el mismo que asesina por
"gatillo fácil" en los barrios, el mismo que permite y alienta la
trata de personas, el mismo que mata de hambre y de desesperación, y rápida o
lentamente en los trabajos.
Estos sucesos no son extraordinarios, ni la demencia de algún personaje
sindical, politiquero o policial, estas son las consecuencias lógicas de este
sistema que atenta contra la vida: asesinando a Mariano, o hace años a Dario y
a Maxi, a Carlos Fuentealba y todos los "sin nombre" que mueren día a día, como
el albañil aplastado por una pared en la zona sur de Rosario este mismo Miércoles.

Estamos cada
vez más empujados a escoger entre seguir con esta inmundicia o luchar para
cambiarlo todo.

Grupo Anarquistas Rosario, Octubre de 2010.
www.grupoanarquistasrosario.blogspot.com

* * *

Manifestación
en Rosario, este Jueves a las 17 hs desde Plaza San Martín a Plaza 25
de Mayo
----------------------------------------------------------------------------------

Adjuntamos tambien el comunicado de Correpi:
MARIANO FERREYRA,
ASESINADO POR LA REPRESIÓN "TERCERIZADA" DEL GOBIERNO DE LOS KIRCHNER

MARIANO FERREYRA, ASESINADO POR LA REPRESIÓN "TERCERIZADA" DEL GOBIERNO DE LOS KIRCHNER
Así como los empresarios usan la tercerización del trabajo para profundizar la
explotación, el gobierno terceriza la represión, para hacerla más eficaz y con
menos costo político que cuando directamente manda sus policías y gendarmes.

Las
balas de la patota de la Unión Ferroviaria se descargaron sobre los
trabajadores ferroviarios tercerizados, movilizados en reclamo por su
reincorporación, mientras la policía liberaba la zona para que la fuerza de
choque de la burocracia sindical operara con total seguridad, y con las
espaldas bien cubiertas.
Varios compañeros resultaron heridos. Mariano Ferreyra, estudiante de 23 años
del CBC de Avellaneda y militante del Partido Obrero, recibió un disparo en el
abdomen que causó su muerte. Otro proyectil impactó en la nuca de Elsa
Rodríguez, de 56 años de edad, también militante del PO. La compañera, en
gravísimo estado, lucha por su vida en el Hospital Argerich.

Así
como los empresarios usan la tercerización del trabajo para profundizar la
explotación, el gobierno terceriza la represión, para hacerla más eficaz y con
menos costo político que cuando directamente manda sus policías y gendarmes.
Desde 2003, hemos visto con frecuencia creciente cómo el gobierno peronista de
los Kirchner delega la represión en patotas de la burocracia sindical para
amedrentar a los trabajadores. Como con los docentes, los estudiantes, los
trabajadores del subte, del hospital Francés y del Garrahan, por poner unos
pocos ejemplos, esta modalidad represiva permite al gobierno "lavarse las
manos", porque no es el aparato represivo formal el que ataca a los
trabajadores, y también sirve para deslegitimar las luchas, con el aporte de
los medios que titulan "interna entre gremios".
Así, con la intervención mancomunada de las empresas, la burocracia sindical y
el gobierno, siguen queriendo disciplinar a los trabajadores organizados.
Con el asesinato de Mariano, suman siete los muertos por la represión en
marchas o manifestaciones durante el gobierno de los Kirchner. Mariano Ferreyra
suma su nombre a la lista que se iniciara en Jujuy, durante una movilización
contra la tortura, con Luis Cuéllar, en 2003, y que continuó con Carlos
Fuentealba (docente, Neuquén, 2007); Juan Carlos Erazo (trabajador del ajo,
Mendoza, 2008), Facundo Vargas (Talar de Pacheco, 2010), Nicolás Carrasco y
Sergio Cárdenas (Bariloche, 2010), los tres últimos en manifestaciones contra
el gatillo fácil policial.
Sin olvidar que, con otra variante represiva, la que se descarga de modo
preventivo sobre la clase trabajadora no organizada, a través del gatillo fácil
y la tortura, nos matan un joven por día.

CORREPI
convoca a movilizarnos repudio de este nuevo asesinato, marchando desde
Corrientes y Callao a Plaza de Mayo hoy a las 17:00.

¡CONTRA
LA REPRESIÓN, ORGANIZACIÓN Y LUCHA!

Situación nacional: