Ola de huelgas en Perú: el Estado y los sindicatos contra los trabajadores

Versión para impresiónEnviar por email

Es necesario para el análisis de las recientes luchas obreras en este territorio, enmarcarlo dentro de la situación económica y política que hoy atraviesa Latinoamérica, dentro del Capitalismo mundial y del proceso de la Descomposición del mismo. En el plano económico, las clarinadas de victoria lanzadas por las burguesías de los países centrales y que anunciaban el "fin de la crisis" había entusiasmado a sus pares de la periferia. Pero la realidad les ha dado con un portazo en la cara y las aparentes perspectivas positivas de crecimiento han tenido que revisarse a la baja según las propias proyecciones del FMI. El crecimiento es, hasta en las economías "modelo" en América Latina, apenas de un digito, cuando no negativo.  En el marco político, asistimos a un viraje, a un retorno al poder de las facciones de derecha y "neoliberales" de la burguesia (Macri, Temer, Kuscinsky o el propio Moreno en Ecuador) en desmedro de la izquierda del capital, cuyos gobiernos se reducen ahora a Maduro y Morales.  Este retorno, por cierto, ha venido acompañado por una nueva ola de ataques a las condiciones de vida de la clase obrera: congelamiento de salarios, reformas laborales, recortes de pensiones entre otros ataques. La respuesta de los trabajadores han  sido una serie de huelgas y movilizaciones en Brasil, Argentina, Colombia y Perú protagonizadas principalmente por los trabajadores del sector de servicios tales como los maestros, empleados públicos, médicos, enfermeras. Estas luchas se han caracterizado por:

1) un férreo control sindical; y

2) los desbordes sin perspectivas.

En el primer caso, los sindicatos peronista-kishneristas (CTA, CGT, Suteba) se cuidaron muy bien de seguir la larga huelga de los maestros y ponerse a la cabeza para manejarla mejor. Lo mismo puede decirse de los maestros en el Perú con la huelga dirigida por los "Comités de los SUTE regionales" manejados por dirigentes maoístas y otros sectores izquierdistas(a la que se subieron por un rato los estalinistas de la CGTP-CUT) y que ahora pugnan por su reconocimiento por el Estado como el "auténtico sindicato" de los maestros del Perú.

En el segundo caso, las 3 huelgas generales en Brasil vieron una inmensa masa movilizada, sobre todo en Brasilia y Rio de Janeiro. En estas  irrumpieron los anarquistas del "Black Block" quemando edificios estatales y bancos. En ambas situaciones la politización, la autorganizaciòn  o la formación de asambleas de reflexión y abiertas a los demás sectores de la clase brillaron por su ausencia. Sin embargo, algunos atisbos de ruptura con la disciplina sindical se manifestaron, por ejemplo, en la huelga de los Médicos en Lima cuando varias bases se manifestaron en contra de levantar el paro luego de los acuerdos entre el sindicato y la ministra de salud. Por supuesto todo lo mencionado queda como tarea pendiente para nuestra clase en esta parte del planeta.

Debemos mencionar también que las permanentes tensiones que existe entre la burguesia fujimorista como facción de la oposición del gobierno de PPK, han intervenido en estas huelgas manipulando y utilizando a las dirigentes de los maestros en huelga para sus intereses políticos -Generando desestabilidad política y gubernamental-mostrando al actual gobierno como inútil e incapaz, complicando la intervención de la burguesia de turno en el gobierno y demostrando total desprecio por las luchas y reclamos de los maestros.

Esta disputa permanente por el poder y control político del Estado Burgués en el Perú entre las oposiciones Partidarias Burguesas y la Burguesia sentada en el poder (Fujimoristas-PPKcausas), se revuelca en el caos y en los conflictos de intereses permanentes acentúandose cada vez más y revelando con más claridad el verdadero rostro de estos parásitos sociales que chupan la sangre a la clase trabajadora y al conjunto de la sociedad. Llámense Apristas, Fujimoristas, PPKcausas o lo que sea, estas sabandijas solo están involucrados en sus propias luchas por sus intereses de clase, esto adornado con un alto nivel de corrupción involucra a cada político conocido y desconocido de la clase política Peruana y de muchas otras partes de esta región. En otras palabras, esta crisis de gobernabilidad, debilidad del Estado y caos político permanente es una muestra del desarrollo de la descomposición social en este País, que pone de relieve la incapacidad y las dificultades de la Burguesía peruana en realizar sus propias tareas como clase explotadora, hundiendo gradualmente a la clase trabajadora y al conjunto de la sociedad[1].

 

HUELGAS EN EL PERU.

