Una sola fuerza contra el capitalismo

Versión para impresiónEnviar por email

Ante las inundaciones acontecidas en Perú debido al fenómeno del Niño tomamos posición insistiendo que la única fuerza contra los sufrimientos y destrucciones provocados por el capitalismo y sus desastres no es “Perú una sola fuerza” como ha proclamado en campaña mediática nacionalista el Estado peruano, sino la fuerza que tiene que construir el proletariado mundial.

Lluvias, huaycos[1], desbordes, inundaciones, desesperación, damnificados, enfermedades, miseria  y muerte, es el resultado de un Estado en emergencia, en crisis permanente. No se trata de una mala gestión de cualquier gobierno, se trata de un aparato incapaz de solucionar y satisfacer las necesidades de la sociedad en su conjunto. Esta situación es permanente y repetitiva en todo el planeta.

1) EL DESASTRE HA PUESTO AL DESNUDO LA CRISIS DEL ESTADO Y LA AGUDIZACIÒN DE LAS MANIFESTACIONES SOCIALES DE LA DESCOMPOSICION:

Recordemos que poco antes de estallar las inundaciones y huaycos, nos enterábamos que el Estado y los políticos de las diversas fracciones burguesas estaban inmersos en el escándalo de la corrupción y las coimas de Odebrecht y las otras empresas brasileras. Nadie se salvaba. Todos, políticos, empresarios y hasta deportistas están inmersos hasta las uñas en la increíble corrupción[2], en la fiesta de millones y mientras tanto,  IMPERABA  la NEGLIGENCIA de las autoridades que ya sabían desde enero  (quizás antes) que se venía un "Niño" colosalmente destructivo. Sin embargo alcaldes, gobernadores y políticos en general se han dedicado a impulsar obras faraónicas (Puentes de solidaridad, Metro de Lima, coliseos deportivos) en desmedro de la infraestructura de prevención[3].

Otras  manifestaciones de la descomposición se ha evidenciado claramente  en este desastre: el urbanismo desbocado, con una gran parte de la clase obrera  viviendo en asentamientos cerca de las zonas más peligrosas a donde han sido obligados a instalarse por la necesidad de un techo y "gracias" a los traficantes de terrenos entre los cuales se cuenta a las propias autoridades; por otro lado, la increíble precariedad de las viviendas  que han sido fácil pasto de los desbordes y aludes[4]. En suma, se desnudó la brutal  pobreza en que vive un tercio de la población  tirando al suelo el  miserable espejismo marketero  de "Perú, país del primer mundo al 2021" tan cacareado por la burguesía y sus plumíferos.

Así pues, en  esta etapa histórica de descomposición del sistema social, el Estado demuestra cada vez una mayor incapacidad, fragmentación y debilidad. Hemos presenciado aquí como los diferentes bandos políticos de la Burguesía corren como hienas atrás de sus presas, cada fracción de la Burguesía representado en cada partido político han salido cada uno por su lado, a  prestar ayuda con donaciones a diferentes zonas, donaciones que se traducirán después en voto popular; situación que demuestra la creciente indisciplina del personal político del Estado. Esta realidad no es únicamente peruana, sino que afecta con diferente intensidad a toda la burguesía mundial, como lo prueba el triunfo de Trump –un político aventurero y caótico- al frente de la primera potencia del mundo, USA[5]. Esto ya lo pusimos de relieve en las antes mencionadas Tesis sobre la Descomposición: “la falta de la menor perspectiva (si no es la de ir parcheando la economía) hacia la cual pueda movilizarse como clase, y cuando el proletariado no es todavía una amenaza de su supervivencia, lleva a la clase dominante, y en especial a su aparato político, a una tendencia a una indisciplina cada vez mayor y al sálvese quien pueda”.

2) LOS LLAMADOS A LA UNIDAD NACIONAL Y EL HUMANITARISMO VERSUS LA SOLIDARIDAD DE CLASE:

Frente  su ineptitud e incapacidad para afrontar el desastre la burguesia y su Estado ha hecho  llamados a la  caridad, al acopio de donaciones y campañas sentimentales con la complicidad de todos los medios de comunicación. El show  estuvo acompañado por supuesto con llamados a las víctimas a que asuman su suerte  con resignación, a esperar pasivamente la ayuda y a subordinarse a las instituciones tales como la iglesia y las fuerzas represivas (Policía y militares).A toda esa basura mediática le llaman "solidaridad". Falso. La verdadera solidaridad estuvo  entre los propios proletarios que  inundados hasta el cuello, sin luz ni agua hicieron frente a lo cual se impuso la autoayuda y el compartir lo poco que tenían para alimentarse y no esperar a las autoridades para rescatar ellos mismos a los heridos, niños, ancianos, etc. Como sucedió en algunas zonas de Tumbes, Trujillo y Huarmey. En estas zonas los pobladores mencionaron que no había llegado ayuda por parte del Estado hasta esos momentos. Pero los trabajadores no esperaron pasivamente sino que se unieron para protestar contra el Estado bloqueando los puentes y pistas colapsados, rodeando y tomando los camiones cisterna que se negaban a darles agua si no pagaban e incluso en algunos amagos de saqueo.

