HAITI: REVUELTA CONTRA EL HAMBRE PROVOCADA POR LA CRISIS CAPITALISTA

Versión para impresiónEnviar por email

Desde el verano de 2007, el capitalismo ha entrado en una fase de recesión cada vez más clara. Una de las manifestaciones de esta nueva agravación de la crisis es el estallido de la inflación que afecta a los productos más básicos. El pan, la leche, el arroz y otros artículos de primera necesidad alcanzan precios cada vez más elevados.

Esta situación está colocando a millones de personas al borde del hambre. No lo decimos nosotros, lo dicen instituciones que defienden a ultranza el sistema capitalista: el Banco Mundial, el FMI y la FAO. El presidente del Banco Mundial «exhortó a que se tomen inmediatas medidas para enfrentar los crecientes precios de los alimentos, los cuales han causado hambre y violencia en varios países» (Agencias, 14-4-08), añadiendo que «al menos 33 países enfrentan protestas e inestabilidad debido a la carestía de la comida».  El secretario general de la FAO, Jacques Diouf, afirmó que «en los últimos nueve meses el precio de los alimentos ha subido 80 por ciento en promedio alrededor del mundo, y que hay escasez de arroz, maíz y trigo». Por su parte, el jefe del FMI, Dominique Strauss-Kahn, advirtió, el sábado, que «los crecientes precios de los alimentos podrían tener graves consecuencias para la gente en los países en desarrollo».

Frente a esta situación insoportable -que también está golpeando duramente a los trabajadores y a la población de los países llamados "ricos"- se han producido numerosas protestas, revueltas y huelgas, de las cuales llegan algunas noticias. En una Web de nombre semana.com, aparece un artículo titulado Planeta con hambre donde se lee: «El hambre ataca, y la gente se levanta. Hay protestas en Guinea, Marruecos, Mauritania, Mozambique, Níger y Senegal. En Camerún causan 40 muertos. En Haití, cuatro. En Costa de Marfil y Burkina Faso las manifestaciones se convierten en saqueos y violencia, mientras en Egipto siete personas mueren en peleas por recibir pan subsidiado. Uzbekistán, Yemen, Bolivia e Indonesia viven algo parecido. Los altos precios de la comida la han puesto fuera del alcance de millones, y la situación no hace más que agravarse».[1]

En Egipto, al triplicarse los precios del trigo, los servicios de pan subsidiado del gobierno se vieron totalmente desabastecidos lo que provocó protestas e incidentes en las colas del pan durante marzo de 2008, en abril los obreros de la empresa textil de Malhalla al Kubra -vanguardia de los movimientos obreros de 2006 y 2007[2]- lanzaron el 7 de abril un llamamiento a la huelga en todo el país y se manifestaron el 7 y el 8 siendo duramente reprimidos por la policía. En el norte de Egipto murieron dos personas, una de ellas un niño. Un obrero de la empresa textil antes citada que ha abierto un blog en inglés titulado  egyworkers.blogspot.com, declaraba: «Si no podemos parar hoy, pararemos mañana y si no la próxima semana. Los precios se han vuelto locos y nuestros hijos no pueden comer promesas».[3]

En este contexto mundial, en Haití «los alimentos básicos han triplicado su precio desde noviembre de 2007 aumentando dramáticamente los problemas de hambre, desnutrición y satisfacción de las necesidades elementales de la población»[4]

Un compañero del Núcleo de Discusión Internacionalista de República Dominicana nos ha enviado un mail urgente sobre los acontecimientos en Haití que reproducimos a continuación:

Los obreros haitianos, junto a las clases  explotadas de el país mas empobrecido -no el mas pobre- del continente Americano, cansados de la carestía y la intervención multiimperiaslista de las tropas de los señores Bush, Evo, Lula, Etc., tomaron por más de 5 días las calles de la capital haitiana, haciendo temblar a la burguesía de allí. En esta lucha los obreros haitianos, demostraron que para exigir las reivindicaciones, no hay que porque contar con las convocatorias de sindicatos, ni entidades pseudos revolucionarias, al servicio de  la burguesía, sino el decidido combate concienzudo y debatido de los obreros. La lucha que se libró en Puerto Príncipe fue tiroteada por las fuerzas interventoras del MINUSTAH, las cuales cumplieron con su papel de perros de presas de las clases explotadoras

No permitiendo que la movilización de obreros que iban  a tomar el palacio presidencial haitiano.

Esta movilización de obreros y explotados haitianos obligó al gobierno de Preval, a rebajar los precios de los artículos de primera necesidad y la rebaja de los salarios funcionarios gubernamentales[5].