Como decíamos, desde el gobierno de Kucsinsky (PPKcausas) se presumía de los avances económicos mostrando proyecciones   optimistas, pero la verdad es que el desempleo sigue en aumento y la precariedad laboral también. Mientras hablan de un estimado de crecimiento del 2.5% para fines del año (cuando la proyección era más de 4%) la inflación se devora los salarios de los trabajadores, lo  que los exegetas de la sacrosanta economía  le achacan al   fenómeno del niño costero, el escándalo de corrupción Odebrecht o la reforma tributaria. Sea cual sea la razón los trabajadores se llevan siempre la peor parte en medio de esta situación. Los precios de productos básicos de primera necesidad en los mercados se disparan de manera criminal (por las presiones de la ley de la oferta y la demanda y la ganancia) mientras los trabajadores tienen que hacer malabares con el magro salario recibido a fin de mes. Y la bomba estalló en junio con la movilización de los obreros mineros brutalmente reprimidos por los perros policiales. A ello se sumó la contundente huelga de los médicos seguido de las enfermeras y obstetras de los hospitales públicos. Finalmente, poco a poco, se plegaron los maestros, desafiando a los dirigentes del CEN-SUTEP que ya estaban conciliando con la Ministra de Educación, como es su costumbre. 

La ley magisterial, impuesta bestialmente por el gobierno del "izquierdista" O. Humala (con la complicidad del SUTEP en 2012) es un mecanismo de hostigamiento a los maestros; plantea evaluaciones a los maestros con la finalidad de expulsarlos, sin mayor contemplación. No considera los años de carrera, de servicio público, de estudios[2]. Este sector de la clase obrera en el Perú, siempre han sido de los mas relegados y despreciados por todos los gobiernos de turno; siempre mal pagados y maltratados por su tradición contestataria a los gobiernos de turno. Existe un interés de la burguesia de mantener siempre el status, siempre bajo los niveles de la educación estatal, un sistema educativo perfectamente aceitado para la formación ideológica de los átomos burgueses(los ciudadanos) y además  para facilitar la gestión de  ese servicio a los intereses privados del negocio. La imposición de esta ley es un ataque más a las condiciones de vida de los trabajadores, llevándolos cada vez más al abismo de la miseria y la precariedad.

 

Cuando la huelga se generalizó a casi todo el país, el  Ministerio de Educación empezó a aplicar sanciones y descuentos a todos los maestros en huelga que no quieran regresar a clases, esto como una medida terrorista que buscaba que los  desertasen de la huelga. Entonces tras los balazos, los gases, los garrotes y un sin número de humillaciones, la huelga continuó y es más se fortaleció.

El periodismo terrorista y mercenario una vez más contra los trabajadores:

Todos los medios de comunicación con sus ejércitos de periodistas bien pagados por sus amos se lanzaron a una brutal campaña de desprestigio contra las luchas de los médicos  y maestros amalgamándolos con grupos senderistas  infiltrados, (los maoístas de Movadef o Pukallacta) etc. La prensa se  ha encargado de montar toda una campaña contra los maestros más activos.

El Estado y los medios de comunicación vienen haciendo una fuerte campaña para hacer ver fantasmas o revivir muertos (diciendo que SL o MRTA[3]  siguen operando); esta campaña de pánico, terror y zozobra entre la población creada por los medios de comunicación y el Estado es un psicosocial que intenta desmovilizar a la clase trabajadora. 

Nos hablan de un Movadef, como el nuevo rostro legal del grupo terrorista Sendero Luminoso, supuesto grupo activo que pretende continuar con la violencia vivida en los 80’s. Mentiras que son derramadas a diario, por el organismo terrorista más antiguo de la historia: el Estado.  Los canales de televisión y la prensa en general-programas como Panorama, Cuarto Poder y otros de la misma calaña -se han dedicado a desprestigiar  a los maestros que luchan en las calles, tratando a los trabajadores del aula como "terroristas", "intransigentes" o "radicales" y por ello muchos reporteros y camarógrafos fueron rechazados o sacados a golpes por los maestros que se movilizaban por las calles de Lima.

El sindicalismo y los sindicatos, se denuncian solos:

Los sindicatos jugaron a dividir por sectores a los trabajadores en lucha, como siempre: las diversas huelgas que se suscitaron en todo el país jamás fueron  coordinadas, no existieron consignas de UNIDAD DE CLASE, cada gremio marchó por su lado, enarbolando y negociando con sus propios pliegos (médicos, maestros, mineros, enfermeras, obstetras, judiciales), en un total autodesconocimiento de que formamos una sola clase con intereses opuestos al Capital y su Estado.  