La solidaridad innata e instintiva de la clase trabajadora, es natural y siempre brota en estos momentos.

El negociado de las donaciones. Las compras de donaciones es el acto de mayor complicidad entre el Estado y las grandes empresas que se manifiestan en pleno desastre. Primero un incremento brutal de los precios de los pasajes en avión y una serie de productos de primera necesidad; por otro lado la escasez de algunos otros productos, como el agua embotellada. Es más que evidente saber quien se beneficiara en medio de la desgracia y sufrimiento de la población. Todo esto sin mencionar los exorbitantes incrementos de precios de otros productos de primera necesidad como el limón, el arroz o el pollo, que por cosas de la “furia de la naturaleza” nada se puede hacer para evitar los incrementos crueles impuestos por la ley de la oferta y la demanda.

3) LOS EFECTOS CADA VEZ MÁS DEVASTADORES DE LAS CATASTROFES "NATURALES":

Todo este desastre que nuestros hermanos de clase vienen sufriendo  en este territorio  ES CONSECUENCIA DEL SISTEMA DE PRODUCCION CAPITALISTA,DEL AFAN DESMEDIDO DE GANANCIAS POR LA BURGUESIA Y DE LA INDOLENCIA  DE ESTA CLASE SOCIAL DE EXPLOTADORES A QUIENES  LES IMPORTA UN RABANO  EL PRESENTE Y EL FUTURO DEL PLANETA Y DE LA PROPIA ESPECIE HUMANA. Esta es la verdad que se oculta a los trabajadores y la prensa burguesa echa la culpa a "la furia de la naturaleza" o "la mano del hombre" todos puros eufemismos para ocultar al verdadero culpable de la catástrofe ambiental que ya amenaza con extenderse a nivel planetario como afirman las propias Ongs y otros centros de investigación. Es el Capitalismo y su descomposición actual las causantes del Calentamiento global, de la destrucción y/o contaminación de bosques, ríos, aire, de la desaparición de centenares de especies, de la agudización de huracanes y tornados y por supuesto de  la aparición del Fenómenos del Niño cada vez más brutales y destructores. El medio ambiente está siendo degradado a cotas increíbles nunca antes vista y no será de la burguesía y sus Estados del que debemos esperar solución a esta desgracia por más reuniones COP y tratados que firmen pero jamás cumplen. La salvación del planeta y el fin del sufrimiento del proletariado solo provendrá de los propios trabajadores, de la revolución comunista.

¿ANTE TODO ESTE DESASTRE AMBIENTAL Y SOCIAL, CUAL ES LA PERSPECTIVA?

¿Existe una perspectiva diferente ante el actual desastre ambiental ocasionado por el capitalismo? Si. La respuesta es el proyecto histórico revolucionario de la que es portadora la clase trabajadora totalmente antagónica a la barbarie y la explotación ocasionada por el capitalismo.

Ahora en el actual panorama que vive esta región de desastre natural ocasionado por el capitalismo, la manifestación de la clase trabajadora que está saliendo desesperada a cubrir sus necesidades denunciando los abusos y expresando su natural solidaridad. Pone al proletariado ante la disyuntiva de seguir manteniendo el régimen del sistema actual de barbarie y explotación ó toma el otro camino, el camino en que el proletariado se reencuentre consigo mismo y retome sus instrumentos históricos de lucha (El apetito por la teoría, la solidaridad y confianza en sus fuerzas, la huelga de masas, la capacidad de extender sus luchas a nivel internacional,  la generación de las asambleas, etc.),  en otras palabras que el proletariado marche hacia su repolitización de sus luchas, retomando su vida y su perspectiva histórica, mediante la maduración de su conciencia y su re conexión con su organización que ella misma sabe segregar. Solo así tendremos una perspectiva diferente de vida ante la actual barbarie que estamos viviendo en el capitalismo.

Internacionalismo - perú

Marzo 2017


[1] Huayco: término inca que significa aluvión que se desprende de las montañas provocado por las lluvias.

[2] La corrupción es una lacra crónica del capitalismo mundial en todos los países, en las Tesis sobre la Descomposición, escritas hace casi 30 años denunciábamos “la increíble corrupción que está aumentando, prosperando en los aparatos políticos, la oleada de escándalos en la mayoría de los países, como en Japón, donde resulta cada día más difícil distinguir aparato de gobierno y hampa gansteril”. Ver http://es.internationalism.org/revista-internacional/200712/2123/la-descomposicion-fase-ultima-de-la-decadencia-del-capitalismo

[3] Como dijo un funcionario de vivienda por TV:"la prevención no da votos, no vende”.

[4] 4 millones de viviendas están ubicadas en zonas de riesgo

 

AdjuntoTamaño
toma-de-posicion-ante-los-acontecimientos.pdf63.63 KB