Esta lucha debió encontrar frontera solidaria en los obreros de todo el mundo, principalmente de los dominicanos, que comparten el mismo sistema de explotación, en una misma isla la cual la burguesía ha logrando dividir con el ropaje de la defensa a la patria, independencia y la cultura,

INTERNACIONALIZEMOS LA LUCHA DE TODOS  LOS OBREROS

PROLETARIOS DE TODOS LOS PAISES UNIOS

Firmado: Vladimir

Saludamos con calor la nota del compañero. Los hechos que hemos podido recopilar muestran la amplitud de la revuelta. Esta comenzó el 3 de abril donde «De forma espontánea, la población de Cayes (Sur) salió por las calles para protestar contra la subida vertiginosa de los precios de los productos de la canasta básica, contra el "hambre" que la afecta y la política del gobierno que los manifestantes describieron como "ácido de batería" que corta las tripas de la gente. Los mismos bloquearon las calles quemando gomas, rompieron un sinnúmero de caros, saquearon almacenes de productos alimentarios incluso el buró de la MINUSTAH fue atacado por los manifestantes donde encendieron dos vehículos»[6]

«Al intentar relacionar las manifestaciones contra el alto coste de la vida en  Cayes con el sector de la droga, el jefe de gobierno provoca aun más la ira de otras regiones y comunidades. Así el día 4 de abril, en Cayes (Sur) Gonaives (Artibonite), Jeremie (Grand-Anse) donde hubo 3 heridos y 5 interpelados por la policía, Petit- Goave (Oeste) la población manifestó, exigiendo la salida del gobierno por incapacidad de dar respuestas adecuadas a sus demandas, encendieron un puesto de control de la MINUSTAH»

El 7 de abril hay una huelga improvisada que afecta a todo el transporte de la capital, Puerto Príncipe. Surgen manifestaciones por todas partes. Un manifestante declara: «No podemos mas con esta situación, bloqueamos las calles hasta que nos escuchen y den respuestas positivas a nuestras demandas».

Manifestantes de todos los barrios pobres de la capital confluyeron hacia el palacio presidencial donde llamaron « al presidente Preval para estar al frente de la manifestación como lo prometió en uno de sus discursos. "Pero no apareció",  dijo un manifestante, y continuó "su gobierno debe partir al igual que la MINUSTAH"». Los estudiantes se unieron a las protestas.

El 8 de abril, las manifestaciones se suceden y en los intentos de alcanzar el palacio presidencial las fuerzas de la MINUSTAH disparan contra los manifestantes produciéndose según las diversas fuentes entre 5 y 8 muertos. Parece claramente confirmado que el contingente uruguayo -enviado por el presidente de "izquierdas" Tabaré Vázquez- es el culpable de la muerte de 3 manifestantes.

En su nota, el compañero habla muy justamente del repudio a las tropas de la MINUSTAH que supuestamente están en misión de paz y de "garantía de los derechos humanos". Esto es una vil falacia pues esas tropas se comportan como fuerzas de ocupación. « La propia MINUSTAH ha tenido que repatriar recientemente a 114 soldados de Sri Lanka por encontrarlos culpables de abuso sexual y violaciones de mujeres y niñas en varias regiones del país». Dos expresiones de la barbarie capitalista se han reunido en Haití motivando las protestas: por un lado, la amenaza del hambre; por el otro, la guerra imperialista cuya presencia se manifiesta con el conglomerado multinacional de la MINUSTAH.

Las revueltas de Haití no podemos verlas de forma aislada sino en el contexto de la aceleración de la crisis capitalista con la explosión de una de sus consecuencias: la inflación. El propio Banco Mundial ha declarado que los precios de los alimentos van a seguir subiendo hasta 2015 reconociendo que un objetivo que se había dado -reducir el hambre para ese año- no va a ser alcanzado.

Pero hay otro aspecto que debe resaltarse: la amplitud de las protestas contra esta escalada. El mismo día 7 de abril mientras las manifestaciones se sucedían en Puerto Príncipe, los obreros egipcios salían a la calle en El Cairo y otras ciudades. Las actitudes de resignación y sumisión, de aceptación pasiva del sufrimiento, van dando paso a una postura de rebelión. En ese sentido cobra toda su importancia el llamamiento que hace el compañero al final de su nota: INTERNACIONALICEMOS LA LUCHA DE TODOS LOS OBREROS. Frente al crecimiento de la miseria mundial hemos de oponer la lucha unida y solidaria del proletariado mundial.

CCI 15-4-08


[1] http://www.semana.com/wf_InfoArticulo.aspx?idArt=110991

[2] Ver nuestros artículos Luchas en Egipto: una expresión de la combatividad y la solidaridad obreras http://es.internationalism.org/ap/2007/178_egipto y Egipto: el germen de la huelga de masas http://es.internationalism.org/ap/2007/195_egipto

[3] Datos tomados de BBC Mundo: http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_7333000/7333656.stm

[4] Artículo Emergencia en Haití tomado de http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=32570

[5] Precisamos que se trata de funcionarios de alto rango con sueldos superiores a 750 USD a los que se les reduce el salario en un 10%

[6] Este y los siguientes testimonios han sido tomados de un artículo titulado Emergencia y solidaridad en Haití escrito por un haitiano (Oslaud Rosseau) y aparecido en http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=32570