En la huelga magisterial se pudo observar esa miseria a la que nos tienen acostumbrados los sindicatos, sean de la forma o color que sean, siempre llevan a la clase obrera a callejones sin salida en sus luchas, anulando su capacidad de pensar y organizarse, a bloquear su proceso de desarrollar una conciencia política de clase, a  fin que las luchas tomen un cariz consciente y de masas. En la reciente huelga magisterial se ha podido ver las habituales traiciones a la clase obrera, que comete siempre el sindicalismo y sus dirigentes .Por ejemplo mientras que  algunos líderes sindicales se  sentaban con los congresistas para que fuesen  mediadores de las negociaciones con la Ministra  para llegar a un  un "acuerdo para levantar la huelga",   a esa misma hora el ministro de la represión  ordenaba a los  perros policiales  apalear a los trabajadores en la Av. Abancay. 

Pese a todo la solidaridad estuvo presente en estas luchas:

En medio de los diferentes ataques (del Estado, la prensa y los sindicatos) que sufren los maestros en medio de sus luchas, en más de 70 días se ha podido presenciar muestras de solidaridad de parte de muchos sectores de la población como grupos amplios de padres y madres de familia, estudiantes, trabajadores de otros gremios, que se sumaron a las concentraciones, marchas de protestas que se realizaron en Lima capital, así como en distintas provincias del país. La huelga ha sido a nivel nacional y fue asumido por la mayoría de maestros con la finalidad de desarrollar una huelga general. Muchos colegiales, estudiantes universitarios y algunos trabajadores que a título individual se han solidarizado y apoyado las marchas de protesta de los maestros.

Algunos elementos de diversos gremios y de la población en general se han desplazado al local de Fonavi ubicado en el centro de Lima, para hacer llegar alimentos no perecibles a maestros que han venido de algunas provincias junto a sus familias para participar de las jornadas de huelga y marchas de protesta realizadas en la ciudad capital, muchos de ellos siguen en Lima apoyando la huelga nacional.

Aunque estas muestras mínimas de solidaridad manifestadas en medio de esta lucha demuestran aun debilidad en la clase trabajadora, esto no quiere decir que haya perdido del todo el sentido por la vida como lo demuestra en esos momentos en el calor de sus luchas además tiene mucho por dar en sus próximos combates contra su enemigo histórico. Esta solidaridad que ha sido impulsada por su moral, fue espontanea, y no fue una solidaridad de clase propiamente, porque aun no puede autoreconocerse  como clase, esto debido a los bajos niveles de conciencia política en la que aun se encuentra, a nivel mundial. Hay que reconocer, sin embargo,  que en estas recientes huelgas hemos visto mucho rechazo, descontento y combatividad por parte de los trabajadores.

Pero como revolucionarios no podemos cerrar los ojos ante las debilidades que aún aquejan a la clase obrera. En la CCI estamos muy claros que:"El Manifiesto Comunista recuerda que el verdadero resultado de las luchas no es el éxito inmediato sino la unión cada vez más extensa de los obreros. La principal adquisición de la huelga es LA UNIDAD, LA CONCIENCIA, LA CAPACIDAD DE INICIATIVA Y DE ORGANIZACIÓN, LA SOLIDARIDAD..." [4]

Cuál es la perspectiva de las luchas presentes y futuras del Proletariado:

Existe una perspectiva diferente ante el actual escenario social de explotación de la clase obrera por el capitalismo. La respuesta es el proyecto histórico revolucionario de la que es portadora la clase trabajadora totalmente opuesta a la barbarie y explotación ocasionada por este sistema social inhumano. La situación presenciada en las luchas de los maestros y la de los otros gremios, solo nos demuestran que el proletariado debe reencontrarse consigo mismo y retomar sus instrumentos históricos de lucha (El apetito por la teoría, la solidaridad y confianza en sus fuerzas, la huelga de masas, la capacidad de extender sus luchas a nivel internacional, la generación de asambleas, etc.), en otras palabras que el proletariado marche hacia su conciencia y su reconexión con su vida y su perspectiva histórica, mediante la maduración de  clase, una visión diferente de la vida ante la actual barbarie del capitalismo. En esa tarea nos inscribimos.

Internacionalismo –sección en Perú de la Corriente Comunista Internacional

Setiembre 2017


[1] Ver nuestras Tesis sobre la Descomposición, http://es.internationalism.org/revista-internacional/200712/2123/la-descomposicion-fase-ultima-de-la-decadencia-del-capitalismo

[2] Un ataque de similares características tuvo lugar en México. Ver La evaluación universal en México: se agudiza la explotación sobre los maestros, https://es.internationalism.org/revolucion-mundial/201201/3297/la-evaluacion-universal-en-mexico-se-agudiza-la-explotacion-sobre-los

[3] Grupos terroristas, respectivamente nombrados Sendero Luminoso y Movimiento Revolucionario Tupac Amaru.

 

AdjuntoTamaño
final_maestros_1.pdf136.8 KB