Derrame Petrolero en el Golfo de México, Consecuencia de la Dictadura del Lucro, Responsabilidad del Capitalismo destructor

Versión para impresiónEnviar por email

Compartimos la profunda indignación que se expresa en el texto ante la enormidad del desastre y el cinismo de la burguesía mundial. La evaluación final es que se derramaron 500 millones de barriles de petróleo, es decir, estamos ante el mayor derrame de petróleo en la historia y cuyas consecuencia han sido minimizadas por todos los medios de comunicación. Estamos ante una catástrofe ambiental indecible, esto es un claro ejemplo de cómo del capitalismo nos hunde en la barbarie y la destrucción...Sin embargo, esta noticia aparece junto a "otras" como si un resultado de una partido de fútbol tuviera el mismo nivel de importancia que esta tragedia colosal. Así es como los medios de la burguesía ocultan la barbarie a la que nos lleva este sistema de explotación del trabajo asalariado donde se produce para la ganancia y no para satisfacer necesidades humanas, idea que el texto desarrolla con justeza y que compartimos completamente.

En su afán de ganancia, el capitalismo "ahorra" en aquello que es "prescindible". Para nadie es un secreto que el mantenimiento y la seguridad son renglones que la crisis arrincona en un mínimo o simplemente los anula. Ejemplos de ello se multiplican sin cesar: accidentes laborales, aéreos, inundaciones de ciudades, etc. Es muy probable que la causa de este derrame se encuentre en esos "ahorros" de capitalismo en seguridad y mantenimiento. Este derrame no es una cuestión de "mala suerte" sino una clara expresión de que la supervivencia del capitalismo nos lleva en línea directa a la aniquilación del planeta y de la humanidad. Esa verdad es ocultada y la destitución de algún jefe servirá de "chivo espiratorio" y se culpará a individuos y así se esconderá la realidad; la realidad de un sistema en decadencia y descomposición que arrastra a la humanidad en su hundimiento. Desempleo, guerra y destrucción del medio ambiente, tres problemas que nos presentan siempre sin conexión pero que tienen la misma raíz: la supervivencia de este sistema decadente.

Es verdad que tenemos desacuerdos sobre las causas de la guerra en Irak, que el compañero atribuye a la lucha por el control del petróleo; podemos también diferir sobre cómo será la llamada la sociedad futura ("comunismo anarquista" o comunidad humana...). Sin embargo, lo central es la denuncia sin concesiones del capitalismo en su conjunto y la necesidad de luchar juntos para acabar con este sistema de explotación que nos conduce a la destrucción pura y simple. Este texto es un esfuerzo que se inscribe en ese sentido y por lo cual apoyamos, publicamos y compartimos plenamente.

 

RM (CCI)

 

 

Derrame Petrolero en el Golfo de México, Consecuencia de la Dictadura del Lucro, Responsabilidad del Capitalismo destructor

El 20 de abril del 2010 una explosión sacudió las entrañas de la tierra, un accidente de magnitudes sin precedentes se vislumbraba, la plataforma petrolera perteneciente a la British Petroleum ubicada en el Golfo de México explotaba derramando miles de litros del líquido se calculan 1,000 barriles del crudo por día, las pérdidas son desastrosas, miles de millones de dólares, hay trabajadores muertos, miles de plantas y animales mueren, es una desastre ecológica, el crudo avanza como una mancha voráz a través de los mares aniquilando todo lo que a su marcha se atraviese, desde las costas de Lousiana hasta el sur de Florida es conocida la imagen de las aves y demás animales cubiertos por petróleo, es una desastre ecológica, es un ecocidio!!!
Pero sin embargo todo esto es natural. No mal interpretemos, no es que así deban de suceder las cosas basándonos en el orden natural de la tierra, sino todo lo contrario, la muerte y destrucción de nosotros y nuestro entorno es natural bajo el Capitalismo.

La dictadura del lucro a la que se ve sometido el curso de la humanidad y de la tierra, tiene consecuencias desastrosas, la necesidad de la burguesía capitalista de incrementar sus ganancias, implica la explotación desenfrenada e irracional de los recursos naturales y de los seres humanos y, el petróleo, el llamado oro negro, es uno de los negocios más redituables para los bolsillos de las burguesías nacionales e internacionales.

La Invasión y guerra de Irak demuestra precisamente la destrucción que el sistema capitalista necesita para generar ganancia al puñado de personas que se encuentran en la cima de la sociedad de clases. Para el capitalismo la muerte siempre se traduce en dinero, sin embargo se pueden dar tropiezos en la carrera por el poder, y hoy las pérdidas son desastrosas no solo para el presidente de la British Petroleum, Carl-Henric Svanger y su camarilla sino para la humanidad en general.

Según el diario estadounidense New York Times la plataforma Deep Water Horizon de la British Petroleum testificó el 20 de julio que tenía una fuga en un dispositivo de seguridad días antes de la explosión en la plataforma, sin embargo la extracción continuó . Es claro, ¡¡lucro ante todo!! No nos asustemos, así son las cosas, así es el capitalismo y no solamente lo decimos nosotros, sino los mismos gestores de este irracional sistema de muerte (que siempre acabaran maquillando), cuando el mismo consejero delegado de la British Petroleum Tony Hayward que ya ha sido removido de su cargo fue acusado por el Congreso de los Estados Unidos por dirigir una empresa en la que prima la rentabilidad sobre la seguridad, tomando ahora las riendas el mismísimo presidente de la BP, que llega como salvador del desastre del cual es responsable pero mostrando su compromiso como empresa responsable, convirtiendo esta cuestión en un mero asunto de reputación .

Sin embargo, a pesar de todo el gobierno de Barak Obama aprobó recientemente la apertura de nuevas perforaciones, para explotar nuevos pozos de petróleo submarinos.

Está claro, la única forma de acabar con esta atroz destrucción es acabar con el capitalismo, mediante una Revolución Social Comunista y libertaria, que no deje de lado la perspectiva ecológica, construyendo una comunidad humana en la que el rumbo del mundo no gire en torno a las necesidades del mercado y la ganancia sino más bien las necesidades de la Humanidad apegadas al mismo curso de la naturaleza.

No queda de otra: ¡¡Luchemos por la Anarquía o marchemos hacia la Barbarie!!

Contra todo este sistema, de opresión, explotación, dominación y destrucción desenfrenada, ¡¡Muerte al Estado y al Capitalismo!!

Por la libertad y unidad del Humano con su Tierra Natural, en un mundo sin clases sociales ¡¡Que viva el Comunismo Anarquista!!